10 setiembre, 2007

JARDINES JAPONESES: BYODO IN


Los jardines japoneses son una obra maestra del paisajismo. Muchos estudiosos y críticos así como gente común de diferentes países, culturas y credos se han rendido ante la exquisita belleza de estos jardines, que aún hoy continuan regalando a visitantes de muchos confines, una experiencia estética y espiritual sublime y profunda.

No obstante, los jardines han evolucionado a través de los siglos merced a influencias religiosas, políticas y culturales. Comenzamos una serie de posts que mostrará algunos de los jardines japoneses más representativos de estas épocas, ubicados principalmente en las ciudades históricas de Kyoto y Nara. Al final de esta serie, ofreceremos algunas muestras de jardines en China, India y Europa para que el lector pueda establecer una comparación.

INFLUENCIAS

En su interesante libro Japanese Gardens, Günter Nitschke propone algunos mitos que habrían tenido influencia en las etapas tempranas del desarrollo de jardines en Japón, entre los que se mencionan:
  • Shime: o el arte de definir límites mediante marcas territoriales muy sutiles.
  • Iwakura: o la veneración a las rocas
  • Shinden: o laimportancia de los campos de arroz como elementos del paisaje
  • La montaña como centro del universo. La influencia del hinduismo y budismo y la creencia en el Monte Meru como centro mágico del universo
  • Las islas de la vida eterna: mito taoísta que fascinaba a los japoneses con la creencia de que existían tres islas donde sus habitantes alcanzaban la inmortalidad. Ellas eran frecuentemente representadas en los jardines.
  • El Paraíso del Buda Amida. Se creía que existía una tierra de extrema pureza , y que si uno re-nacía en ella era un paso importante para acceder al Nirvana (presionar aquí para ver conceptos básicos del budismo)
Vista del Jardín desde el Sureste. Foto cortesía de Miyoko

JARDINES EN EL PERIODO HEIAN (794 - 1185)

Si bien, mediante excavaciones arqueológicas, se han encontrado rastros de jardines anteriores al periodo Heian, es durante ésta época en que los jardines empiezan a ser diseñados con una lógica integrada a la arquitectura y a la cosmogonía del paisaje que los rodeaba. Desde la creación de la capital en Heian Kyo, actual Kyoto, basada en un modelo urbanístico chino y la importación de principios de la geomancia china conocida como Feng Shui (ver El Feng Shui en el Urbanismo Asiático) la influencia de este país en la concepción de jardines fue muy importante.

La característica inclusión de estanques e islas es una expresión del llamado Yin Yang y se refleja en el término que se usa para significar paisaje: sansui (山水,literalmente, montañas y agua).
Uno de los mejores ejemplos de esta época es el Byodo-in, inspirado en el Jardín del Paraíso de Amida.


EL BYODO-IN

Uno de los más antiguos, importantes y visitados lugares en Japón, es el Templo de Byodo-in (pron. Byoodoo in 平等院), considerado en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1994. Siendo uno de los pocos exponentes que aún se conservan del periodo Heian (794-1185), contiene un vistoso jardín, además de arquitectura, escultura, pintura y otros elementos de gran valor artístico.

El templo esta llamado a representar el Paraíso de la Tierra Pura. La Tierra Pura es una rama del budismo que enfatiza su creencia en los Boddhisatvas, seres iluminados de infinita compasión, encargados de salvar a las almas del samsara, el mundo del sufrimiento (Ver aquí algunos conceptos básicos de budismo). Uno de los más famosos Boddhisatvas es Amida, de quien se cree que a la hora de la muerte será el encargado de conducir a las almas al Paraíso del Oeste, un Edén Budista de eterna beatitud.


El Byodo-in fue construido en 1052 por el emperador Fujiwara no Yorimichi con la única función de albergar la estatua de Amida y transmitir una visión terrenal del Paraíso del Oeste.

La arquitectura del complejo es budista, de marcada influencia China, y la disposición de los jardines es un aporte japonés típico del periodo Heian y la religión Shinto. Para los Shinto (religión propia de Japón, quienes reverenciaban a grandes rocas, lagos, ríos, árboles antiguos y otros) la limpieza y purificación de los jardines obedecía a la anticipación de los espíritus o kami.

Jardín desde uno de los pabellones laterales. Si bien la influencia china en el conjunto es notoria, la transparencia de los pabellones laterales es típica japonesa del periodo Heian.
Foto C. Zeballos


Vista del estanque desde el Salón Fénix.
Foto C. Zeballos


Los jardines eran inspirados en la geomancia china y organizaban su disposición basándose en los 4 puntos cardinales: Al norte, representando la Tortuga-Serpiente Negra, se ubicaban las montañas como fondo o escenario. Al sur, el río Uji representa el Ave Carmesí. El estanque fue creado por un arroyo ingresando por el noreste (reino del Dragón Azul, guardián del Este) y saliendo por el suroeste (reino del Tigre Blanco, guardián del Oeste). En medio de ese estanque, se halla, como flotando, el Salón Amitabha, que alberga a la estatua de Amida (ver aquí conceptos básicos de feng shui).




