24 enero, 2009

EL PARQUE DE LA VILLETTE, PARÍS


El Parque de La Villette es un enorme proyecto de renovación urbana diseñado por Bernard Tschumi en 1982, constituyendo el parque más extenso de París. Es además uno de los primeros y tal vez más importantes ejemplos de arquitectura deconstructivista, secundado por una nutrida y minuciosa carga teórica. Es por tanto un parque muy criticado, amado y odiado, y un referente fundamental en la historia del tratamiento de espacios abiertos.


UBICACIÓN

El parque de la Villette (villette significa pequeña villa) se ubica al noreste de París, al borde del Seine-Saint-Denis. Está emplazado en terreno que anteriormente servía como mercado de carnes y matadero, al lado de un canal de agua.



ANTECEDENTES

Dentro del plan de revitalización de París impulsado por el entonces presidente francés Francois Mitterrand, se convocó a un concurso para el diseño de un gran parque en la zona del antiguo camal. El concurso, en el que participaron arquitectos como Rem Koolhaas y Peter Eisenman, fue ganado por el arquitecto suizo Bernard Tschumi.


La propuesta deTschumi, desafía todas las nociones previas de un parque urbano, cuestionando el modelo del parque parisino del siglo XIX, que encontraba exclusivo y divisorio de la sociedad en la ciudad. En cambio, el buscó un parque cultural, que se defina predominantemente por el intercambio social y cultural entre sus visitantes, más que por su diseño paisajista clásico. El fuerte componente arquitectónico predomina sobre el diseño paisajista, creando el su lugar un paisaje urbano propio dentro del parque.



ELEMENTOS COMPOSITIVOS

El diseño del parque se basa en tres componentes fundamentales independientes y superpuestos que interactúan entre sí: superficies, líneas y una grilla de puntos llamadas folies (que en español podría traducirse como "locuras" pero que se refieren a elementos construidos en los jardines).


Dejamos al propio Bernard Tschumi para explicar los principios ordenadores del parque, reproduciendo una entrevista publicada en la revista L'architecture d'aujourd'hui, cuando el parque estaba aún en construcción (agradezco la colaboración de la Sra. Mariela Oviedo en la traducción).

Una transformación en el trabajo del proyecto

Dentro del proceso clásico del proyecto, la idea de la forma arquitectónica final es desde luego concebida, ideada, antes de estar sujeta a un trabajo que definirá todos los elementos que la constituyen. En la Villete, por el contrario, las formas proceden de un montaje, de una deconstrucción y además una reconstrucción. No es una concepción desde el origen. ¿Puede ser considerada como un resultado relativamente “aleatorio”?

BT: Dos procesos simultáneos son puestos en marcha. De una parte el análisis y la explosión del programa en una serie de frangmentos, y de otra parte, la recombinación de estos fragmentos en torno a sistemas estructurales distintos y autónomos (grilla de puntos de intensidades, líneas de movimiento, superficies compuestas). La superposición sobre el lugar de estos sistemas autónomos provoca efectivamente situaciones aleatorias, desatendidas y conflictuales a la vez. Estas situaciones traen el punto de partida del trabajo de arquitectura que consiste entonces en exacerbar las tensiones programáticas y formales que resultan de esta superposición. En lo que respecta a las folies, no se trata verdaderamente de aleatoriedad, sino más bien de combinación de fragmentos. Las folies proceden en efecto de reglas complejas de transformación. Si hemos tomado la folie como punto de arranque a toda la problemática del Nuevo Parque de la Villette es porque la palabra y las ambigüedades que recobra, nos parece bien ilustrar unas situaciones entre el uso, la forma y los valores sociales. Nosotros no consideramos esta situación como negativa sino como sintomática de una condición nueva, más alejada del humanismo del siglo XVIII que del modernismo de este siglo. La palabra folie está así asociada a su sentido psicoanalítico -el desatino- y a la folie aquí no puede añadírsele un sentido constructivo sino con la más extrema precaución. En tanto que objeto edificado, la folie no significa más la extravagancia de estilos, si no al contrario, una yuxtaposición de espacios y de programas sin precedentes.

