07 septiembre, 2007

LA ISLA DEL CORREGIDOR


En anteriores entradas he comentado la tragedia que sufrió el pueblo japonés merced al bombardeo atómico de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki y de los conmovedores monumentos que hacen honor a estas tragedias. Pero, para ser justo, quisiera comentar ahora el otro lado de la moneda, el poco conocido rol de la Isla del Corregidor en la cruel y devastadora invasión japonesa a Filipinas.

UBICACIÓN

Corregidor es una isla en forma de renacuajo (algunos de mentes imaginativas pueden idear otras similitudes), ubicada al ingreso de la bahía de Manila, y por lo tanto en una posición estratégica ideal para defender la capital de Filipinas. La isla tiene 6 km de largo por 2.4 de ancho y tiene unos 9 km2.


EL NOMBRE DEL CORREGIDOR

Tanto el guía que nos mostró la isla como numerosas fuentes otorgan el origen del nombre de la isla a la palabra “corregir”, y dado que en este bastión había una prisión, varios autores sugieren que era el sitio donde se “corregían” a los delincuentes.
Sin embargo, y ésta es una percepción personal, pienso que no es lo mismo “corregidor” que “corrector”. En Sudamérica, los virreinatos españoles se dividieron en corregimientos, que eran unidades geográficas político administrativas. Cada una de ellas estaba a cargo de un corregidor, que era en otras palabras un prefecto, quien no estaba necesariamente a cargo de una cárcel. No he encontrado sin embargo ninguna fuente que corrobore que en el caso Filipino un corregidor hubiera tenido el mismo papel.

ÉPOCA COLONIAL ESPAÑOLA.

Durante la colonia española (1565-1898), la isla no sólo sirvió como fortaleza y cárcel, sino como un punto ideal para dar alarma en caso de que naves enemigas se acercaran a Manila. Por sus excelentes características defensivas fue el último reducto español en caer durante la guerra contra Estados Unidos, que sellaría la “independencia” filipina de España. Sin embargo, después de haber luchado juntos filipinos y estadounidenses contra españoles, los Estados Unidos traicioneramente se anexaron las Filipinas como colonia.

EPOCA COLONIAL NORTEAMERICANA

Luego de la ocupación estadounidense (1898-1941) y desde 1903 las instalaciones en la isla fueron reforzadas, construyéndose el Fuerte Mills, un hospital y otras instalaciones subterráneas.

Caricatura mostrando a los Estados Unidos como "protector" de las Filipinas (mostradas como un niño salvaje semidesnudo), impidiendo que se caiga al abismo (irse a España) mientras el mundo observa benevolente. En realidad los norteamericanos, como toda potencia colonizadora, sólo se preocuparon de sus propios intereses. Fuente Wikipedia.

LA INVASIÓN JAPONESA

El 7 de diciembre de 1941 Japón atacó por sorpresa la flota norteamericana en Pearl Harbor, Hawai, con el fin de neutralizar cualquier influencia estadounidense en sus planes de conquista sobre las colonias norteamericanas, francesas, británicas y holandesas en el Sudeste Asiático. En respuesta, aviones norteamericanos bombardearon pequeñas bases japonesas en Okinawa.
Al día siguiente, el 8 de diciembre, Japón atacó las Filipinas en una cruel ocupación que costó más de un millón de vidas y que forzó al ejército norteamericano a huir.

En la Marcha de la Muerte Bataan, más de 10,000 personas fallecieron al ser obligadas, por las tropas japonesas, a caminar 120 kms sin agua ni alimentos. Foto, Wikipedia

La isla del Corregidor fue el último reducto que los estadounidenses defendieron, hasta que finalmente cayó en manos niponas el 9 de Abril de 1942 (poco antes, el general Douglas Mac Arthur, a cargo de las tropas americanas pudo huir a Australia, no sin antes pronunciar su famosa frase “I shall return” (Regresaré).

Soldados japoneses celebran la toma de la isla. Fuente Wikipedia

LA RETOMA DE LA ISLA

Efectivamente, MacArthur volvió tres años después, y rentre el 16 al 26 de fbrero de 1945 recuperó la isla luego de un extenso bombardeo y un ataque coordinado con la resistencia filipina, que fue,nuevamente el último bastión de la ocupación japonesa.
No fue sin embargo una empresa fácil, ya que los japoneses, fanatizados con la consigna de morir antes de rendirse, prefirieron volarse en pedazos, haciendo estallar 30 toneladas de explosivos, acarreando consigo la vida de varios soldados norteamericanos. Otros muchos se enterraron vivos en los pasajes subterráneos de la isla. Algunos de los sobrevivientes nipones se mantuvieron con vida involuntariamente, pues la explosión los aturdió y no pudieron suicidarse.


