29 mayo, 2009

NORMAN FOSTER: 3 OBRAS EN LONDRES


Muchos blogs y medios han comentado acerca del premio Príncipe de Asturias de las Artes que este año ha de recibir el arquitecto británico Lord Norman Foster. En particular, recibí un bonito mensaje de Montse, quien con entusiasmo me mencionaba que la premiación se llevaría a cabo en su ciudad, Oviedo.


Detalle de la municipalidad de Londres a orillas del Támesis

En ese sentido, pensé oportuno ofrecer una pequeña selección de tres de los muchos proyectos que tiene el arquitecto estrella en Londres: su intervención en el Museo Británico, el Ayuntamiento de Londres y el edificio Moor House. Estas obras se añaden a otros proyectos de Foster publicados en este moleskine, como sus pininos en el Sainsbury Centre for Visual Arts en Norwich, su impresionante Aeropuerto en Pekín o su artístico Puente del Milenio. Dejaremos para otra oportunidad la reseña de su monumental Swiss Re, más conocido como The Gherkin (el pepino).

EL MUSEO BRITÁNICO

El Museo Británico guarda, sin duda, una de las mayores colecciones de arte del mundo. Aquí están la piedra Roseta, esculturas del Partenón y obras de la antigua Mesopotamia, entre 7 millones de objetos de los 5 continentes.

Muestras latinoamericanas en el museo británico. A la izquierda, una escultura hiperrealista de Ron Mueck descansa frente a un moai, una escultura de la Isla de Pascua chilena. A la derecha, similitud entre atuendos de danza de la diablada peruana y la morenada boliviana.

El edificio que lo alberga fue diseñado en un principio por Sir Robert Smirke en 1823, y sufrió varias modificaciones y adiciones.


Luego de atravesar el frontispicio, compuesto por una columnata jónica, se accede a un gran patio rectangular, en cuyo centro se ubica un volumen cilíndrico, la sala de lectura de la Biblioteca de Londres, y donde se dice que Carlos Marx escribió su obra El Capital. Este volumen no estaba por lo general abierto a los visitantes antes de la remodelación.


La cobertura de este patio fue diseñada por Foster & Partners para de este modo facilitar la comunicación entre galerías, las cuales servían previamente como zonas de exhibición y áreas de circulación, causando congestión y caos. Además, dado el famoso mal clima de Londres, una cobertura era necesaria para protección de los visitantes.


Foster optó por una especie de bóveda que partiendo de una geometría rectangular culminase en una forma circular. La solución expresa el típico lenguaje de metal y vidrio, disponiéndose en una estructura geométrica clara, a la vez que otorga al espacio un variado juego de sombras.
Conjuntamente al techo, la obra incluyó una breve remodelación de la sala de lectura, ocultando las columnas que sostienen el techo.

EL AYUNTAMIENTO


Sede de la Autoridad del Gran Londres, este edificio, que de lejos parece un casco futurista, fue trabajado junto a Ken Shuttleworth en 2002. Está ubicado a orillas del Támesis, muy cerca del Puente de Londres y al frente de la Torre de Londres.


La forma de la propuesta favorece una eficiencia en la reducción de le energía y su uso de cristal brinda al interior una generosa vista del frente ribereño, a la vez que lo dota de luz natural.


El edificio de 10 pisos y 45 m de altura, nuevamente trabajado en concreto, metal y vidrio, se desarrolla en torno a una rampa en espiral que se va desenvolviendo de manera no concéntrica, es decir, cuyo eje no es vertical sino diagonal. Esta rampa también tiene un simbolismo claro, y es que los ciudadanos pueden transitar por ella sobre la cámara de debates de sus representantes elegidos, un gesto que ya Foster había ya usado en el Reichstag de Berlín.


Sin embargo, lo irónico es que los representantes se reúnen una vez por mes, y por motivos de seguridad los visitantes no son permitidos de ingresar.
En la azotea hay una terraza que es abierta ocasionalmente al público y que permite impresionantes vistas panorámicas.
A un lado del edificio hay una plaza circular hundida con graderías, cuya oquedad es una espacie de negativo de la forma prominente que se yergue a su lado, y que es muy propicia para tomar un café al lado del río.
Detalle de la base. Al fondo, otra obra de Foster, conocida como el Gherkin
Muy popular entre skaters


MOOR HOUSE


Este edificio comercial de 17 niveles y 84 m de altura se comporta como un hito contemporáneo en pleno corazón financiero de Londres. Ocupa un área donde antes se ubicaba una torre de similar altura diseñada en los 60s.


El edificio se resuelve en un lote que tiene una esquina recta y un borde curvo. La fachada asume un corte dramático en curva que se le practica diagonalmente, que de alguna manera me recuerda a la Facultad de Leyes de Cambridge.


Fue construido entre el 2002 al 2004, y para su edificación se construyeron los cimientos más profundos de Londres (57 metros).


A pesar de su forma innovadora y para algunos elegante, en lo personal me pareció un edificio un poco frío, o tal vez me quedé sugestionado por los agentes de seguridad que no dejaban acercarse a tomar fotos.

VER TAMBIÉN/SEE ALSO
- OTRAS OBRAS DE NORMAN FOSTER

4 comentarios:

potnia dijo...

Interesante artículo. te sigo desde hace poco pero no me pierdo ninguna de tus actualizaciones.

Ánimo para seguir así.

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias, yo tambi[en te sigo.
Me gustó tu artículo del Cor[an.
Felicidades

El presente ya es el porvenir y el olvido. dijo...

interesante articulo de londres y su arquitectura me podrias recomendar que ver en londres

Silvia Chinchilla dijo...

me gusto mucho el articulo solo aclarar que en el museo britanico tanto la morenada como la diablada son bailes los dos de Bolivia