08 mayo, 2009

HERZOG & DE MEURON: TATE MODERN, LONDRES



ENGLISH

El proyecto de Jacques Herzog y Pierre De Meuron para el Tate Modern en Londres, a orillas del Támesis, me evoca en muchos aspectos al Museo Judío en San Francisco, por Daniel Libeskind. Ambas son adaptaciones contemporáneas hechas a estaciones eléctricas antiguas en desuso, aunque en este caso, los laureados maestros suizos optaron por una propuesta de líneas más racionales que el famoso diseñador polaco. Este proyecto de renovación del frente ribereño ha tenido un efecto similar al del Museo Guggenheim en Bilbao, revitalizando física, ambiental y culturalmente un área hasta no hace mucho deteriorada.

Foto cortesía de R. Nagy

Foto cortesía de kayodeok

ANTECEDENTES

La estación eléctrica Bankside se encuentra en una ubicación privilegiada a orillas del río Támesis, gozando de una magnífica visual a la emblemática catedral de San Pablo (ambas estructuras son simétricas, jerarquizadas por un elemento vertical al medio: una chimenea en el caso de la estación, y una enorme cúpula en la catedral).
Diseñada originalmente en 1947 por Sir Giles Gilbert Scott (quien también diseñara la famosa cabina telefónica roja de Inglaterra) y culminada en dos etapas recién en 1963, se trata de una estructura de acero recubierta de ladrillo. La forma básicamente masiva del edificio se ve fracturada por grupos de finas y delgadas ventanas verticales, que permiten una iluminación controlada al interior.


El edificio alberga una sala de turbinas de 152 m de largo por 35 m de altura, y una sala de calderos más pequeña.
Al centro, una larga chimenea de 99 m de altura, que fue intencionalmente hecha ligeramente más pequeña que el domo de la catedral de San Pablo, contrasta con la horizontalidad del edificio. .

Foto cortesía de Jon May
La estación dejó de operar como tal en 1981, y estuvo muchas veces amenazada en desaparecer debido a la especulación inmobiliaria. De hecho, en 1993 empezó a ser demolida, acto que finalmente se evitó gracias a la intervención de la BBC.


LAS GALERÍAS TATE

La historia de las galerías Tate se remonta al siglo XIX, cuando en 1847 se creó la Galería Nacional de Arte Británico. En 1887 Sir Henry Tate sería uno de sus principales benefactores y la galería se concentraría mayormente en torno al arte victoriano. Las colecciones de arte irían creciendo hasta que en 1954 la galería Tate se separaría de la Galería Nacional y se especializaría en Arte Moderno. La galería empezó a expandirse y se renombró como Tate Britain, luego de abrir sucursales en la Tate Liverpool (1988) y Tate St. Ives (1993). En 1996 Tate anunciaba la compra de la estación de Bankside y organizaba un concurso para la que sería una de sus sedes más importantes: Tate Modern.


El concurso, ganado por los arquitectos Herzog y De Mouron, fue concebido dentro de un plan de revitalización no sólo de la estación, sino también de la zona aledaña.

Iluminación de un jardín previo al Tate Modern
La creación de un puente peatonal sobre el Támesis, llamado el Puente del Milenio o Millenium Bridge, conecta directamente el nuevo museo con el centro de la ciudad, particularmente con la Catedral de San Pablo, el edificio más importante de Londres.

Foto cortesía de Dave GormanFotos cortesía de Mergerita Spilutini
En esta impresionante vista por Google Earth se ve la sombra de la larga chimenea del Tate Modern sobre el Támesis, y la conexión con la catedral de San Pablo a través del Puente del Milenio, por Norman Foster.
Ver ubicación en Google Maps

La propuesta de Herzog y De Meuron fue la única que contempló la preservación de la estación en su mayor parte, concibiéndola como fuente de poder y energía, lo cual podía ser aplicado a su vez al diseño.


Para la remodelación del edificio, se recicló la enorme sala de turbinas como una plaza interior, de suave pendiente en rampa, a la que se accede descendiendo por unas escaleras desde el nivel de la calle.

La foto a la izquierda muestra la sala desde el nivel de la plaza, apreciándose el desnivel en rampa. La derecha es una vista desde el nivel de ingreso, a punto de bajar las gradas.
La sala recibe el dramático efecto de luz proveniente tanto de las ventanas verticales como de la iluminación cenital. En este gran espacio se realizan exhibiciones de esculturas u obras de gran envergadura. Al lado de la plaza se han ubicado dos niveles de tiendas.

