21 julio, 2007

ACERCANDO BARCELONA AL MAR


Barcelona, bella ciudad a la que ya nos referimos anteriormente, se encuentra delimitada por el Mediterráneo al este, el río Bestós al norte, el río Llobregat al sur y los Pirineos al oeste. La capital de Cataluña guarda entre sus calles el legado de más de 2500 años de tradición urbanística. Al asentamiento original ibérico se superpuso la ciudad romana en el año 218 a.C., de cuyo centro salían dos calles perpendiculares, el cardo y el decumano, y merced a ellas se organizaba un patrón urbano en grilla. La Barcino de entonces era una fortificación amurallada o castrum, que tras la caída del imperio romano tuvo que someterse a los embates de ejércitos a través de los siglos: visigodos primero y musulmanes después.

Barcelona como ciudad romana se encerraba dentro de una muralla y se organizaba sobre una grilla, que partía de dos calles centrales: el cardum y el decumanum. En el cruce de las mismas estaba el foro. Al fondo en las afueras, el Montjuic. Fuente: Wikipedia.

La ciudad medieval se expandería radialmente, y experimentaría un sano desarrollo en los siglos XIII y XIV, compitiendo con los puertos de Venecia y Génova. La rivalidad con los reinos de Castilla devendría en la decadencia barcelonesa, hasta que el siglo XIX la vio prosperar nuevamente de la mano de la industrialización. La ciudad derribaba sus murallas y se anexaba municipios vecinos, ensanchando sus calles en el denominado Plan Cerdà.

Barcelona en 1854. A la izquierda de la ciudad el Montjuic.
Plan de ensanche de Barcelona en 1859. Imágenes cortesía de Iván Icochea.

Lamentablemente Barcelona sufriría los estragos de la Guerra Civil Española (1936-39), de la cual exhibe cicatrices en algunas plazas. Con la victoria del franquismo, a quien Barcelona era adversa, la ciudad se mantuvo postergada por 40 años, experimentando una fuerte migración y el desarrollo de zonas industriales dando la espalda a su bien más preciado… el mar.


EL INICIO DEL CAMBIO.

Tras el retorno de la democracia en 1976, Barcelona inició un proceso de recuperación de sus espacios abiertos, calles y plazas, así como la creación de nuevas áreas verdes, iniciada durante el gobierno de Narcís Serra y continuada por Pasqual Maragall. Durante esta primera etapa, Barcelona fue un espacio de experimentación y conceptualización, un gran laboratorio urbano, basado en las investigaciones que se habían venido dando años antes en Escola dArquitectura de Barcelona.

Plan General Metropolitano en 1976. Imagen cortesía de Iván Icochea.

Quien estuviera a cargo de aquel proceso como Delegado de Urbanismo del Ayuntamiento, el arquitecto Oriol Bohigas, destaca algunos aspectos fundamentales de la experiencia:
“acción basada en el proyecto del espacio público como lugar urbano y colectivo por excelencia, acción inmediata por medio de los proyectos urbanos que dan respuesta a la realidad inmediata de cada barrio, actuación prioritaria en lo que presenta ofertas de fácil ejecución, reconstrucción de la ciudad existente en lugar de la expansión, compacidad y continuidad urbana en lugar de la suburbialización, etc. Y todo eso se concreta en una manera de trabajar, basada en la eficacia del proyecto sobre la falta de definición del plan” (Comentario a Horacio Capel)

LA VILLA OLIMPICA

El factor catalítico que propició el desarrollo de Barcelona a principios de los 90 fue su elección como sede de las Olimpiadas en 1992. Ya Barcelona había sido anfitriona de Exposiciones Universales en 1888 y 1929, por lo este evento impulsó una planificación contemporánea, rápida y bien pensada de la ciudad.
La ciudad de Barcelona contó con 19 instalaciones divididas en cuatro áreas olímpicas: Montjuic, Parc de Mar, Diagonal y Vall d'Hebron. En otra oportunidad comentaré las instalaciones del Anillo Olímpico de Montjui, pero ahora quisiera concentarme en las instaciones frente al mar.
El diseño de la Villa y el Puerto Olímpico fue liderado por el y en el que participaron Josep Martorell, David Mackay y Albert Puigdomènech y del ingeniero Joan Ramon de Clascà.