Una grilla Explosión / Implosión


Las folies son el resultado salido de una explosión de un programa global inicial. La grilla regular de 120 x 120 m sobre la cual se disponen los “fragmentos” de las folies. ¿Ha sido ésta buscada porque es la más neutra, la más abstracta?
BT: Sí. La trama de puntos es la herramienta estratégica de la Villette. Ella articula el espacio, las intensidades. En rechazo a toda jerarquía, toda composición, ella se aparta a priori de los grandes planes de masas del pasado. La trama puntual forma una serie de puntos de anclaje, donde el rol es juntar, como un imán, los fragmentos del programa explotado.


Un cubo Deconstrucción / Reconstrucción.

La Folie se basa en la figura de un cubo de 10.8 x 10.8 que puede ser engendrado según diversos procesos formales. La multiplicación de las folies, que debrán tener un número de 35 cuando el parque esté terminado, será esta efectivamente la ocasión de experimentar “con verdadera grandeza” una combinatoria formal?

BT: Se trata a la vez de una combinación programática que puede variar en el tiempo, y de una combinación formal, que explora ciertas transformaciones complejas, a partir de la deconstrucción del cubo en componentes de movimiento (rampas, escaleras, etc.) o de espacios cerrados y que se reconstruyen a continuación, en ciertas “operaciones maquinales” precisas.



Ortogonalidad y no ortogonalidad Normalidad / Desviación
¿A qué responde la preocupación de proponer las folies “normales” y las folies “desviadas”? ¿La regularidad de la repetición de las 35 folies no se contradice con la búsqueda de una diversidad “formal” y no principalmente programática?
BT: La pareja normalidad / desviación no se refiere a que se tiene una metodología interna al trabajo de concepción. La folie “normal” no es que sea una folie sobre el papel antes de una operación combinatoria, antes de su desviación. Una diversidad puramente formal sería contraria al espíritu del proyecto.



Los ejes de coordenadas Un sentido a la grilla.
La Galería Norte Sur que prolonga el Gran salón y la Galería Este Oeste que prolonga el Canal son los ejes de coordenadas de la grilla de puntos de las folies. ¿Deberán ellas ser consideradas como elementos ordenadores mínimos de la grilla (ellos le dan sentido a sus direcciones) a fin de que el parque no sea una reunión de objetos absolutamente heterogéneos?
BT: Las galerías evidentemente juegan un rol ordenador, evidentemente juegan un rol ordenador; sin embargo, este rol permanece compartido con las folies, donde la repetición del volumen rojo de referencia constituye el hito principal del espacio. La reunión de objetos heterogéneos no es una pregunta despreciable. En efecto, si por una razón de presupuesto u otra, las folies y ls galerías pierden su importancia, el riesgo será grande, de ver al parque transformado en un bazar de obras de maestros particulares (arquitectos, paisajistas, diseñadores, artistas)



Las grandes geometrías. La determinación de superficies
Las grandes figuras geométricas definidas por líneas de árboles en cuadrado, triángulo y sinusoides, definiendo las superficies. En la trilogía de puntos, líneas y superficies, estas últimas no son una suerte de artificio conceotual pues ellos son el resultado del trazo de grandes geometrías. ¿Tienen ellas, como los puntos y las líneas una autonomía que enriquece las superposiciones?
BT: En la fase del concurso: un resumen conceptual. En la elaboración del proyecto: las superficies autónomas (pavimentos, césped, revestimientos industriales diversos, asfalto, etc.) que participan del dinamismo de las superposiciones.
Llanta de Bicicleta por Claes Oldenburg, 1990
Jardín de las dunas.

El paseo cinemático. El juego de las secuencias.

El paseo cinemático que serpentea entre los ejes de coordenadas y las grandes geometrías es el más pintoresco de los recorridos. ¿Esta puede ser considerada como la metáfora del movimiento y de la acción?
BT: Del movimiento sobre todo. La acción dependerá mucho de las intervenciones de los maestros de obra particulares al interior de los “cuadros” o jardines. La idea del paseo cinemática es evidentemente una metáfora cinematográfica: los cuadros de los jardines corresponden a las imágenes en la película, la continuidad de flujo corresponde a la banda sonora de la misma. Cada grupo de jardines está organizado en secuencias, los diferentes trazados exprimen las condiciones espaciales de los jardines temáticos del paseo cinemático. Estos jardines cubren aproximadamente 600 m2 cada uno y cubren actividades tan diversas como juegos electrónicos, áreas de picnic, juegos de niños y también los jardines más convencionales.

