14 marzo, 2011

LA TRAGEDIA DEL TERREMOTO DE SENDAI, JAPÓN

El pueblo de Minamisanriku bajo el agua. Fuente The Independent.

- “Ha habido un terremoto cerca de Tokio” me dijo mi jefe el pasado viernes.
- “Sí, ya lo sé”, le respondí. “Hace dos días hubo un terremoto grado 7”
- “No”, me replicó. “Ha habido otro terremoto mucho más fuerte, cerca de Sendai, hace pocos minutos”.
Y quedamos perplejos al ver imágenes del aeropuerto de Sendai completamente inundado.



Y es que aunque parezca extraño, a pesar de vivir a 500 km del epicentro, en Kioto no sentimos nada, y nos enteramos como la mayoría de ustedes, por internet.
A los pocos minutos, mi angustiada esposa me llamó desde el otro lado del mundo por Skype, ya que los teléfonos no funcionaban. Como sismóloga, ella había recibido una alerta del USGS.
- “Hay una gran falla inestable en esa zona. Se esperaba un sismo grande, pero no se sabía cuando iba a suceder”.
En las próximas horas el mundo se estremeció con las terribles imágenes de este mega-terremoto grado 9.0 y de los devastadores tsunami que arrasaban poblaciones enteras en las costas de que afecto las costas de Fukushima, Miyagi e Iwate.



Vale recalcar que Japón aprendió de sus desgracias pasadas, particularmente en el terremoto de Kobe en 1995 (7.2 grados Richter), y gracias a ello los edificios han resistido relativamente bien, a pesar de que el terremoto del viernes fue 500 veces más fuerte. Eso se debe a las estrictas regulaciones antisísmicas que se siguen en la construcción de edificios.
Pero para lo que nadie estaba preparado era la fuerza de los maremotos. El fin de semana nos ha ido mostrando cada vez más la magnitud del horror de esta tragedia, que según algunas fuentes sobrepasarían los 10,000.

Dos impresionantes vistas de Sendai antes y después del maremoto. Fuente The New York Times

Mientras tanto, la tragedia no da tregua. Tras las numerosas y fuertes réplicas han seguido explosiones en las centrales nucleares en Fukushima. En Tokio hay racionamiento de energía y transporte, y todo esto ocurre a finales de invierno, cuando las temperaturas en el norte de Japón pueden llegar a 0 grados. Me apena pensar en aquellos que lo han perdido todo, y que tienen que sobrevivir en el frío de la noche. Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, hay una alerta de otro tsunami de 3 metros que se aproxima a las costas de Fukushima, Iwate y Aomori

Explosión en el reactor nuclear de Fukushima. Fuente: Alerta News.

¿Qué lección podemos aprender de ello los planificadores y arquitectos? Definitivamente, la prevención. En Japón existen, por ley, espacios libres y refugios a donde la gente puede acudir en estos casos, además de sistemas de alarma que alertan a la población hasta 1 minuto antes de producirse el sismo. Pero más allá de eso, la sociedad japonesa es un ejemplo de solidaridad. No se ha reportado un solo saqueo, no hay demandas por agua o alimentos. Nadie es aquí antes que los demás, todos hacen fuerza para procurar el bien común ante la desgracia, exactamente como cuando sucedió después de la guerra mundial.

¡Fuerza, Japón! Eres un país que siempre ha sido más grande que sus desgracias.


PD. Agradezco a los mensajes de lectores y amigos preguntando por mi situación tras el terremoto. Muchas gracias por su consideración.

17 comentarios:

Pilar Vidal Clavería dijo...

Un saludo Carlos,

Las imágenes dsde elJapón se suceden, me duelen y me producen gran tristeza, remontar desde la fuerza es lo que se espera y desea para todas estas personas que demuestran tal entereza ante todo lo que les está sucediendo.

Me alegra que te encuentres bien, un abrazo desde Barcelona

Leire dijo...

Hola Carlos

me sumo a la tristeza y preocupación por lo que esá sucediendo en Japón.Desde aquí -en Bilbao- lo estamos siguiendo para ver qué tal les va. Poco podemos hacer para ayudarles pero dice mucho del pueblo japonés que no haya habido saqueos y sean solidarios. Me alegro que usted y su mujer estén bien.

Saludos

maría Pilar

M dijo...

Me alegro de que al menos en esa zona las cosas estén más tranquilas. Parece ser que la tragedia nuclear no va a ocurrir, o al menos todo indica que se quedará en un gran susto, a pesar de la información que ofrecen los periódicos, no totalmente veraz. Los expertos creen que la cosa no pasará de un grave problema económico y energético (que no es poco).
Me maravilla la cultura y la sociedad japonesa por lo mismo que dices: ni un solo saqueo, ninguna mafia controlando el abastecimiento (recordemos la tragedia de Italia, no tan lejana)...
Una pregunta desde la arquitectura: ¿Sigue en pie la mediateca de Sendai? Espero que no se endienda como una frivolidad... Un saludo, gracias por la crónica

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias amigos por sus palabras. Espero que las cosas mejoren, aunque hay mucha preocupación ya que anoche explotó un cuarto reactor y hay peligro de derrame nuclear.
M, no es ninguna frivolidad, ya que se trata de una obra maestra y símbolo de Sendai.
Afortunadamente pese al fuerte remezón la Mediateca ha resistido bien.
http://www.youtube.com/watch?v=heh5ITmYbRs
Un abrazo

M dijo...