Villa Olímpica por Oriol Bohigas. Collage cortesía de El Poder de la Palabra. Clic para ampliar

La Villa alberga instalaciones de hospedaje para los deportistas que vinieron a participar en la competencia. Es un diseño variado, pero armónico y coherente.

Grupo de viviendas por Óscar Tusquets

Luego de finalizar el evento, los edificios con alojamientos para los atletas fueron convertidos en viviendas.

Edificios de viviendas en la Villa Olímpica. En primer plano, intervención paisajista de Enric Miralles. Foto cortesía de Horacio Capel.

El Puerto, por su parte tiene capacidad para embarcaciones deportivas y alberga locales de entretenimiento y restaurantes.

INTERVENCIONES ACTUALES EN EL LITORAL BARCELONÉS.
Luego de las olimpiadas, una tercera etapa se llevó a cabo en la década de los noventa, caracterizada por el pago de la deuda municipal y la inclusión de equipamiento metropolitano al interior de la ciudad, especialmente de carácter cultural.
Desde finales de los noventa una serie de inversiones públicas y privadas han venido fortaleciendo la relación de la ciudad con el mar, especialmente en la renovación de la Villa Olímpica y de la cercana de Port Vell. No obstante, estas obras dan la impresión de ser esfuerzos aislados y carecen de la coherencia de la Villa Olímpica de Bohigas. Sin embargo, estos elementos conforman un paisaje urbano original y definitivamente influyen en el fortalecimiento de la idea de Barcelona como una ciudad de cara al mar.

Zona de Port Vell en el litoral barcelonés. Clic para ampliar. Imagen Google Earth.

Bella foto del Puerto Olímpico, cortesía de Sphinx. En primer plano en puerto en el que culmina el eje de la Carrer de la Mar, flanqueada por la Torre Mapfre y el Hotel Arts. En un segundo plano se aprecian las instalaciones de la Villa Olímpica de Bohigas. Al fondo a la derecha se ubica la Torre Agbar de Nouvel, que se yergue frenta a la Plaza de las Glòries Catalanes.

A continuación comentaremos brevemente algunos de los edificios más notables en esta zona.

HOTEL ARTS Y TORRE MAPFRE

Ambas torres,
construidas en 1992, conforman una puerta urbana que define la entrada hacia el Puerto Olímpico, enmarcando el eje urbano de la avenida Carrer de la Marina.

Vista de las dos torres desde el Carrer de la Marina.

La Torre Mapfre fue diseñada por Iñigo Ortiz y Enrique León. Se caracteriza porque, si bien mantiene la forma de un paralelepípedo, cada uno de sus niveles sobresale en ángulo, por lo que no pude evitar asociarlo con las muchas pagodas que he visto en Asia. Los cristales de las ventanas crean un efecto interesante al reflejar las actividades de la calle.

Vista nocturna de la Torre Mafpre. Foto cortesía de cuellar

El Hotel Arts-Ritz Carlton (también llamado Hotel des Arts) fue diseñado por Bruce Graham of Skidmore Owings Merrill Architects (SOM Architects). Esta torre de 154 m está recubierta por una piel metálica que forma una trama de rombos blancos. Esta estructura le confiere un aire de ligereza y cierta estética high-tech.


El lobby interior se halla dominado por un conjunto de plataformas sobre las que descansan maceteros, animado por un vívido juego de cascadas.

