15 mayo, 2009

HERZOG & DE MEURON: LABAN DANCE CENTER

Foto cortesía de Burcin Yilidirim

Greenwich, un distrito al sur de Londres, es conocido mundialmente porque por allí pasa el meridiano cero, medido desde el Observatorio Real de Greenwich. En otras palabras, desde 1884, la hora del día (GMT=Greenwich Mean Time) se cuenta desde aquí.

Pero recientemente Greenwich ha ganado también reputación por albergar un moderno centro de danza, diseñado por los ganadores del Pritzker Jacques Herzog y Pierre De Meuron.



Una de las zonas más antiguas de Greenwich es la de Deptford, al lado de un riachuelo llamado Deptford Creek y dominada por la Iglesia de San Pablo, que fuera diseñada por el célebre arquitecto barroco Thomas Archer entre 1712-30.


La zona de Deptford Creekside ha sido industrializada desde hace siglos atrás, lo que ha llevado a su paulatino detererioro ambiental, y consecuentemente social y económico.


Por tanto, el Centro de Danza Laban, diseñado por los arquitectos suizos Herzog y De Mouron merced a un concurso ganado en 1997, no sólo ha recuperado ambientalmente una zona muy contaminada junto al río Deptford sino que puede convertirse en un elemento catalizador tal como lo ha sido el Tate Modern a orillas del Támesis.

El Centro Laban ha promovido el desarrollo de la zona, como este predio vecino en construcción.

Efectivamente, al acercarme por senderos próximos al contaminado río, el diseño aparece como un elemento prístino, como una joya en medio del barro. Hasta antes de su construcción en el 2003, el terreno ocupado por el edificio era un basural. Hoy, con 7800 m2 construidos, aquí se yergue el complejo dedicado a la danza moderna más grande del mundo.

Vista del contaminado arroyo Deptford y el Centro de Danza Laban

Lo primero que nos recibe al ingresar al predio es el jardín de entrada (un trabajo paisajista realizado por Vogt Landschaftsarchitekten), cuyos montículos de césped han sido compuestos en una irregular topografía que permite contemplar el edificio desde distintos puntos de vista así como utilizar el espacio como anfiteatro o simplemente un área de relajación.

Vistas del jardín

Conjuntamente con el jardín, el edificio se curva para dar la bienvenida al visitante. La fachada, hecha de tubos de policarbonato sobre láminas transparentes, permite la mutante refracción de tonos entre turquesa y violeta, gracias a capas de color que se encuentran adosadas detrás.


Esto permite un cambiante y tenue juego de colores se asemeja al arco iris durante el día, mientras que de noche el objeto se convierte en un elemento luminoso , una especie de faro para toda la comunidad (tal como lo hicieron Herzog y De Meuron con su tienda en Tokio). El policarbonato fue un material escogido por una serie de razones: no es inflamable, es económico, versátil e irrompible. Además, es translúcido, lo que permite el ingreso de la luz manteniendo la privacidad al interior, y controlando a su vez el excesivo reflejo y radiación solar.


El estudio cromático de la fachada ha sido una vez más producto de la colaboración con el artista Michael Craig-Martin, el mismo que trabajara con los arquitectos suizos en la iluminación del Tate Modern.


En esta superficie uniforme y rugosa, ventanas rectangulares, a manera de espejos de distintos tamaños, se alternan reflejando el entorno.

El edificio ha sido separado del jardín por una estrecha franja de gravilla, la cual algunas veces es salvada por pequeños puentes, lo que me evoca fuertemente a la arquitectura japonesa.

Al interior, el edificio alberga 13 estudios de danza, bibliotecas, un teatro para 300 personas, biblioteca y una cafetería. El espacio se organiza en torno al teatro, en una serie de corredores y plazuelas que semejan un pequeño paisaje urbano.

Vistas del ingreso
Área de encuentro para los estudiantes
Cafetería

Un juego de niveles en pendiente permite que el edificio se desarrolle en dos o tres plantas.

Primera planta

Segunda planta

Tercera planta

Al ingresar, una escultural escalera en espiral de concreto pintada de negro establece un contrapunto al espacio que se desarrolla en una suave pendiente. Tanto el parapeto como la baranda de la escalera se desenvuelven en un murete definiendo un límite entre el área pública y privada. Otra escalera similar se encuentra al otro extremo del edificio, y la circulación interior.


En la segunda planta los estudios funcionan como una aglomeración de espacios únicos de diferente altura, tamaño y color.

Salas de ensayo y teatro, fotos cortesía de arcspace

La biblioteca, ubicada en el segundo nivel, goza de magníficas vistas al exterior, pero no puede ser vista desde fuera, brindando privacidad a los estudiantes.


El techo, a fin de reducir el impacto ambiental, tiene un jardín que permite hospedar aves de paso. En un gesto destacado, el techo desciende para crear dos patios que iluminan naturalmente el espacio interior, haciendo eco de la topografía exterior.

El conjunto combina sencillez exterior con complejidad interior, un manejo cromático vívido y un tratamiento del espacio en movimiento, tal como lo es la propia danza.

...”La arquitectura deja de tener ese carácter impositivo y representativo propio de los modernos y/o posmodernos, se produce un cambio de actitud y de valores en el discurso de la arquitectura actual: Discreción/ Tendencia a la Disolución o al Camuflaje/ Reflexión y Mutación como mecanismos de adecuación/ Minimización/ Desmaterialización/ y principalmente la Simplificación, la abolición de lo complejo como valor. Estas estrategias entran en resonancia con la Fragilidad y Fugacidad del espacio y su percepción”
Herzog & De Meuron

VER TAMBIÉN
- OTRAS OBRAS DE HERZOG Y DE MEURON.
- EDUCACIÓN

8 comentarios:

Federico García Barba dijo...

Este verano tengo previsto acercarme a Londres. Tendré oportunidad de comprobar si el edificio es tan maravilloso como dices.
Hay que apreciar la arquitectura en su lugar para opinar (Bruno zevi, dixit)

Carlos Zeballos dijo...

Mi estimado amigo:
Alguna vez le escuché a Pei decir algo parecido: "para un arquitecto es más importante viajar que leer un libro".
Si vas para el Laban, chequea primero los horarios, suelen haber tours arquitectónicos.
Mucha suerte y un gran abrazo.

Marulov Kahn dijo...

Un fantásitco edificio y un muy buen post. Eso si ¿Ser inflamable es una ventaja? debe ser una errata supongo...

Un coridal saludo, y a seguir así.

Begoña dijo...

Qué suerte, te hizo un día fabuloso: en algunas fotos el edificio parece sólo una fina lámina de cristal. Una preciosidad. Besos desde Madrid

Carlos Zeballos dijo...

Gracias Marulov, se me pasó.
Antes de publicar reviso el borrador, pero siempre me pasa que luego de publicados, al releer los posts encuentro errores impresentables. A veces pienso con vergüenza "pobres mis lectores".
En todo caso, gracias por avisarme.
Un saludo

Carlos Zeballos dijo...

Begoñita
Sí, es cierto, en Londres el buen clima es casi una anomalía, jaja
Besos

paula dijo...

Hola amigos! Soy una estudiante de arquitectura de la Universidad Politécnica de Valencia y me han encargado un trabajo sobre la fachada de esta pieza. Me gustaría saber con exactitud el tipo de policarbonato empleado en fachada. Muchas Gracias. Un saludo.

Carlos Zeballos dijo...

Hola Paula.Si te refieres a la marca, lamento no poder ayudarte pues la desconozco. Tal vez puedas obtener información de los propios arquitectos. Suerte,