21 diciembre, 2007

EL PROYECTO DE MONT SAINT-MICHEL


Mont Saint-Michel (o Monte San Miguel en español) es el lugar más famoso de Normandía y uno de los más emblemáticos de Francia. Emerge, pleno de misticidad, sobre una roca que aparece entre la bruma de invierno, donde el horizonte y el cielo se difuminan en medio de la extensa bahía. Al caminar por sus estechas callejuelas entrecortadas, cruzadas por edificaciones que conforman puentes sobre la calle, me dio la impresión, al igual que en el Fuerte Jaisalmer, de estar retrocediendo en el tiempo y que de pronto me encontraría con un caballero medieval a la vuelta de la esquina. La distintiva forma de su abadía (de especial arquitectura fruto de la superposición de diversos estilos a lo largo de siglos), que se yergue altiva sobre el peñón rocoso, y especialmente el singular fenómeno natural de sus mareas, le han dado una reputación de fortaleza inexpugnable y de destino turístico predilecto. No obstante, intervenciones lamentables en las últimas décadas ponen en riesgo su carácter insular, a lo que el gobierno francés ha respondido con un audaz proyecto de recuperación de su entorno natural.

Mont Saint Michel durante la marea baja. La sedimentación ha comprometido su carácter insular.
Foto cortesía de Georges Ceky


EL SITIO

El monte es un islote ubicado en Normandía, cerca a la comunidad de Avranches, en una bahía en la desembocadura de tres ríos: el Couesnon, el Sée y el Sélune, al norte de Francia.

Aerofotografía y antiguo mapa del Monte Saint-Michel y su ubicación en la bahía del mismo nombre

Las mareas barren la bahía dos veces por día, y pueden pasar de bajamar a pleamar tan rápido que mucha gente ha perecido ahogada al verse rodeada de agua o atrapada en las arenas movedizas (incluso hoy las autoridades advierten seriamente a quienes se aventuran a cruzar la bahía sin seguir la carretera, ya que han habido pérdidas lamentables de osados y confiados turistas). La diferencia entre la marea alta y baja puede llegar a 15 metros.

Hombre atrapado por las arenas movedizas de la bahía. Escultura al interior de la abadía.
Foto C. Zeballos


UN LUGAR DE CULTO

Ocupado por druidas celtas y armóricos en los siglos VI y VII, el entonces llamado Monte Tombe vio la construcción del primer monasterio cristiano en 708. De acuerdo a la leyenda, el arcángel Miguel se le apareció en sueños al arzobispo Aubert d'Avranches (quien luego sería canonizado) ordenándole que se construya una iglesia en lo alto de esta roca.

Imagen del arcángel Miguel ubicada en lo alto de la torre. Fuente Wikipedia

Dos siglos y medio después, en 966 los monjes Benedictinos reemplazarían esa primitiva iglesia por una de estilo románico, diseñada por Guillermo de Volpiano. En ese mismo estilo se añadirían la abadía, una capilla, un coro y otros equipamientos adicionales. Toda la estructura sobrepasaba el área de la roca por lo que tuvieron que construirse cimientos y contrafuertes especiales (uno de ellos colapsó en 1421). Repetidos incendios y cambios llevaron a remodelaciones en la estructura, como las dos torres que se ubicaron en su fachada a fin de asemejar a la iglesia a la de Notre Dame en París. Algunas de estos cambios se hicieron en estilo gótico, como el coro de la iglesia.
Sin embargo las transformaciones más dramáticas se harían en 1790 luego de la Revolución Francesa, cuando horribles adiciones "modernas" fueron impostadas a la estructura medieval. Tras la huída despavorida de los monjes, la abadía fue transformada en prisión, dada su fama de inexpugnable, para lo cual muchos de los ambientes fueron deformados o derruidos.
A pesar de que Napoleón cerrara la prisión en 1863 y declarara el sitio de interés histórico en 1874, los monjes no volverían sino hasta 100 años después. Sin embargo, la abadía que conocemos hoy es una mera sombra de lo que fuera en su época de esplendor.

