17 enero, 2009

EL PARQUE DE LA MURALLA, LIMA


El Parque de la Muralla, contiguo al río Rímac, en el centro histórico de Lima, es un exitoso caso de renovación urbana en un frente ribereño, y al mismo tiempo un esfuerzo por recuperar y mostrar el patrimonio histórico de la ciudad.

Panorámica del Parque de la Muralla. Foto cortesía J. Oviedo.


LA MURALLA DE LIMA

La ciudad de Lima, fundada en 1535 a orillas del río Rímac, fue una de las capitales más importantes de la colonia española en el continente americano, a lo largo de casi 300 años de historia colonial y 180 años de república. Lima guarda ricos ejemplos de patrones urbanísticos y arquitectónicos, enriquecidos gracias al aporte criollo, mestizo y ecléctico, en expresiones propias y únicas que le han merecido que su centro histórico sea declarado patrimonio histórico de las humanidad por la UNESCO a partir del año 1994.

Las murallas de Lima en un plano del año 1750. Imagen Wikipedia

Debido al temor de la incursión de corsarios, y pese a que la capital se encontraba a 40 kms de la costa, el virrey Melchor de Navarra y Rocafull ordenó en 1684 la construcción de muros y bastiones alrededor de la ciudad. Además, las murallas servían de protección contra levantamientos al interior del país y permitían controlar el comercio que ingresaba a la ciudad. Eran también un claro límite entre lo urbano y lo rural.

Detalle de una isométrica colonial señalando el área de la ribera del río y su protección amurallada.

No obstante, las murallas nunca fueron atacadas, y fueron demolidas por José Balta en 1870 para dar paso a la expansión urbana, en cuyo lugar se encuentran ahora las avenidas Miguel Grau y Alfonso Ugarte.


Antigua Estación de Desamparados, al lado del río Rímac.

EL RÍO Y LA CIUDAD

Durante la colonia, los ríos eran concebidos como la espalda de la ciudad, especialmente cuando éstos no eran navegables (tal como lo comentamos anteriormente en este moleskine en el caso de Arequipa y el río Chili). Por ello, la zona ribereña del Rímac fue un botadero donde convivieron capas de basura y viviendas y corrales clandestinos construidos sobre ellas. Los derrumbes eran comunes, especialmente en épocas de crecida del río, y el resto del año estas áreas se volvían a ocupar ilegalmente. Es interesante cómo los arqueólogos han encontrado algunas capas de basura muy peculiares, que coinciden con los terremotos de Lima, cuando muchos escombros y residuos eran botados en la ribera del río.

En los últimos años, sin embargo, Lima ha conocido un saludable esfuerzo por recuperar el área del río en su centro histórico. El primer paso en este sentido fue liderado por el ex-alcalde Alberto Andrade, en cuya gestión se recuperó, a espaldas del Palacio de Gobierno, el área llamada Polvos Azules, una zona de mercadillos bastante deteriorada, para realizar allí un parque al lado del río: la Alameda Chabuca Granda, diseñada por el reconocido arquitecto Javier Artadi (hemos revisado en este blog un caso parecido en la ribera del río Paraná, en Asunción, a espaldas del Palacio de Gobierno paraguayo).


Para continuar ese proceso de recuperación ambiental y social al lado del Río Rímac y ante la disponibilidad de un terreno usado como depósito propiedad de la Policía Nacional, a espaldas del convento de San Francisco y frente a la vía férrea, el actual alcalde Luis Castañeda pensó hacer allí un parque con unas fuentes. Con tal motivo, encargó el proyecto al arquitecto Fernando Romaní, destacado proyectista con experiencia en arquitectura ferroviaria y quien había realizado ya exitosas remodelaciones de parques, como el Parque del Reducto, el Parque Universitario entre otros.


PARTO CON COMPLICACIONES

Al comenzar a excavar sobre las capas de basura a fin de encontrar un terreno sólido donde construir el proyecto, Romaní se dio con la sorpresa de que lo que aparentemente era un murete de 60 cm sobresaliendo en el terreno, tenía un tamaño y proporciones considerables. Sabiéndose ante la presencia de algo especial, congregó a un equipo de especialistas que desarrollaron un proyecto más minucioso, conformado por los arquitectos Alberto Sánchez Aizcorbe, Fernando Jiménez, Oscar Freire y Mirna Soto. Dados los sucesivos hallazgos se que sucedían, el proyecto tuvo que ser reformulado muchas veces y su costo original fue triplicado.