Lobby interior del Hotel Arts. Foto cortesía de Will Hansen

EL PEZ DE FRANK GEHRY

Las reminiscencias de los peces dentro de la singular plástica de Frank Gehry han sido recurrente en su trabajo a través de los años (como por ejemplo en el caso del Museo Guggenheim en Bilbao). Esta estructura de acero de 54 x 35 m, la primera en utilizar diseño por ordenador en el estudio del arquitecto, es una muestra de ello, ubicándose al pie del Hotel Arts y al frente del Puerto Olímpico.

El pez de Frank Gehry. Foto cortesía de pitufa

La estructura, cuyas dinámicas aletas le hacen parecer estar flotando en el espacio, produce un interesante y dinámico juego de sombras y reflejos, que lo hacen un hito memorable en el paisaje urbano.

El pez de Frank Gehry. Foto C.Zeballos

PARC DE LA RESERCA BIOMEDICA DE BARCELONA.

Este singular edificio en forma de un cono truncado de planta elíptica, cortado a bisel y recubierto de madera es obra de los arquitectos Manuel Brullet y Albert de Pineda.

Parque de la Investigación Biomédica de Barcelona.
Fotos cortesía de PRBB


Tiene también un espacio central en forma de plaza, por lo que me recuerda en algo al Museo de la Madera de Tadao Ando, sólo que en este caso la plaza es rectangular y está abierta hacia el mar.

Parque de la Investigación Biomédica de Barcelona visto desde el mar.
Foto cortesía de PRBB


Hacia ella confluyen circulaciones auxiliares que son expuestas y se convierten en un elemento interesante en la composición.

Parque de la Investigación Biomédica de Barcelona vista del espacio público.
Foto cortesía de to.bi.as

“A fin de garantizar su uso público transitable”, menciona Brullet, “se creó una estructura portante que se basa en dos grandes pilares en forma de T, de los que penden, sostenidos por tensores metálicos exteriores, todos los pisos del edificio”.
El edificio encierra una serie de equipamientos, oficinas y laboratorios donde trabajarán más de 1000 científicos. Para fomentar la tertulia, que tanto favorece la discusión de ideas, se ha provisto de una serie de espacios de reunión, terrazas y el patio central.
El recubrimiento de madera rojiza en listones levemente separados le da al conjunto una sensación de ligereza y una textura que permite “respirar” al edificio, además que ofrece un siempre cambiante juego de sombras al interior.

Parque de la Investigación Biomédica de Barcelona, juego de sombras en el espacio interior.
Foto cortesía de to.bi.as


MOLL D’ESPANYA (MUELLE DE ESPAÑA)

Es un complejo de ocio y entretenimiento en el corazón de Port Vell, comportándose como una prolongación espacial y funcional de la tradicional vía llamada Las Ramblas. Ubicado en medio del mar, a continuación de la estatua de Colón (quien si bien partió de Puerto de Palos, retornó de su primer viaje a América he hizo su primera presentación a los reyes Fernando e Isabel en Barcelona), se conecta a la ciudad a través de la llamada Rambla de mar, una estructura de madera adornada con esculturas metálicas que evocan las ondas marinas, un proyecto de Helio Piñón y Albert Viaplana.

Vista aérea del Moll d'Espanya

El Moll d’Espanya cuenta con equipamientos como el Acuario de Barcelona, el Imax Port Vell y el Real Club Náutico de Barcelona. Sin duda, el elemento más conspicuo del conjunto es el centro comercial Maremagnum, obra de Piñón y Viaplana, una mole de planta cuadrangular cuyos lados presentan un retiro a fin de otorgarle ligereza. La fachada ha sido graciosamente tratada en forma de una semibóveda invertida de cristal reflectante la que produce interesantes efectos visuales, a la vez que se le ha añadido un acceso en diagonal.