Esta es la principal razón por la que algunos justifican los bombardeos atómicos a Hiroshima y Nagasaki, ya que una ocupación convencional de Japón hubiera cobrado muchas más vidas, especialmente de soldados norteamericanos.


MONUMENTO A LOS CAÍDOS

En 1968 se completó el Memorial a la Guerra del Pacífico, que es un domo blanco, algunas esculturas, parques y restos de las fortificaciones son monumentos a los soldados norteamericanos y filipinos que murieron en la isla.

Una impresionante exhibición en el Túnel Malinta recrea las operaciones subterráneas tanto de los aliados como de los invasores japoneses, y las actividades del General Mac Arthur y del presidente Manuel Quezón.


Hoy en día Japón y Filipinas gozan de muy buenas relaciones, aunque cuando los filipinos hablan de su historia aún es posible palpar el dolor que les causó aquella guerra, tal vez más que cualquier otra de su agitada historia.


VER TAMBIEN/SEE ALSO:
Heil MacArthur!

7 comentarios:

armando arteaga dijo...

Arquitecto Zeballos, me parece que su blog es una de las cosas màs serias que leo siempre, es un aporte interesante, por eso siempre navego, y aprendo de sus ideas...su amigo lector...
armando arteaga...

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias arquitecto, pero la verdad ya quisiera yo tener su capacidad de análisis.
De todos modos le agradezco su gentileza y me pone muy contento saber de sus continuas visitas a este blog.
Saludos

Bradomino dijo...

También yo suelo darme una vuelta por este blog con bastante frecuencia. Hay buena información, comentarios interesantes e imágenes de buena calidad. Me interesaron especialmente el post sobre la planificación y diseño de Machu Picchu, y éste último sobre la Isla del Corregidor.
Por cierto, leyendo acerca de su ubicación estratégica, ¿no habrá sido antiguamente sede de alguna fortificación española y residencia de algún corregidor colonial? ¿Habrá existido el sistema de corregimientos en Filipinas?
También me encantaron las ilustraciones de los artículos sobre Naoshima.
Felicitaciones por este blog!

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias Bradomino.
Me alegra mucho que te haya gustado el post a pesar de no ser muy arquitectónico.
Probablemente tengas razón, de hecho había en la isla una fortaleza y ésta era un punto obligatorio de aduanas donde los barcos se detenían a chequear sus documentos. Tal vez su nombre derive de ahí.
¿Sabes? El visitar Hiroshima y Nagasaki me produjo una profunda tristeza y conmiseración ya que se puede aún sentir el dolor por la tragedia que tantos miles de personas padecieron. Sin embargo, el Corregidor me mostró una cara que desconocía de la guerra en el Pacífico, al conocer de los casi 5 millones de muertes que el nacionalismo nipón causó entre chinos, coreanos, filipinos, indonesios, norteamericanos y los propios japoneses que murieron en combate o fueron forzados a suicidarse.
El papel histórico de EEUU en la guerra me causó también sentimientos encontrados: por un lado traicionando los principios democráticos que ellos decían defender y por el otro el aporte invaluable de cientos de miles de vidas estadounidenses sacrificadas para liberar otros pueblos de la opresión.
La verdad es que el tema era propicio como para explorar conceptos sobre el importante rol de la arquitectura en la historia de la guerra, pero creo que mejor nos damos un respiro por ahora y hablamos de cosas más agradables y constructivas.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias Arquitecto Zeballos por la cultura y el conocimiento que nos aporta.

Para mi es el blog mas hermoso que existe.

Con aprecio,

Esther

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias Esther, pero personalmente pienso que hay muchísimos blogs mucho mejores que éste, tato en cuanto a formato como en contenido.
De todos modos, agradezco tu preferencia.
Un abrazo
carlos
PD. He comenzado una serie sobre jardines japoneses, que tomará temas como el feng shui y el zen en el paisajismo

jherrera dijo...

Arquitecto: Muy interesante e imparcial, espcialmente en cuanto a la bombas nucleares, la dificultad de la decisión y lo que hubiera costado en vidas no usarlas. Una decisión dificl desde cualquier punto de vista. Un comentario: "corregidor" viene de co-regidor, es decir el que co- rige, o co gobierna. Un corregidor era un regidor o regente que colaboraba con el "regidor". Esta figura se usó desde la reforma Borbonica en las poseciónes españolas coloniales, por ejempl el Corregidor Dominguez importante en el caso de la Independencia de México. Saludos. Lic. Jorge Herrera Palafox