Proceso de renovación urbana del Parque de la Muralla y del Malecón del río

Para la ejecución del parque se mudó un tugurio de más de 70 familias invasoras a otra ubicación y se emprendió la recuperación de una importante media manzana “la casa de las trece puertas” colindante a dos importantes monumentos: el Palacio de Gobierno y la estación de trenes Desamparados (ferrocarril a la sierra central del país a 300 km de la capital y 4,000m de altura). Las familias de la media manzana renovada, fueron capacitadas y trabajaron arduamente en las labores de reconstrucción percibiendo un sueldo por su trabajo además de recibir las casas nuevas y créditos inmobiliarios para acabar de pagar por ellas.

Tugurios en la Casa de las 13 puertas antes de su recuperación



El río fue reencauzado, se instalaron barrajes para evitar la basura y crear espejos de agua permanentes en el estiaje. Se restauraron los puentes más antiguos de la ciudad hacia El Rímac: el colonial Puente de Piedra, y el Puente Ricardo Palma, el primer puente republicano de fierro (que es el verdadero puente de la famosa canción de Chabuca Granda, que llevaba a la guapa limeña “Flor de la Canela” hasta la “Alameda” de Los Descalzos en el barrio colonial de El Rímac.

El equipo tuvo la tarea de convencer a un escéptico Instituto Nacional de Cultura de que aquello era en realidad restos de la muralla de Lima, ya que según muchos libros de historia la muralla circundaba la ciudad excepto en el área del río, donde existían sólo tajamares o muros de protección para épocas de crecida. Luego de que documentos y excavaciones demostraran la autenticidad de la muralla, los proyectistas tuvieron que afrontar el problema opuesto, un sobre protector INC que muchas veces se opuso a determinadas tareas, retrasando la ejecución del proyecto.


Además, tuvieron que convencer al alcalde de que no se construyera una enorme fuente en el lugar, cuya humedad hubiera dañado la propia muralla (al final el alcalde construyó las fuentes en el impresionante Parque de la Reserva, que espero reseñar en este moleskine en un futuro). Sin embargo no tuvieron éxito en impedir la colocación de la llamada estatua de Francisco Pizarro, cuya escala monumental sobrepasa las proporciones más bien conservadoras del parque. Esto es una muestra de que aquí como en muchas partes, la intromisión política puede contravenir criterios técnicos.

EL PROYECTO

Con un area de 25 000 m2 y 6000 m2 de áreas verdes, el parque se desarrolla en dos plataformas, que dan cuenta del volumen de excavación entre ambos niveles de las mismas. Durante el recorrido, el usuario interactúa visualmente con los restos históricos y el paisaje fluvial.


El nivel superior balconea hacia el río y permite observar restos de la muralla y de antiguas edificaciones de vivienda. Partiendo de un jardín circular (que en un principio se había pensado como fuente) el espacio es una concatenación de pequeñas placitas zurcidas por una pérgola de madera que evoca la ligera arquitectura de la costa peruana.



El nivel inferior es una explanada desde la que se puede acceder a equipamientos complementarios al parque, como un restaurante y un pequeño museo. Es notable que a pesar del lenguaje contemporáneo elegido por los autores, la arquitectura no busca protagonismo sino se subsume al aterrazado.
Si bien el uso de taludes evoca a códigos arquitectónicos de muralla, la sobriedad en los edificios no cae en estilismos ni modas si no más bien escoge un vocabulario atemporal.



Este nivel es contiguo a la línea del tren, por lo que es posible gozar del espectáculo del paso del tren a la sierra.


El tema del tren ha sido incorporado al parque con este lúdico elemento infantil. A su lado discurre el tren de verdad

LA ESTATUA DE PIZARRO

La estatua que hoy descansa en el Parque de la Muralla, fue realizada por el estudiante norteamericano Charles Cary Rumsey (1879-1922), representando a un conquistador anónimo.

En 1927 el alcalde de Trujillo, España (ciudad natal de Pizarro) la vio en un catálogo y le pareció que podría representar a Pizarro, por lo que encomendó a la viuda de Rumsey una copia de la estatua para su ciudad, de la que se hicieron dos copias más, una de las cuales llegó a Lima, siendo colocada provisionalmente en la Plaza Mayor. Son muchos los detalles de la estatua que no concuerdan con la imagen de los conquistadores españoles, pero lo más curioso es la enerdecida controversia entre quienes sostenían que no debía mantenerse la efigie del destructor del imperio incaico y otros, entre ellos Mario Vargas Llosa, que defendían su localización. Todo ello por una estatua que ni siquiera fue hecha basada en el Pizarro histórico, y que llegó al Perú sin haberle sido previsto un sitio de llegada.


