18 agosto, 2008

CAPILLA DE LAS CAPUCHINAS: BARRAGÁN


LUIS BARRAGÁN: CHAPEL OF THE CAPUCHINAS.
ENGLISH VERSION


“…En proporción alarmante han desaparecido en las publicaciones dedicadas a la arquitectura las palabras belleza, inspiración, embrujo, magia, sortilegio, encantamiento y también las de serenidad, silencio, intimidad y asombro. Todas ellas han encontrado amorosa acogida en mi alma, y si estoy lejos de pretender haberles hecho plena justicia en mi obra, no por eso han dejado de ser mi faro.”
Luis Barragán, discurso de aceptación del premio Pritzker

Mis gentiles anfitriones, la familia Pérez, me conducen por las graciosas callecitas adoquinadas y llenas de vegetación que, alejadas del ruido de la metrópoli mexicana, definen la Colonia Tlalpan.
“Vamos a ir a una capilla que es Patrimonio de la Humanidad de UNESCO, donde hice mi Primera Comunión” dice la hijita mayor. Intrigado, imaginé que iríamos a alguna de las soberbias iglesias coloniales de enorme valor patrimonial en México. Grande fue mi sorpresa cuando nos detuvimos frente a un portón adusto enmarcado en un muro que configuraba una fachada de lo más sobria y anónima.

Adusta fachada, oculta una joya arquitectónica en su interior. Foto cortesía de picach.

Para mi sorpresa, tras el muro adusto resultó encontrarse la famosa la Capilla y Convento de la Capuchinas Sacramentarias, obra del maestro Luis Barragán. Barragán es el más famoso arquitecto mexicano y junto a Oscar Niemeyer el único arquitecto latinoamericano en haber obtener el prestigioso premio Pritzker de arquitectura. De hecho, cuando Jay A. Pritzker le concedió el premio fue por considerar que me Barragán se había dedicado a la arquitectura “como un acto sublime de la imaginación poética”.

Detalle de la pileta y el reflejo de la celosía. Foto C. Zeballos

Dueño de una profunda religiosidad, el maestro dota sus obras de placidez y serenidad, utilizando un vocabulario formal netamente mexicano, un expresivo carácter tectónico de los materiales, un sublime manejo de la luz y un estudiado pero sencillo tratamiento del espacio.
Sin embargo, la producción de Barragán no es muy prolífica, debido principalmente a que durante una buena etapa de su vida el maestro fue muy selectivo en aceptar sus encargos. Sin embargo en 1953, aceptó con gusto el proyecto de ampliación del claustro y la capilla de las madres Capuchinas.
“Queríamos que el proyecto lo haga Barragán, pero no teníamos dinero, así que fuimos a su oficina a hablar con él.” nos relata la religiosa que nos hace de guía. “Él accedió gustosamente no solamente a hacer el proyecto, sino a financiar parte de su construcción”.
Planta del conjunto, cortesía de Pete Lackey

Para la ejecución de la obra, que se extendió por 7 años, el arquitecto se dedicó con mucho entusiasmo y pasión para definir los muchos detalles que la componen.
“Nosotras no sabíamos qué estaba haciendo, confiamos completamente en él. Hasta que una mañana de primavera, el 24 de abril de 1960 se inauguró la capilla. Fue para nosotras sorprendente, bellísima, muy austera, casi sin imágenes, adelantándose al Concilio Vaticano II” recuerda la religiosa.


Planta y 3D de la capilla, cortesía de Pete Lackey

Al ingresar, nos recibe un pequeño patio semi hundido, de paredes blancas, en una de las cuales está empotrada una cruz monumental.


Como contraparte, una serenísima pileta en cuyas aguas nadan flores blancas, da escala humana al espacio. A mano derecha una celosía en trama amarilla acompaña una escalinata que conduce a una capilla secundaria que mencionaremos más adelante. La simpleza pero contundencia del detalle y el color de la grilla amarilla reflejándose sobre el agua que lame la piedra negra es simplemente sobrecogedor.


Al otro extremo de la pileta se encuentra el ingreso a la capilla, al que accedemos tras ascender por unas breves escalinatas de piedra. En este pequeño espacio de madera, una larga y sencilla banca de este material, pareciera flotar perpendicular a la pared, pero es en realidad sostenida por unos soportes de metal invisibles.

Detalle del banco "flotando" adyacente a la pared de madera. Nótese el carácter austero de los pisos.