Etapas de la evolución de la abadía. Modelos: museo de Mont Saint-Michel.
Fotos C. Zeballos.


En 1883, el gobierno francés iniciaría la restauración del Monte Saint-Michel, para lo cual se llevó a cabo un pormenorizado levantamiento de su estructura. En este post publicamos algunas muestras de ese trabajo ejecutado por Edouard Corroyer, cuyo texto completo (en francés) puede encontrarse aquí. La aguja neogótica que corona la iglesia sería diseñada por el recionalista francés Eugène Viollet le Duc.

Estado de la abadía en 1872 y propuesta para su restauración.
Secciones del Monte por Corroyer.
Apuntes de Corroyer, correspondientes a las torres del Châtelet y el interior de la Villa.

DISTRIBUCIÓN

La distribución de los ambientes en la abadía es un reflejo de los principios espirituales y sociales de la época. Por ejemplo, la sacristía del nivel inferior (donde se recibían a los peregrinos) se encuentra bajo el Salón de los Caballeros, y éste bajo el Refectoerio de los monjes, estableciendo una jeraquía entre los que trabajan, los que combaten y los que rezan. Del mismo modo, el almacén de la planta baja representa el alimento material, sobre ella se encuentra el escritorio donde trabajaban los monjes representaba el alimento intelectal y sobre éste se halla el claustro, simbolizando el alimento espiritual.

La Abadía del Monte Saint-Michel comprende básicamente tres niveles

Nivel Inferior
Rodeando el corazón de roca (V), hacia el norte se ubica un ambiente rectangular, usado como almacén, que está compuesto por dos filas de pilares cúbicos sin capiteles, sobre las que descansan bóvedas de arista, que dividen este espacio en 3 naves de diferentes anchos (K).
Flanquada por dos torres, el Châtelet (C) era la entrada principal a la abadía, provista de elementos defensivos. Junto a ella se ubicaba la Sala de Guardias (D) que presentaba bóvedas de crucería de sección ojival. Escaleras monumentales (H) se ubicaban entre los cimientos junto a la roca y las numerosas celdas de la abadía (G)

Saint-Michel como abadía y luego como prisión. Fotos C. Zeballos

Nivel Intermedio

La edificación aparece circundando un área menor de roca (Z). Hacia el norte se encuentra el Salón de Los Caballeros (L), un espacio dividido en cuatro naves y que pese a su nombre era ocupado por monjes que copiaban manuscritos. Goza de una buena iluminación a través de ventanas circulares y contaba con comodidades como chimeneas, acceso directo al claustro y al Refectorio. A su lado se encontraba el salón de visitas (K).
En el centro de la composición se halla la Cripta de los Grandes Pilares (A), construida en el siglo XV para sostener el coro en estilo gótico de la iglesia. Cada una de las 10 columnas que soportan el altar mide 5 m de circunferencia, y las bóvedas de crucería descansan directamente sobre ellas sin necesidad de capiteles. Frente a la cripta se encuentra la Belle Chaise (N), un salón ubicado sobre la sala de Guardias y que servía de tribunal del abad.

Salón de los Caballeros (izq.) y Cripta de los grandes pilares. Fotos C. Zeballos

Hacia el lado sur se encuentra la pequeña Capilla de Saint-Martin (B), construida a mitad del siglo XI en una única nave de 9 m, cubierta por una bóveda de cañón y que presenta un ábside semicircular hacia el este. Opuesto a la capilla se encuentra el Osario Antiguo, el lugar donde se guardaban los huesos de algunos monjes, que data de 1060. Esta habitación pre-románica fue posiblemente modificada tras incendios y fue usada como almacén de alimentos cuando la abadía se convirtió en cárcel entre 1793 a 1863. El osuario presenta una gran rueda de madera, que era usada por los prisioneros para acarrear provisiones.