PROYECTOS A FUTURO

Algunas críticas al parque han enfatizado la falta de un plan ordenador de áreas verdes a la hora de su ejecución y concepción. Creo que si bien esto es cierto, el éxito social del parque viene teniendo un efecto catalizador a su alrededor, el cual permitirá el desarrollo de planes futuros.
Luego de la construcción del parque de la Muralla, se construyó un parque contiguo llamado el malecón del río, que cuenta con una serie de atracciones infantiles. Adicionalmente, a los 400 m de área ribereña se piensan adicionar otros 2 km de parques.

Vista del río Rímac y e nuevo Malecón del río, al lado del Parque de la Muralla. Foto cortesía J. Oviedo.

Recientemente, se ha inaugurado un grupo de viviendas contiguas al parque, las que, al margen de críticas a su propuesta formal y espacial, constituyen un plausible ejemplo de recuperación social. En la Municipalidad Metropolitana de Lima, se ha concesionado un servicio de teleférico que saldrá dentro de un año desde este parque hacia la cumbre del remozado Cerro San Cristóbal a 1,500m de distancia y 400m de altura, el que constituye el cerro mirador y el punto geográfico más alto ciudad fundacional.
Un teleférico unirá el río con el emblemático Cerro San Cristóbal, que hoy presenta un colorido que me evoca al Caminito de La Boca, en Argentina. Plano cortesía de J. Oviedo

Quizás, en el Perú no se cuente con los altos recursos económicos de otros países, ni el entorno urbano que permita audaces intervenciones, pero creo que el Parque de la Muralla es un interesante ejemplo de renovación urbana, restauración e inserción de arquitectura moderna en un contexto histórico.

Foto cortesía de Roxio Milagros


VER TAMBIÉN

- PARQUES TEMÁTICOS
- ÁREAS RIBEREÑAS (WATERFRONT DEVELOPMENT)


Agradezco la valiosa colaboración del urbanista Mag. Arq. José Oviedo Lira en la elaboración de este post mediante textos, mapas y fotografías.

Agradezco también la generosa información provista por el Arq. Fernando Romaní, uno de los autores del proyecto, y por su amable explicación en el mismo parque junto a su esposa.

17 comentarios:

Pilarcita dijo...

A este lugar tengo que ir la proxima vez que vaya a Lima, se ve muy interesante. Gracias por la info.

Begoña dijo...

Carlos, muy interesante como siempre, no me imaginaba Lima así. Y efectivamente en la Pza Mayor de Trujillo ¡está la escultura comprada por catálogo! ¡y que no es Pizarro! Por aquí nadie lo sabe y yo pensaba que era como poco renacentista, qué divertido. Más abrazos madrileños.

Carlos Zeballos dijo...

Pilarcita
Tienes que ir, de seguro lo vas a encontrar más bonito todavía, pues están restaurando unas casonas al frente del convento de San Francisco.
Ojalá esta tendencia por recuperar el río continue.
Besos

Carlos Zeballos dijo...

Hola Begoña
Sí, efectivamente Lima está mejorando, en unos años que no la veía se nota un cambio muy interesante.
Y sobre Pizarro, pues se hubieran puesto de acuerdo con el alcalde de Medellín, ciudad natal de Cortés, para comprar 2 estatuas. Quizá les hacían una rebaja, ja ja.
Besos

Anónimo dijo...

Prezados:
La verdad si vien este parque esta de lo mejor eso no indica que lima ha mejorado , dado que los verdaderos problemas de la ciudad no se han resuelto entre ellos el transporte, y la exclusion social que aun persiste, maquillar la ciudad es muito bom pero no lo que una ciudad necesita para un desarrollo economico, social y ambiental, pensemos mas en el futuro.
Julio Cesar Lavado

Wiley dijo...

mas alla de este parque, la gestion de castañeda es la peor de las que le ha tocado vivir a la ciudad. tu como aficionado a la arquitectura no entiendo como no puedes denunciar los atropellos y atentados que dia a dia se cometen en el centro historico bajo la venia del municipio.
Hay una memoria historica que viene siendo borrada, desaparecida, derrumbada.

Carlos Zeballos dijo...

