24 agosto, 2008

UNA MIRADA A GERONA

Casas colgantes del Oñar. Foto cortesía de Oliver Faugueras

Gerona (o Girona como se dice en catalán) es una encantadora ciudad ubicada al norte de Barcelona, en Cataluña, España. Atravesada por los ríos Galligants, Güell, Ter y Oñar, el paisaje gironés encierra una impresionante superposición de trazos urbanos y joyas arquitectónicas que dan cuenta de su rico, variado y a veces turbulento pasado. Nació como asentamiento ibérico y por aquí pasaron romanos (que la llamaron Gerundia), visigodos, musulmanes, judíos y cristianos, cada uno contribuyendo con su identidad cultural a dotar de la ciudad un valioso repertorio cultural y arquitectónico.


Pero algunos de los aspectos que más me gustaron de la Gerona, fueron el exquisito gusto que sus antiguos pobladores tuvieron para engarzar sus partes en una trama sutil y sugerente, que promueve una relación fértil y siempre motivadora de lo construido con el entorno (lo que Rubén Pesci llamaría “ambitectura”).

Vista aérea de las casas colgantes y el río Oñar. Foto Wikipedia

En segundo lugar la interesante y bien lograda recuperación de su patrimonio monumental, con una visión no únicamente museística sino utilitaria, incluyendo elementos del presente integrados de una manera sobria y leve, dando a los elementos de cada época el valor que les corresponden.

Vista aérea de la catedral y la escalinata de acceso. Foto Wikipedia

Pero tal vez lo más interesante fue descubrir que, como muchas otras ciudades, Gerona había vivido de espaldas a su patrimonio natural hasta la década de los 70, y que los recientes esfuerzos en los últimos años vienen convirtiéndola en una ciudad más sustentable. Esfuerzos también se han dado por restaurar su patrimonio arquitectónico, y por la rehabilitación de zonas urbanas deterioradas.



LA CATEDRAL DE SANTA MARIA DE GIRONA

Ubicada en lo más alto del centro histórico, la catedral en honor a Santa María se yergue como punto focal al final de una escalinata empinada (es interesante comprobar cómo la idea de ubicar los templos al final largas escalinatas, como símbolo de un término tras un peregrinaje, puede ser encontrada en muchas partes del mundo, desde la Piazza di Spagna en Roma al templo de Hasedera, en Nara, Japón).

Catedral y escaleras de acceso

Catedral vista desde la muralla

La catedral de Gerona, fue iniciada en estilo románico, y a ésta época corresponden la torre y el claustro adosado a la iglesia.

Detalle del ábside. Foto cortesía de Anna Reisach Detalle del claustro

El interior de la catedral es gótico (es la nave gótica más ancha del mundo y la segunda de cualquier estilo, con 23 m), al igual que su elaborado ábside.

Fachada lateral de la catedral.
Interior de la iglesia. Foto Wikipedia

Su fachada, sin embargo es de estilo barroco, dividida en tres cuerpos y presidida por un gran óculo.

Planta de la catedral y el claustro. ImagenWikipedia

IGLESIA DE SAN FÉLIX

Otro hito urbano importante es la iglesia de San Félix, cuya torre en estilo gótico destaca en el perfil gironés. Construida también en varios estilos, como los pilares de la nave central en estilo románico, la nave en estilo gótico y el estilo barroco en la escalinata y la fachada.



EL FRENTE RIBEREÑO DEL OÑAR.

Una de las vistas más impresionantes fue la de una serie de casitas apiñadas, que se yerguen variopintas y de varios niveles, conformando el frente ribereño de un canalizado y no muy prístino río Oñar. Precisamente la alta densidad en esta zona convierte al Oñar en una especie de multicolor cañón urbano que se extiende por aproximadamente 3 km. Recientemente las casas de la margen derecha han sido rehabilitadas.


Cosiendo ambas riberas se disponen varios puentes de diversas facturas y épocas. Entre ellos, destaca un pequeño puente peatonal, construido por la compañía de Gustave Eiffel de París.



LA JUDERÍA

A partir del siglo XV en la edad media, los habitantes judíos fueron obligados a vivir en comunidades cerradas llamadas juderías, o calls, hasta su expulsión del territorio español por los Reyes Católicos en 1492. De hecho, judería en español es el equivalente al vocablo italiano ghetto. Dispuesta en un enmarañado laberinto de callejuelas, la judería de Gerona es una de las más importantes de España.

Básicamente introvertida, ya que los judíos tenían prohibido abrir las ventanas a la calle, la judería repta en la topografía, se contrae y expande invitando al visitante a explorar las estrechas calles combinando cambios de escala, misterio y sorpresa. El edificio más notable es la antigua sinagoga, el Centro Bonastruc Ça Porta, y que es ahora el Museo de los Judíos.


LA MURALLA

La recuperación de la antigua muralla de Gerona es un interesante ejemplo de cómo convertir un elemento que solía dividir la ciudad del campo y que estaba descuidado y deteriorado, en un elemento para el uso de ciudadanos y visitantes y desde la cual pueden disfrutarse estupendas vistas del conjunto urbano. La excelente puesta en valor de las murallas, erigidas entre los siglos IX y XV, ha dotado a la ciudad de un privilegiado recorrido desde un punto de vista elevado, el Passeig de la Muralla.