OTRAS INSTALACIONES EN EL PARQUE

Además de las folies, hay numerosos edificios en el parque que no son obra de Tschumi. Entre ellos destacan la Grande Halle de la Villette (que es el antiguo mercado convertido en biblioteca), la Geóde (una esfera que descansa sobre una pátina de agua, y que encierra un teatro IMAX), la Ciudad de las Ciencias e Industrias (un edificio educativo con exhibiciones temporales y permanentes), el Conservatorio Nacional Superior de Música y de Danza de París, el Cabaret Sauvage y la Ciudad de la música (obra de Christian de Portzampac y que trataremos en el próximo post) entre otros.

Ciudad de las Ciencias e Industrias.

La Geoda. Foto cortesía de coolmonfrere.

La Grande Halle

La ciudad de la Música, por Christian de Potzamparc.

Algunos critican el parque por ser demasiado abstracto e inhumano, por ser una simple repetición y transformación estructuras que sobrepasan la escala humana.
Otros, ven a la Villette como un símbolo del parque del futuro, cuestionando la idea tradicional de parque y considerándolo un ejemplo de unión entre lo cultural y lo recreativo.


VER TAMBIÉN
- PARQUES TEMÁTICOS

- OTRAS OBRAS DE BERNARD TSCHUMI
El Arte de Star Wars, interesante fue. Exposición en la Ciudad de Ciencias e Industria, durante nuestra visita se presentó.
En Anécdotas de Moleskine, ver también.

11 comentarios:

Janette dijo...

La belle villette! mais je pense qu'il est un peu d'un travail abstrait et non facile pour les gens du commun de l'apprécier

Pedazo de trabajo único. Aunque solamente pocas personas sean dotadas ver y apreciar la belleza de ella.

Thanks for bringin' me there, introducing me to part of your world

Some minutes of conversation with master Yoda I was lucky to have...

Anónimo dijo...

como siempre excelente articulo!

Carlos Zeballos dijo...

Mon plaisir ma chère coeur

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias. El parque de la Villette tiene un significado especial para mí, fue la base conceptual que, junto a mi amigo José Oviedo, nos inspiró nuestra tesis de grado.

Begoña dijo...

Vive la France! aunque sinceramente Carlos, no entiendo nada las explicaciones del autor, supongo que hay que ser arquitecto jaja. Las "folies" me recuerdan a las "fabriques" de algunos amados jardines franceses como Chateau de Canon (ya sabes: la pagoda, la falsa ruina, la torre feudal, el templo griego, la casa campesina, quizás un puente con su rebaño de ovejitas...) Una "fabricación humana" que debía sorprender, hacer soñar, incluso provocar la conversación filosófica de los paseantes. Todo está inventado. Un besote (¡Qué mona la foto de tu amada con Yoda!)

Carlos Zeballos dijo...

Hola Begoña.
¿Sabes? Creo que tú explicas las folies mucho mejor que Tschumi, jajaja. Exacto, esa es la idea, elementos artificiales en medio de lo natural que te invitan a interrumpir el paseo y a hacer algo.
(Y bueno, mejor ella con Yoda que yo con Chewbacca, jajaja).
¡Un beso!

ShaelKoNef dijo...

vous etes partout mon amie!

ya se... eres el dueño del una gruesa parte de acciones de alguna aerolinea internacional

o simplemente sabes teletransportarte

Carlos Zeballos dijo...

Jajaja
Ninguna de las dos (tampoco son ciertas las versiones de traficante de opio).
La clave va más o menos relacionada con lo que relataste en tu último post.
Un abrazo

Julián. dijo...

Tal vez me equivoque pero la idea que tengo es que La Grande Halle era una una obra inacabada, no sé si mercado o matadero, que se reformó para Ciudad de las Ciencias dentro de toda intervención en la zona.

intelligence dijo...

I think I come to the right place, because for a long time do not see such a good thing the!
jordan shoes

Anónimo dijo...

Ilse Popiltze Hucka Froscha Gschñaka Pelpo Pum.