Saludos Julio César y Wiley:
Su punto de vista es importante y se agradece, ya que como habitantes de la ciudad la conocen mejor que yo.
Yo no soy limeño, no vivo en Lima ni me interesa favorecer a Castañeda (como no me interesa favorecer a ningún alcalde de las ciudades sobre las que escribo).
No quise quedarme con una visión superficial de la obra, por eso busqué y entrevisté a sus autores. Y como se puede leer en el post, el arquitecto proyectista tiene una actitud crítica a la interferencia no sólo del alcalde si no del INC en el desarrollo del proyecto.

Saludo, sin embargo, y para no ser mezquino, la actitud y voluntad política del alcalde en recuperar este espacio urbano para la ciudad.
Pienso que este es uno de lo parques más interesantes que he visto en las ciudades que he visitado, especialmente porque combina 3 elementos: lo histórico, ambiental y cultural. Pero creo que ese no es un mérito del alcalde, sino más bien de los proyectistas y técnicos que llevaron a cabo esta obra, con sensibilidad y profesionalismo Made in Peru.
Creo además que el parque es un éxito social. Pero, más que ser mérito del alcalde, lo es de los visitantes, limeños y foráneos, que hacen uso de él, lo protegen y lo promueven.
Un saludo

Ricardo Martin dijo...

Hola estoy haciendo un trabajo del parque y queria saber si sabes la fecha de cuando fue creado creo que fue en le 2004 pero no estoy seguro ojala me puedas ayudar , gracias

Anónimo dijo...