Els Jardins dels Alemanys, un espacio público que combina una acertada restauración del patrimonio histórico con un bien logrado manejo paisajístico
ESPACIOS URBANOS RENOVADOS

Otro de los elementos claves en la rehabilitación urbana, ha sido la recuperación de espacios públicos. Plazas, parques y jardines han sido puestos en valor y funcionan como punto de congregación social.


Uno de los más llamativos es la Plaça Constitució, que incluye grupos escultóricos y mobiliario urbano, y en cuyas cercanías se encuentra la Escuela Eiximenis y la Iglesia del Mercadal. La renovación de la plaza es obra de los destacados arquitectos españoles José Antonio Martinez Lapeña y Elías Torres.


Es muy difícil resumir en este breve espacio el importante patrimonio cultural y arquitectónico de Girona, y probablemente esta breve reseña haya omitido injustamente espacios, monumentos y edificios de valor en esta ciudad catalana. Pero sirva la ocasión para compartir con los lectores de este blog las principales características del paisaje urbano gironés, que tan exitosamente han seducido mi curiosidad y cautivado mi imaginación.

Actualización (gracias a la colaboración del arquitecto gironés David Casadevall)
Comentar que la ciudad cambió el nombre en los años ochenta y hoy en día su nombre es Girona.
Puedo entreleer que tuviste tiempo para poder conocer la ciudad. El parque con ruinas se llama "els Jardins dels Alemanys".
Urbanísticamente, se comenta que el trazado de las calles está copiado al trazado de Jerusalem antiguo. No lo he comprobado nunca.
Además puede observarse el trazo de la via Augusta romana, una calle muy larga que connecta Girona con el pueblo vecino de Salt.
La orientación de sus templos religiosos hacia el oeste, hace que desde un punto alejado se pueda ver los campanarios y las fachadas de las iglesias todas mirando hacia el ocaso. Gracias al desnivel de la montaña, la ciudad es muy fotogénica.
Hay atardeceres que uno tendría que dejar de tabajar y contemplar el cambio de los matices de colores en las fachadas de las casas del rio Ter. Estuve en Florencia y creo que hay más y más variadas en Girona.
Y por último comentar que los ríos que atraviesan la ciudad son cuatro, falta el Galligants i el Güell. Quedan escondidos a los ojos de los turistas, pero hacen de Girona un lugar muy fértil para el cultivo y muy húmedo. Los antiguos pobladores escoguieron el lugar por esas circunstancias.
Un fuerte abrazo.


VER TAMBIEN

- PRESERVACIÓN - RESTAURACIÓN
- ARQUITECTURA TRADICIONAL ESPAÑOLA

13 comentarios:

Fredy Ovando Grajales dijo...

Ah, Girona, cuántos gratos recuerdos. Es un lugar muy agradable para vivir, tiene prácticamente todo lo que puedas necesitar. La visité muchas veces cuando viví en Barcelona y siempre encontraba algo distinto cada vez, lo que hacía renacer las ganas de volver una y otra vez... Gracias Carlos por estas imágenes, seguro que tú también habrás disfrutado sus calles y sus plazas llenas de sonrisas efímeras en su paso pero eternas en la memoria. Saludos.

Giancarlo dijo...

Espectaculares la primera y última fotos. Por cierto, la judería me recuerda una película que acabo de ver: El Mercader de Venecia (no, nunca leí el libro - me aburre Shakespeare). Siempre creí (gracias a la Frecuencia Latina de Ivcher y a aquello que un buen amigo llama "la lavada de cerebro más grande del mundo") que los únicos enemigos históricos de los judíos fueron los alemanes. El Mercader de Venecia y ahora tu post me demuestran que esto no es cierto: ingleses y españoles tuvieron su granito histórico de arena antisemita (y no, antes que me crucifiquen otros lectores, no estoy comparando esto a las atrocidades hitlerianas... solo menciono que siempre creí que el único que creo ghettos para judíos fue Hitler).

En fin, volvamos a lo nuestro. Girona (nunca la conocí como Gerona - primera sorpresa al leer este post), un nuevo destino a mi interminable lista de sitios por conocer.

Abrazos.

Carlos Zeballos dijo...

Gracias Fredy. Yo la descubrí por casualidad, me quedaba en el camino hacia Barcelona, y me encantó.
A propósito, ¿sabes el nombre de aquel hermoso parque con ruinas antiguas donde comienza la muralla?
Creo que son los Jardins dels Alemanys pero no estoy seguro.
Un abrazo

Carlos Zeballos dijo...