Capilla de San Martín (izq.) y detalle de la rueda en el Osario Antiguo. Fotos C. Zeballos

Nivel Superior

Un claustro de doble columna (L) se encuentra al norte de la parte superior del conjunto. Las columnas, de capiteles cónicos y arcos ojivales, no se disponen paralelamente, sino alternadamente, como en zigzag, lo que confiere una intesesante sensación de doble celosía al patio, y sostienen un techo de madera. Contiguo al claustro se encuentra el Refectorio (K), un enorme salón rectangular cubierto por una bóveda de cañón.

Detalle de los capiteles (izq.) y columnada del claustro. Fotos C. Zeballos

El centro principal de todo el conjunto se encuentra la Iglesia (A), que es una versión acortada de la original, ya que parte de la nave fue derribada en lo que es hoy una gran terraza (B). Especial atención merece el coro, que como dijimos se ubica sobre la Cripta de los Grandes Pilares. Contruido en estilo gótico flamboyante o tardío, el coro consta de tres niveles de arquerías: en primer lugar, unas bastante esbeltas al lado del deambulatorio, en segundo nivel el llamado triforium y finalmente largos vitrales que inundan el espacio de luz y ocupan toda la superficie de la pared.

Detalles de los tres niveles del coro (1), las ventanas superiores (2) El triforium (3) se ubicaba sobre el deambulatorio (4).
Fotos Carlos Zeballos

LA SEDIMENTACIÓN EN LA BAHÍA

Cada marea alta se lleva consigo parte de la arena y otros sedimentos de la bahía. A esto colaboran los ríos que actúan como un desagüe natural que limpia estos materiales. Sin embargo, las intervenciones humanas, como la canalización y el represamiento de los cursos de agua han alterado este fenómeno natural. También lo ha hecho la carretera, construida en 1879 (remplazando un antiguo brazo de tierra que solía ser cubierto de agua) que se comporta como un dique que impide la circulación libre de las aguas durante el pleamar.

Como resultado, cada año se acumulan más de 1 millón de metros cúbicos de sedimentos que normalmente habrían sido evacuados. Poco a poco el paisaje de la isla rodeada de mar se iba remplazando por un terreno arenoso y corría el riesgo de cubrirse totalmente en poco tiempo.

Proceso de sedimentación en la baía del Monte Saint-Michel. Fuente Wikipedia

EL PROYECTO MONT SAINT-MICHEL

El proyecto ecológico de De-sedimentación del Monte Saint-Michel es un esfuerzo mancomunado del Gobierno de Francia, la Región de Baja Normandía, la Región de Bretaña y la Municipalidad de Mont Saint-Michel.

Antes y después de la intervención. Imagen cortesía de Proyecto Mont Saint Michel

Iniciado en 1995, pretende llevar a cabo la desedimentación natural de la bahía entre 2007 y 2012, con 4 objetivos importantes:
  • Reactivar y fortalecer las corrientes del río Couesnon para detener la sedimentación mediante la construcción de una represa cuyas compuertas pueden abrirse en cualquier dirección facilitando el flujo de la marea.
  • Reemplazar la carretera actual, que se comporta como dique, por un puente peatonal, que permita restablecer el movimiento de las mareas.
  • Mover los parqueos de su posición actual cerca al Monte a una posición en tierra firme, para remover cualquier obstáculo al trabajo de la naturaleza y también por razones estéticas.
  • Crear un sistema de transbordadores entre tierra firme y el Monte Saint-Michel para ofrecer mayor confort a los visitantes.
Este importante proyecto permitirá la evacuación de 3 millones de metros cúbicos de sedimentos los primeros 2 años, de manera natural.

Representación del puente peatonal. Imagen cortesía de Project Mont Saint-Michel

Propuesta de una de las represas. Imagen cortesía de Project Mont Saint-Michel

Este proyecto es una muestra interesante de cómo recuperar el patrimonio cultural aprovechando la propia naturaleza.