Estimado Carlos Zeballos: Muy interesante su blog, sobre todo por la vision sobre las obras de otras ciudades , que nos dan un mejor acercamiento a las mismas.
Respecto al Parque de la Muralla, tengo algunas opiniones al respecto:Es muy loable recuperar una zona que estaba en condiciones lamentables y creo que asi como loa al Alcalde Andrade, tambien algo de mérito tiene que tener Castañeda a pesar de no estar de acuerdo con algunas de sus obras quizas no por él, sino por los que comandan su "equipo" de "restauradores". No creo que el teleferico proyectado se inicie desde ese parque ya tendria que sobrepasar dos puentes (Palma y Balta) y las casas aledañas perturbando el panorama monumental de la Plaza de Acho y el Paseo de Aguas. Tal vez y lo mejor sería seguir recuperando la ribera izquierda del Rio hasta el Puente Huanuco, que espacio hay y de alli partir a la altura de la Piedra Liza, que sería mas cerca y con menores posibles de peligros tanto para la población como para las vias subyacentes ademas que no habría sitios altos para estaciones intermedias (como sucede en la Urca y el Pan de Azucar en Rio)y tendrían que construirse torres antiesteticas. Por otro lado sería ocasión de recuperar la "isla" de Cantagallo , area entre la via de evitamiento y el rio que va desde el Pte. Palma hasta cerca del Pte. Huascar y que a desmedro de los esfuerzos que costo desalojarla hace como 20 años se ha cvuelto a tugurizar (con plantas de transformación de basura, camales de pollos, depositos municipales, plantas de revisiones y sobre todo por una barriada con visos de una nueva Malvinas que el alcalde de San Juan de Lurigancho provocó al erradicarla de Ascarrunz y que ya tiene consrucciones de cemento y asociaciones de propietarios (en un terreno municipal) y hasta con posibilidades que se los lleve algun futuro huayco y nadie de los defensores limeños ha dicho nada. Esto iba a ser el gran parque de la ribera del Rio que en ambas márgenes sería el gran pulmón que necesita el centro de Lima y que se ha visto interrumpido tambien con el proyecto Martinete(inaparente a inoportuno a todas vistas y sin ningun criterio urbanistico, peligrosisimo por estar al borde de la linea ferrea y que malogra todos los proyectos de recuperación y erradicación de p.e la Huerta Guinea y las fundiciones detrás del Cementerio Maestro. Este proyecto junto con el "social" de la casa de las trece puertas malogra el otro proyecto de extender la via inconclusa (entre Tacna y Palacio de Gobierno) que serviria como malecon de la margen izquierda y desahogo del tránsito por el centro histórico y que se iba a extender hasta Ate. Por otro lado, sus loas al A°. Ortiz quien ademas de proyectar la alameda Granda ( que no tiene ningun arbol ni menos alamos sino es un páramo de cemento con tuyas funerarias y que en verano ahoga de calor y una diz que escultura de planchas de fierro que nada tiene que hacer ahi, fue el causante convenciendo a un alcalde ignaro de "remodelar" el Parque de la Exposición (atentado a la ciudad de alguien que se declara urbanista y que merecería que se le retire sus titulos y no se le deje ejercer ningun magisterio, ahora amenaza con seguir depredando la Costa Verde) eliminando casi el 60% de las Areas verdes(de 110,000 m2 iniciales junto con el parque Neptuno a los 40 o 5o,ooo actuales reemplazandolas por cemento), abriendo espacios donde era intimismo puro, diseñando un auditorio fuera de escala inapropiadisimo y hasta inseguro y probable causante de epidemias al colocar puestos de comida debajo de las gradas del anfiteatro y causante de contaminación acustica en un km a la redonda, colocando en el colmo playas de estacionamiento eliminando 8, 000 m2 de árboles que servian de cortina al edificio del ex Ministerio de Fomento y para lo que sirven es para colocar "ferias o (negociados) artesanales" degradando el ambiente, diseñando auditorios hundidos con salas de clases en la esquina de Colon y Garcilaso , la mas contaminada dela zona, denominando jardin botanico a unos maceteros de cemento y por ultimo eliminando en su mayor parte el Parque japones cuyos relictos todavia dejan apreciar lo que hubiera sido seguir con ese estilo natural y ni hablemos de la iluminación a velas o de las rejas increiblemente exiguas o un almacen cilindrico en forma de silo totalmente antiestetico, para albergar las piezas del Museo Italiano que se sabian que eran de grandes dimensiones o una pampa de piedra de 10,000m2 aumentando la aridez de la Plaza Grau y peor aun no previniendo la colocación de árboles en los casi 3 km de perimetro felizmente subsanado por la posterior administracion de Castañeda. El "exito"social de ese parque (ya que no hay otros espacios publicos en el centro) no justifica de ninguna manera tantremendo atentado a la ciudad de Lima mayor que el algun terremoto y que fue contenido a tiempo en su locura de colocar un puente sobre el Paseo Colon. Los Arquitectos deberían de preocuparse un poco de diseñar bien sus obras y guardar coherencia con su conjunto pues sus errores persisten por largos años y acostumbran mal a las nuevas generaciones. Que tomen ejemplo de los médicos que sus errores los entierran.
Por ultimo lo de las estatuas de Pizarro (en Trujillo de Extremadura y en Lima) no fueron compradas sino regaladas por la viuda del escultor y Mexico se negó a aceptarla cuando se la quisieron hacer pasar por Cortes. En cambio aqui siendo alcalde Gallo Porras y el gobierno de Prado, muy hispanista él, la acepto de inmediato y la coloco en su pedestal en la Plaza de Armas. En estos momentos se esta levantando polvo con la reconstrucción del añadido de cemento al Pte . de piedra que en realidad deberia ser muy bien resuelto y diseñado en forma que no desentone de las pesadas arcadas de calicanto del puente original de Montesclaros (al que le faltan tres ojos, creo que uno tadavia esta enterrado en la parte de Lima) y que debería ser restaurado a su forma original , peatonal y con plazoletas en los tajamares y pretiles de piedra. El puente Rayos de Sol que ha sido tambien algo ninguneado, me parece una obra interesante , pues aparte de recordar al viejo puente de palo que unia la calle de La Palma con Camaroneros tiene un diseño algo Calatravesco, que por lo menos indica algo de creatividad del diseñador y que no se opone al entorno ademas de considerar rampas ,(cosa que pocos A°s incorporan a pesar de haber espacio suficiente y cuya utilidad se refleja en el enorme y hasta multitudinario uso del mismo. Una buena idea sería eliminar ambos puentes el Santa Rosa y el Ricardo Palma y sustituirlos por tuneles lo que permitiría un menor impacto visual de la fealdad actual, mejor fluidez del tránsito y una mayor perspectiva del panorama del rio que tanto hacia abjo como hacia arriba es algo que debe consevarse ya que es único en una ciudad de las caracteristicas de Lima y que desgraciadamente esta ha vivido a espaldas.
Disculpe lo extenso, pero nuevamente felicitaciones por su blog y ojala siga criticando con ojos de fuereño (extranjero, tal vez?, dela republica de Arequipa??)
y nos ayude a ver mejor nuestra ciudad y a ilustrar el desconocimiento (por no decir ignorancia) de temas tan conocidos por muchos que viven en una ciudad y a veces pasan por ella sin mirarla ni interesarse en la misma.
Saludos
Hugo

Carlos Zeballos dijo...