Gracias maestro.
Es precisamente en Venecia donde se acuña el nombre de "ghetto" que significa "fundición", ya que en la isla donde estaban los judíos había una fundición.
La discriminación y persecución a los judíos en Europa data desde hace siglos y no fue sólo en Alemania. Además de la persecución de la Inquisición en España, han habido casos similares por todo Europa, incluso en la Rusia de los Zares, tal como se ve en la clásica película "El violinista en el tejado".
Si bien el pretexto para esta persecución han sido las diferencias religiosas, me parece que han habido razones más importantes, sobre todo económicas. Desprovistos del derecho de tener propiedads, y al ser forzados a congregarse en comunidades cerradas, los judíos desarrollaron habilidades comerciales que los llevaron a enriquecerse y prosperar. Envidias, y la posibilidad de adueñarse rápida e ilegítimamente de sus bienes, pienso que fueron las verdaderas causas de la expulsión en España y en eso creo que se asemeja mucho a la persecución de Hitler. Aunque pienso también que el desmesurado odio hitleriano a los judíos en Europa tuvo un ingrediente extra fundamental del que se habla poco: el apoyo económico de los judíos a Inglaterra contra Prusia (antigua Alemania) durante la primera guerra mundial, a cambio de que se les diera un territorio dentro del imperio otomano (en ese entonces bajo el dominio británico). Hitler siempre decía que Alemania había ganado la guerra en el campo pero la había perdido en el papel, y culpaba a los judíos por ello.

Bueno, yo también me extendí y me salí del tema... sí, Gerona o Girona, es igual de espectacular (o ispictacular).

Un abrazo!

vaumm dijo...

Lo cierto es que tras ver las impresionantes fotografias, y leer el artículo, apetece más que nunca darse un paseo por Girona. La visite hace años y la agradable sensación que se me quedó tras la visita la recuerdo perfectamente.

Un saludo.

janette dijo...

Ohhhhhhh,indeed it is a very nice city! very interesting too.
We walked down the wall bridge from a very magical garden, and also through a bridge designed by Eiffel as the dusk gently started to give nocturnal ambience to the city. It was an enjoyable walk to cherish.
And in Girona, I remember, there is where we had the most delicious CHURROS with hot chocolate!!!

Carlos Zeballos dijo...

Gracias Vauum, bella ciudad en verdad.
Estoy preparando un pequeño video incluyendo más fotografías y algunas breves tomas. Espero publicarlo en unos días.
Saludos

Carlos Zeballos dijo...

Thanks Janette.
hahaha, yes, Spanish churros and hot chocolate, particularly in a cold winter morning, are just a blessing!

david cas dijo...

Hola, Carlos.
Grata sorpresa al volver de vacaciones y encontrarme con este post que habla de mi ciudad. Comentar que la ciudad cambió el nombre en los años ochenta y hoy en día su nombre es Girona.
Puedo entreleer que tuviste tiempo para poder conocer la ciudad. El parque con ruinas se llama "els Jardins dels Alemanys".
Urbanísticamente, se comenta que el trazado de las calles está copiado al trazado de Jerusalem antiguo. No lo he comprobado nunca.
Además puede observarse el trazo de la via Augusta romana, una calle muy larga que connecta Girona con el pueblo vecino de Salt.
La orientación de sus templos religiosos hacia el oeste, hace que desde un punto alejado se pueda ver los campanarios y las fachadas de las iglesias todas mirando hacia el ocaso. Gracias al desnivel de la montaña, la ciudad es muy fotogénica.
Hay atardeceres que uno tendría que dejar de tabajar y contemplar el cambio de los matices de colores en las fachadas de las casas del rio Ter. Estuve en Florencia y creo que hay más y más variadas en Girona.
Y por último comentar que los ríos que atraviesan la ciudad son cuatro, falta el Galligants i el Güell. Quedan escondidos a los ojos de los turistas, pero hacen de Girona un lugar muy fértil para el cultivo y muy húmedo. Los antiguos pobladores escoguieron el lugar por esas circunstancias.
Un fuerte abrazo.

Carlos Zeballos dijo...

Saludos David
Demoró un poco, pero lo prometido es deuda.
Muchas gracias por tu aporte, lo he incluído dentro del post como actualización.
Espero algún día poder volver a tu bella ciudad, ya me la mostrarás con más calma.
Un abrazo

tricesimus dijo...

No es cierto que en la Edad media europea existieran los guetos.

En un tipo de sociedad gremial, donde la población judía se dedicaba a oficios muy determinados (banca u orfebrería, por ejemplo), la formación de barrios se debía únicamente a este hecho.

O sea, donde estaban los banqueros, usureros, orfebres o zapateros era donde estaba, lógicamente, la sinagoga, en torno a la cual se formaban los barrios judíos o juderías.

Por eso es un error decir que antes de la Inquisición los judíos fueran perseguidos, al menos en España. De hecho, existen ejemplos de convivencia como Toledo, Cáceres o Hervás.

No digo que no haya existido el antisemitismo, pero mucho me temo que en la Edad Media no tenía nada que ver con guetos.

Un saludo

Carlos Zeballos dijo...

Tal vez esté equivocado, pero creo que el antisemistismo ha sido compun en Europa. Ya en 1290 Eduardo I de Inglaterra hizo colgar a 300 judíos y expulsó a otros 3000, confiscándoles sus bienes para construir los castillos con que dominó Gales (fuente BBC)

Inversiones en oro dijo...

La arquitectura es sin duda un arte que no muchas personas pueden tener, me gustan mucho tus blogs porque presentan verdaderas artes de arquitectura.