Fotos cortesía de Gabó y Cejayclarck
Contigua al salón de turbinas, la sala de calderas ha sido reciclada para albergar las galerías de arte, dispuestas en tres niveles y organizadas temáticamente en cuatro grupos: Historia/Memoria/Sociedad, Desnudo/Acción/Cuerpo, Paisaje/Materia-Ambiente y Naturaleza Muerta/Objeto/Vida Real.



La relación de las galerías con la gran plaza es espacial y visualmente notable, combinando exitosamente monumentalidad e intimidad, y es remarcada por unas cajas luminosas adosadas a la fachada interior de la galería y que sirven de balcón hacia la sala de turbinas. La superficie vidriosa de estos balcones verdosos contrasta con el severo tono negro de las estructuras metálicas que soportan la nave.


Algunos elementos de la antigua estación, como los depósitos de gasolina, han sido reciclados para albergar objetos de arte.
En la parte superior el edificio es coronado con una sobria adición acristalada de dos niveles que acoge áreas para los miembros del Tate así como un restaurante con impresionantes vistas al frente ribereño. De noche esta área se comporta como una lámpara, en contraste con el masivo volumen de ladrillo de la estación.


Al extremo de la chimenea, el artista Michael Craig-Martin ubicó también un elemento luminoso. Este artista estuvo a cargo de la espectacular inauguración del Tate Modern en el 2000, utilizando rayos láser proyectados sobre la estructura.

PROYECTO DE AMPLIACIÓN

Luego del enorme éxito del Tate Modern, con casi 2 millones de visitantes al año (constituyéndose en el museo de arte moderno más visitado en Inglaterra), se han previsto una serie de proyectos de ampliación. El más importante, a ser construido sobre los antiguos depósitos de aceite, ha sido también proyectado por Herzog y De Meuron.

La primera propuesta de los arquitectos para la ampliación, marcaba un notorio contraste con el edificio existente. Se trataba de una pirámide de vidrio en forma de zigurat con elementos salientes en forma de cajas, en varias direcciones.


Esta propuesta despertó grandes críticas en la comunidad, por lo que se rediseñó la ampliación como un bloque piramidal cuya fachada de ladrillo conversa con la de la Estación de Bankside. Es una forma bastante dinámica, pese a que se trata básicamente de un volumen masivo con delgadas ranuras horizontales. Esta nueva propuesta no sólo se ajusta mejor al entorno y a las necesidades del Tate Modern, si no que utilizará una serie de recursos que lo harán ambientalmente eficiente, conservando energía hasta en un 40%.


Se espera que esté lista para las olimpiadas de Londres 2012.


VER TAMBIÉN
-
OTRAS OBRAS DE HERZOG Y DE MEURON

- MUSEOS DE ARTE.
Nocturna de la Catedral de San Pablo tomada desde el café en lo alto del Tate Modern

5 comentarios:

Begoña dijo...

Querido Carlos, es como siempre un placer leer tu post (¿Viste la instalación de Olafur Eliasson en la Sala de Turbinas? ¿Alguien la ha visto? ¿Qué os pareció?) Supongo que la sombra de la última foto eres tú, jaja. Un besote y mil gracias

Carlos Zeballos dijo...

¡Qué buen ojo Begoñita! Ese fue el fantasma de la ópera.
No, no ví la exposición de Eliasson, por lo que leo debe haber sido impresionante.
Besos

basterrak dijo...

Post completito.

Hace poco estuve en Londres pero no tuve ocasión de entrar y la verdad es que, leído tu post, el exterior engaña bastante porque lo vimos desde el puente y no sé, supongo que nos esperábamos otra cosa.

Saludos.

Carlos Zeballos dijo...

Saludos Basterrak

Yo tuve la misma sensación. Yo lo ví de fuera sólo en mi camino a la catedral. Si no es pur una amiga que me lo recomendó encarecidamente, tal vez me lo hubiera perdido.

Un saludo

Juan Pablo Muñoz dijo...

No parece a simple vistas una de las grandes obras monumentales de Kahn?
Buen post y completísimo! Mucho más que Plataforma Arquitectura. 10 puntos !