Ya en el recinto, la religiosa cierra las puertas (una de las cuales, curiosamente, pivota a unos 30 cm de su extremo) para hacernos notar un detalle: el uso de un vidrio de color rosado, poco común en la época, y que ilumina el ambiente y le da una tonalidad de luz especial. Hacia un lado, se encuentran las áreas privadas de convento, dispuesto sobre un terreno alargado. Hacia el otro ingresamos lateralmente a la capilla.

Representación en 3D de la iluminación interior de la capilla, que ilustra el juego de luz y sombra pero no reproduce el colorido de los vidrios, las paredes y la madera. Imagen cortesía de Pete Lackey

La luz, que atraviesa unos vidrios amarillos ubicados en una trama en el coro, inunda al espacio de un color acaramelado, y presenta una capilla austera, con paredes de texturas toscas y de colores ocres intensos, con pisos de madera y en cuyo altar se encuentra un trabajo escultórico, los rectángulos dorados de Mathías Goeritz.


Me invade la sensación de profunda espiritualidad que transmite este sobrio pero cálido espacio. Precisamente el color de la pared hace que la luz adquiera matices que produzcan sensaciones de placidez y serenidad.


Al costado izquierdo, recibiendo una luz lateral se ubica una cruz de madera, que es iluminada indirectamente desde un ventanal alargado. El efecto es dramático, acentuado por una cuña triangular que se incrusta en el espacio (ver planta).

Efecto de iluminación lateral de la cruz. De color rosado, cambia de tonalidad de acuerdo a la hora del día. Fotos cortesía de la Fundación Barragán

“Hasta aquí llegó Tadao Ando nos comenta la religiosa “y quedó maravillado por el efecto de la luz”. Ando, como Gehry y Koolhaas, han reconocido la fascinación y la influencia de esta obra y el trabajo de Barragán en sus propias obras.

Al costado derecho, separado por una celosía de madera en forma de grilla de color blanco, se encuentra una capilla lateral que suele ser utilizada por las familias de las monjas.

Vista de la capilla lateral. Foto cortesía de la Fundación Barragán

Desde una rendija superior la luz baña generosa el ambiente, a la vez que descubre la enorme altura de los muros, una triple altura que le da monumentalidad a la capilla.

Croquis rápido mostrando el detalle de la toma de luz en la capilla lateral.

Exquisitos detalles ubicados en el pequeño corredor contiguo a esta capillita como una ventana cuya luz amarilla se dibuja sobre la pared de madera (muestro una foto exterior de la ventana), el confesionario, el mobiliario y las puertas, demuestran la prolijidad con la que el maestro mexicano concibió esta obra.

Detalle de una de las paredes, cuya trama se ha deformado intencionalmente. La luz producida interiormente adquiere un carácter dramático.

La visita culmina nuevamente en el patiecito, en el pasillo contiguo a la pileta, separado por la celosía amarilla y por un banco empotrado que pareciera levitar, como los que hemos visto varias veces al interior de la capilla.


Religión y Mito
¿Cómo comprender el arte y la gloria de su historia sin la espiritualidad religiosa y sin el trasfondo mítico que nos lleva hasta las raíces mismas del fenómeno artístico? Sin lo uno y lo otro no habría pirámides de Egipto y las nuestras mexicanas; no habría templos griegos ni catedrales góticas ni los asombros que nos dejó el renacimiento y la edad barroca; no las danzas rituales de los mal llamados pueblos primitivos ni el inagotable tesoro artístico de la sensibilidad popular de todas las naciones de la Tierra.
Luis Barragán


Quisiera agradecer la gentilísima atención del Arq. Francisco Pérez V., su esposa Carla y sus hijos Érika, Diego y Ximenita, sin cuyo generoso concurso mi visita a través de obras arquitectónicas en México y a este edificio en particular probablemente no hubiera pasado de un anhelado sueño.

VER TAMBIEN/SEE ALSO:

- CAPILLAS, CONVENTOS, MONASTERIOS CRISTIANOS.



14 comentarios:

Fredy Ovando Grajales dijo...

Barragán, el mítico Barragán suele fascinar a la mayoría de quienes visitan sus obras. Porque como bien decía su amigo Chucho Reyes: "Sólo me gustan las cosas bonitas", y creo que a la mayoría de la gente les resulta no sólo bonita sino espiritual esa capilla.

Por otra parte, estuviste tan cerca de Chiapas y no te diste una vuelta por acá. Saludos.

Carlos Zeballos dijo...

Chucho Reyes! Creo que a él pertencece una bella pintura de San Francisco que se ubica en uno de los salones del convento.

Bueno, fue una visita relámpago a México y la verdad es que me encantó su gente, su hospitalidad, su comida, historia, cultura... en fin, en realidad me han dado muchas ganas de volver. Y claro, espero poder visitar Chiapas la próxima vez, que entiendo que está más cerca a Guatemala que a la capital. Espero tener el gusto de conocerte al igual que a tus alumnos.
Muchas gracias y estamos en contacto.