Saludos Hugo.
Muchas gracias por su comentario, que incluye numerosos detalles que desconocía, y que espero puedan ser tomados en futuros debates sobre la proyectación urbana de Lima.
Este no es un blog político, y no es mi intención favorecer ni disminuir la labor de nadie. He ponderado la voluntad de Castañeda en ejecutar este proyecto así como he hecho lo propio con alcaldes como Jaime Lerner en Curitiba o Pasqual Maragall en Barcelona, sin intención ni simpatía política de por medio para con ninguno de ellos. Creo que es importante que alcaldes como Andrade y Castañeda hayan tomado importantes pasos para recuperar al río Rimac para la ciudad.Pero creo fundamentalmente que es mérito y obligación de los limeños en general el proteger y valorar estas áreas, aun después de que estos alcaldes ya no estén.
Un abrazo

Anónimo dijo...

El llamado parque de la muralla ha sido un grave error de castañeda, en mi opinion, el diseño no es el mejor. Se pudieron haber hecho otros, en los cuales se exhiba la muralla en todo su esplendor...
Si vemos como estaba la muralla en las excavaciones, era preciosa, se veian muros de piedras largos y bien formados, todo parecia indicar que se haria algo que realce la arquitectura de la muralla, pero lo que finalmente se hizo deja mucho que desear, puesto que no se aprecia casi nada de lo que se pudo haber mostrado. Da la impresion que las murallas han sido enterradas y que solo se muestran las puntas. Para colmo hay un puente sobre las murallas, lo que le hace perder continuidad lineal. Parece una ruina, cuando en realidad al finalizar las excavaciones se veia una muralla.
Lo peor es que en el malecon del rio, que continua del parque de la muralla pasando la via ferrea y contiguo al rio, hay una especie de "anfiteatro", que solo produce caos y bulla, y que ademas esta totalmente desubicado...¿Que tiene que hacer un anfiteatro alli junto al rio???, se perdieron muchisimos metros cuadrados de espacio que bien pudieron ser usados para areas verdes, ya que alli solo hay una gran explanada de cemento, y para colmo con unas tres "velas" horrorosas que se divisan desde cualquier parte de evitamiento o desde cualquier puente, afeando el entorno irremediablemente.
Todo ese espacio pudo haber sido mejor empleado, empezando con el parque de la muralla, hubiera preferido que no se ponga ninguna pergola ni fuente ni puente ni museo ni mucho menos restaurant, y que se le haga solo unas dos veredas lineales ( una en un nivel superior y otra en el inferior), con faroles y bancas cada cierto tramo, y con muchos arboles y areas verdes, y con iluminacion de la muralla como un conjunto, no como una construccion segregada, y usar el espacio como un malecon, aprovechando la muralla como divisor de niveles , y hasta usando qien sabe las escaleras originales o reproducciones similares para descender; es decir aprovechar la muralla y utilizarla como un elemento vivo y resaltar el sentido del parque, pero de ninguna anera construir un parque SOBRE una muralla, que eso solo ha hecho que pierda su sentido y su monumentalidad...

Anónimo dijo...

Buenas,

Te escribo para solicitar una forma de contacto con el Arquitecto Romani, ya se e-mail o teléfono para integrar este proyecto a una Publicación sobre Frentes de Agua. Gracias.

Mi e-mail es fiogs@hotmail.com

Carlos Zeballos dijo...

¿podría indicarme su nombre, por favor?
Gracias

Inversiones en petroleo dijo...

Me parece que deberian haber mas construcciones como estas alrededor del mundo, sin duda la

gente que las hizo son muy creativos.
Invertir en oro

Fernando André Arévalo Luna dijo...

La Casa de las trece Monedas estaba abandonada ademas por su materiales de construcción que es Quincha, Adobe, Madera pero fue reconstruida y a su espalda se construyó departamentos junto al Parque de la Muralla.

Irene dijo...

Hola un favor, me podrias decir la capacidad que tiene el parque para albergar a gente durante el dia.

Muchas Gracias

El Amauta dijo...

Excelente trabajo, solamente que hay que corregir, la distancia en línea recta desde la plaza de armas de Lima al puerto del Callao es de aproximadamente 12 km y no 40 como tu consignas. Por lo demás sigue culturizándonos, una vez más muchas gracias.