Presionar aquí para más información sobre el Proyecto Mont Saint-Michel (en inglés)

Presionar aquí para ver un video de nuestra visita, en un día frío de invierno.


VER TAMBIEN
- ARQUITECTURA ROMÁNICA

13 comentarios:

arq. Martín Lisnovsky dijo...

Ha sido un placer encontrarme con este especial del Mont. Muy Bueno. Mis Felicitaciones

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias Martín, aunque ya quisiera yo tener la habilidad que tienes para expresar en palabras los sentimientos que produce una maravilla como esta.
Creo que aprovecharé el feriado (léase cumpleaños del emperador, aquí en Japón no se celebra Navidad, snif) para incluir un video del Mont.
Un abrazo!

Arturo Gómez Alarcón dijo...

Hola Carlos. Como siempre, es un deleite visitar tu Moleskine, siempre se aprende algo nuevo e interesante. Gracias por los saludos y por apoyar al blog Amautacuna. Un abrazo, feliz feriado y que tengas un buenísimo 2008.

Arturo

Walter A dijo...

Carlos, gracias por tu comentario en mi blog http://walteravila.blogspot.com
Bienvenido cuando quieras a El Salvador, aunque no hay tanta arquitectura pero es un pais interesante. Espero que todo bien en la vida en Japon.
Saludos.
Walter Avila

David Cas dijo...

Ha sido una grata sorpresa conocer tu blog y poder intercambiar comentarios e impresiones. uando hablo de tu blog con amigos mios siempre lo introduzco explicando que eres el arquitecto viajero. Impresiona todos los lugares que has tenido la suerte de visitar.

Espero que este 2008 sigas con tu labor de explicarnos tantas maravillas y espero el post sobre Girona, mi ciudad natal.

Un abrazo y que tengas unas felices Navidades y feliz año nuevo 2008.

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias a todos y felicidades por estas fiestas. Lo mejor de esta experiencia ha sido poder conocer a gente tan interesante en partes tan distantes del planeta.
Saludos y parabienes

Anónimo dijo...

Muy buena información, yo fuí hace poco y me encantó el sitio ojalá que el proyecto funcione porque si es importante recuperar la imagen natural del Mont Saint Michel...
Junior - Mexico

Consuelo dijo...

Hola Carlitos,
Con inmenso placer y a la vez con melancolía, he leído y observado tus detallados comentarios del Monte Saint Michel asi como el video del mismo.
Ah!! que recuerdos de mi viaje a ese lugar lleno de historia y belleza en su arquitectura.
Me alegra que mejore su ingreso, en realidad ya era momento de hacer algo al respecto. Gracias por tu blog, como siempre tan interesante y gracias por compartir lo que investigas, aprendes y das a conocer. Eres genial como siempre. Felicidades.
Consuelo.

Carlos Zeballos dijo...

Ohh! Qué bonito mensaje! A mí también ese viaje me trajo recuerdos tuyos, y me impresionó mucho el poder que transmite el paisaje.
Probaste las famosas omelettes?
Lo único que sí espero volver algún día con mejor clima... brrrr!
Abracitos!

Merce dijo...

Voy este fin de año, así que pasaré el último de 2010 y el primero de 2011. Nunca estuve, me ha encantado el artículo y el vídeo, prometo contaros mi impresión, pero por ahora es fantástica. Muchas gracias

Inversiones en petroleo dijo...

Hola amigo, he leido tu blog y me parece muy bueno, todas estas arquitecturas son geniales y profesionales, gracias por el aporte.

Invertir en oro dijo...

Me parece que deberian haber mas construcciones como estas alrededor del mundo, sin duda la gente que las hizo son muy creativos.

Anónimo dijo...

Mil gracias, me ha sido de gran ayuda el recurso sobre la restauración de 1883 para un trabajo universitario.