Ya vemos desde aquí que las cosas están empeorando... quería creer a los técnicos que en principio estaban seguros pero no todo puede ser previsto; esperemos que no vaya a más. Saludos.

miss.kar dijo...

Carlos,

Qué suerte que te encuentres muy bien. Cuídate muchísimo por favor.

Saludos
Karen
http://textosa.es/

Mónica Efron dijo...

A la bella tierra de Yasunari Kawabata y Tanizake:
No creo que la fuerza del terremoto pueda borrar la hermosura de Japón, su sensibilidad, sutileza y cultura refinada, que has tenido la dicha de transmitirnos con tu Moleskine. Un abrazo solidario y ojalá muy pronto todo esto haya sido sólo una horrible pesadilla. Desde Buenos Aires, Mónica Efron

Yolanda Michel Castellanos dijo...

Me alegra que usted se encuentre bien...señor arquitecto Tadao Ando...¡Lamento en el alma la desgracia de Japón!...Hace unos pocos años quedé maravillada al encontrar un libro suyo... que adquirí...por supuesto...titulado "Tadao Ando at Naoshima"... Me causaron una fuerte impresión la profundidad de sus fuertes...acertivos y esquemáticos trazos azules...propios de un ser profundo y espiritualmente creativo...Lo admiro... A usted y a su exquisito...religioso y disciplinado Pueblo Japonés...les envío una cariñosa y solidaria reverencia: Yolanda Michel Castellanos.

Anónimo dijo...

Muchos ánimos de una estudiante de arquitectura y seguidora de su blog desde hace tres años, de Galicia, España. Me alegro de que el terremoto no les haya afectado personalmente. Las imágenes son desoladoras, contrastan con la admirable serenidad de su pueblo ante una situación límite.

Ojalá la amenaza de una gran nube tóxica se quede en eso y se tomen medidas para que, en la medida de lo posible, algo así no se repita. No sé si se debe a negligencias por parte de empresas privadas, en cables filtrados por Wikileaks ya se denunciaba el mal mantenimiento de las centrales japonesas... De todos modos tras estos acontecimientos debe abrirse un periodo de reflexión en todos los ámbitos, también el arquitectónico, estoy de acuerdo con usted.

Saludos y deseos de que todo se solucione pronto

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias, amigos.
¿Saben? En medio del dolor de esta desgracia, me siguen conmoviendo las muestras de solidaridad y de coraje de los japoneses, an querer levantarse y construir de nuevo sus ciudades, como lo han venido haciendo por miles de años luego de terremotos y tifones.
Hoy una alumna me contaba que había leído que los medios occidentales daban cuenta de lo sorprendidos que estaban ya que en Japón no se habían producido saqueos tras el sismo.
Ella me decía que estaba sorprendida por el hecho de que nosotros nos sorprendamos de eso.
Interesante, no?
Un abrazo

Eay dijo...

``La mediateca de Sendai, bastión arquitectónico en medio del desastre´´
http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/15/suvivienda/1300217897.html
Aquí dejo este enlace para quién le pueda interesar. Quizás estos momentos no sean los más indicados para admirar la arquitectura, pero sin embargo me ha parecido una noticia muy interesante, y la quiero reflejar en este blog que me parece tan interesante.
Un saludo y enhorabuena por el blog.

noon dijo...

Hola Carlos,
Impresiona el temple y la serenidad con que los japoneses son capaces de afrontar situaciones como la actual.
Desde Galicia deseo que el problema de la central nuclear se solucione con prontitud para comenzar los trabajos de reconstrucción. Y que todos aprendamos a protegernos mejor contra los desastres naturales.
Saludos.

Anónimo dijo...

Estimado amigo Carlos Zeballos, según he podido leer en tus comentarios estás bien junto a tu familia. En todo caso sabes que cuentas con tus amigos que, desde la distancia, si podemos hacer algo por ti y por tu familia lo haremos. Un abrazo desde México.

Fredy Ovando Grajales

David Casadevall dijo...

Me alegre que esté bién ,al igual que me alegra la capacidad de asumir la tragedia del pueblo japonés: respectuosos y solidarios.
Un saludo.

Arturo Gómez Alarcón dijo...

Hola Carlos. Como te imaginarás, en Peru todos conmovidos y conmocionados, y más todavía sabiendo que vivimos en una de las zonas más sísmicas del planeta.

Saludos.

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias amigos. Esperemos que se controle la fuga nuclear, que es lo más inmediato a solucionar.
Arturo, El problema de los peruanos es grave ya que muchos de ellos han perdido todo, o que están en condiciones económicas graves debido a que hay todavía una gran recesión y muchos de ellos se había quedado sin trabajo.
Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Que bueno Carlos que se encuentre bien y nos mantenga informados. Con aprecio,
Esther