Acceso en diagonal al complejo Maremagnum, cuya fachada curva, al ser soportada por pilotes, da la sensación de estar flotando... parece como si estuviéramos entrando a una nave espacial. Foto C. Zeballos

Además de estos equipamentos, el Moll d’Espanta acoge también espacios públicos como el Mirador del Port Vell , la Plaça de l’Odissea y la Plaça d’Itaca, cuyo mobiliario y tratamiento paisajista han sido notablemente trabajados.

Tratamiento paisajista de espacios públicos
Foto cortesía de Carlos Lorenzo

WORLD TRADE CENTER

El World Trade Center de Barcelona ubicado frente a Maremagnum, en un largo muelle de 500 m y es un complejo en forma de cono invertido con un patio central cuadrado, diseñado por Pei Cobb Freed & Partners.

Vista aérea del World Trade Center

El cono se divide en 4 partes, tres de las cuales pertenecen al Centro de Comercio y la otra a un hotel de 325 habitaciones.
El Centro de Comercio cuenta con un Auditorio (430 plazas), la sala Ágora (espacio multifuncional de 816 m2), Europa (300 m2 con vistas a la bocana y frente marítimo) y la sala CIC (un escenario de 350 m2).
El patio central está rodeado por arquerías y en medio de la plaza central contiene una fuente con aguas danzantes, además contiene terrazas y otros espacios exteriores.

Patio interior del WTC
Foto cortesía de Joan Mundo

El llamado Modelo Barcelona ha transformado la ciudad en 25 años convirtiéndola en uno de los centros urbanos más importantes y mejor planificados en Europa. Si bien es cierto que, como dicen sus habitantes, aún les quedan muchos retos por conseguir y problemas por resolver, celebramos el protagonismo que se le ha dado el mar en la concepción urbana de sus planificadores y en el uso del espacio por sus habitantes.

Para más información, ver un interesante artículo de Tomás Romero en Plataforma Urbana.

VER TAMBIEN/SEE ALSO:

- OTROS EDIFICIOS EN BARCELONA/OTHER BUILDINDS IN BARCELONA

- ARQUITECTURA FRENTE AL MAR/SEAFRONT ARCHITECTURE
Nuestro reflejo en el techo del Maremagnum


8 comentarios:

Doctor dijo...

Mmmmm... interesante post... sí... :)

Doctor,
Crítico de Blogs

Carlos Zeballos dijo...

Gracias Doctor, es un honor.
Saludos

Los Lugares Plaza dijo...

muy bueno, ojalá sigas incorporando nueva información sobre todo de proyectos urbanos o de viviendas.

Carlos Zeballos dijo...

Con todo gusto, recientemente he estado publicando sobre vivienda, espero hacerlo pronto sobre renovaci[on urbana.
Un saludo

Anónimo dijo...

Carlos , muy interesante el post sobre el desarrollo urbano de Barcelona, especialmente en los ultimos 25 años del siglo XX. No se si es de tu interés pero estaria bueno que escribieras algo del desarrollo del plan Cerda y tal vez ponerlo en relacion y comparacion a proyectos urbanísticos contemporaneos al mismo ( el Paris y Bourdeaux de Hausmann, el barrio Salamanca en Madrid, La Plata de Dardo Rocha)
Te aporto un dato para el comienzo del post: El Cardo y el Decumano son facilmente reconocibles hoy en dia en el Barrio Gótico de Barcelona: siendo el Cardo la actual Carrer de la Llibreteria y el Decumano la actual Carrer del Bisbe, y teniendo como punto de interseccion una de las esquinas de la Plaça Sant Jaume.
Saludos nuevamente desde Buenos Aires
Luis

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias por el dato Luis, realmente muy interesante.
La verdad tenía pensado hacer un post sobre el barrio Gótico de Barcelona,tu información me será de gran utilidad.
Un saludo.

Invertir en oro dijo...

Barcelona es una ciudad sumamente hermosa, sus playas son muy visitadas por turistas de todo el mundo.

Inversiones en petroleo dijo...

Me gustaria ir algun dia a barcelona ya que se ve un destino muy bonito y divertido.