Rafael Galdámez dijo...

Junto con algunos compañeros tuvimos la oportunidad de visitar una obra de Barragán y la verdad es que quedamos muy impactados por la sensación que dan los espacios, me da mucho gusto que se halla interesado en este arquitecto. Esperamos verlo pronto por nuestro estado.

Rafael Galdámez UNACH

Carlos Zeballos dijo...

Gracias Rafael. barragán ha sido uno de mis arquitectos preferidos desde estudiante.
Hay otras obras suyas que espero reseñar poco a poco.
Un gran saludo a México

buds dijo...

Saludos, Somos estudiantes de Arquitectura y nos toco exponer a cerca de las Capuchinas, tenemos que hacer la maqueta y ademas de hacer el analisis de la planta, fachada y demas, veo en tu post que tienes una imagen que parece ser el plano hecho en CAD, nos gustaria saber si tu lo tienes o donde lo conseguiste.
Pues nos urge mi mail es webudekAThotmail.com Cualquier info nos sirve, ya visitamos la capilla y no existe ni en la FACULTAD ni ahy nada de los planos. Estudiamos en la UNAM Facultad de Arq. Saludos! esperamos tu Respuesta!

Carlos Zeballos dijo...

hola buds

la info la saquè de http://cat2.mit.edu/arc/gallery/4203_final/gal_wglackey/

suerte

Anónimo dijo...

SOY ESTUDIANTE DE ARQUITECTURA Y ESTA EXELENTE ESTE BLOG FELICIDADES

Carlos Zeballos dijo...

Un placer, amig@.

Guadalupe Rodriguez dijo...

Tube la oportunidad de conocer esta capilla hace dos años en una viaje de estudios a la Ciudad de México, y por mucho, a pesar de su simplicidad
que bien caracteriza a Barragán Es la mejor construcción que visité, sin demeritar los grandes templos, palacios y novedosas construcciones de la ciudad, éste lugar es mistico, simplemente maravilloso, todavia se me eriza la piel cuando recuerdo el momento en que nos introdijimos a ese cuarto oscuro con la tenue luz rosada, y lo maravillado que quedé cuando vi la austeridad interior de la capilla, que te envuelve, y te llena de espiritualidad y propiamente de Dios.

Gracias a las Hermanas Capuchinas por habernos permitido a mis compañeros de la carrera de Arquitectura de La Universidad de Guadalajara, a mis profesores y a mi esa experiencia única, y de manera especial a quien subió estas fantasticas fotografias a la red, porque cabe mencionar, a nosotros nos quedó estrictamente prohibido dibujar dentro de la capilla, ya que ésta era la actividad que realizabamos en cada Construcción que visitabamos, mucho menos pudimos tomar una fotografia.

De nuevo gracias, y un fuerte saludo desde Guadalajara.

Carlos Zeballos dijo...

A pesar (o a raíz) de sus sencillez la sensación es realmente sobrecogedora.

Saludos!

HD ERIKA dijo...

DESEO SABER EL LUGAR EXCACO DE ESTA MÁGNIFICA OBRA PARA VISITARLA. GRACIAS.

Carlos Zeballos dijo...

Hola Erika

Puedes encontrar la ubicación en el Mapa Interactivo de Mi Moleskine

http://maps.google.com/maps/ms?t=h&hl=es&ie=UTF8&msa=0&msid=102855323729731991601.00046250ac1738f6760ea&ll=47.989922,0.263672&spn=20.610624,37.353516&z=4&source=embed

Busca en la lista a la izquierda y haz clic sobre CONVENTO DE LAS CAPUCHINAS, MÉXICO.

Utiliza el zoom para acercarte al mapa y escoge en Cómo llegar para direcciones.

Suerte

Inversiones en oro dijo...

La arquitectura es sin duda un arte que no muchas personas pueden tener, me gustan mucho tus blogs porque presentan verdaderas artes de arquitectura.

ericgarlez dijo...

Muy buen aporte, gracias por tanta y tan buena información. Hay algo en lo que tengo duda, esta capilla, o bien el convento no son patrimonio de la humanidad (He entrado al sitio de la UNESCO y no está en su listado). Todos lo mencionan así, pero creo que hay confusión porque el patrimonio de la humanidad es la casa estudio de Luis Barragán. Por supuesto, no desmerece en lo absoluto, ni necesita de esa etiqueta para ser una gran obra, como todas las de Barragán.Saludos y a ver si me sacan de mi error.