Este salón comenzó a llamarse Salón Fénix durante los inicios del periodo Edo (1603-1868) debido a las aves doradas que adornan su techo (que constituyen Tesoro Nacional del Japón) y también a su distribución, que asemeja a un gran ave aleteando en el agua. El salón central que aloja la estatua (Chudo) tiene dos alas laterales de 9 m aproximadamente, y cuya función podría haber sido la de cobijar orquestas de músicos o simplemente lugares de expectación del jardín.

Distribución del Salón Félix. Imagen cortesía de Tan Hon Yew

Si bien la capilla central es de influencia China, pero la superposición de pabellosnes laterales techados son típica influencia de las villas de nobles y los jardines del periodo Heian.


Sin embargo, ambas estructuras coadyuvan en la composición armónica del conjunto. Dos puentes consecutivos, uno plano (Hirabashi) y otro en arco (Sojibashi) comunican la estructura con el jardín.


En el interior del Salón Fénix, mirando hacia el estanque y descansando en una flor de loto, se encentra la estatua tallada del Buda Amida, obra maestra del hábil escultor Jocho.


Recubierta en oro y laca, la imagen de la divinidad esboza una sonrisa mientras levanta la mano derecha como bendiciendo al visitante. El Salón guarda además las más antiguas puertas pintadas que se conservan en el Japón, que tienen motives alusivos a la adoración a Buda.

Elaboradas tallas recubiertas en oro (que me evocaron la recargada estética del barroco latinoamericano) rodean la imagen otorgándole un ambiente bucólico. 52 tallados de Boddhisatvas adoradores, con aureolas sobre la cabeza y descansando sobre nubes rodean la estatua. Cada Boddhisatva es una sola pieza tallada en madera de ciprés y mide aproximadamente 40 cm. Algunos de ellos se hallan ejecutando instrumentos musicales.

EL MUSEO

En 1990 se construyó un moderno museo dentro del complejo del Byodo in, obra del arquitecto Akira Kuryu, a fin de presentar más de cerca al público información sobre el templo así como algunas reliquias, estatuas y otros tesoros, entre ellos una gran campana, una de las 3 más importantes del Japón.


Manteniendo un lenguaje contemporáneo de líneas sobrias y modernas, el museo es definitivamente un acierto. Parcialmente embebido en tierra, a fin de no perturbar la tranquilidad de su sobrecogedor entorno natural e histórico, combina la nobleza de sus materiales (concreto visto, metal y vidrio) con un manejo extraordinario de la luz indirecta y la escala espacial.

A pesar de su lenguaje netamente moderno, el edificio rescata elementos de la arquitectura japonesa, como esta terraza.

Imágenes cortesía de got arch

Con simplicidad, austeridad y maestría, Kuryu juega con el espacio, abriéndolo en ocasiones al exterior o conduciendo al visitante a través de semipenumbras, salpicadas por los objetos artísticos, focalmente iluminados.




Considerando el impresionante escenario que lo rodea, la belleza propia del templo y sus jardines, los valores artísticos que encierra y las acertadas intervenciones contemporáneas con las que comparte su locución, es entendible por qué el complejo Byodo in es tan importante para la cultura japonesa. Tal es su importancia que la imagen del templo figura en el anverso de la moneda de 10 yenes.

Presionar aquí para ver un video del Byodo in en Kioto



TRIVIA

Existe una réplica del Byodo In en Hawaii. Si bien no posee el encanto del original, la agreste topografía de las montañas del fondo es impresionante.

Byodo In en Hawaii. Foto cortesía Marc Czeniec

VER TAMBIEN

- JARDINES JAPONESES/
JAPANESE GARDENS
* Periodo Heian (794-1185)
* Periodo Kamakura (1185-1333)
* Periodo Muromachi (1333-1573)
* Periodo Edo (1603-1868)
* Periodo Meiji (1868-1912)
- ARQUITECTURA TRADICIONAL JAPONESA/
JAPANESE TRADITIONAL ARCHITECTURE



11 comentarios:

Giancarlo dijo...

Byodo-in fue uno de los primeros templos que visité en el Japón, y aún
es uno de mis favoritos.
Y sí, el museo me impresionó tanto o más que el mismo templo.
Ligeramente fuera de la típica ruta turística en Kioto pero, definitivamente, un lugar para no dejar de ir.

Carlos Zeballos dijo...

Maestro!
Efectivamente, es todo un patrimonio mundial. Si hubuieras estado viviendo en Uji, no me hubiera sorprendido que haya sido uno de tus primeras visitas, pero viviendo en Shugaku-in es todo un mérito.
A propósito, ¿ya visitaste Shugaku-in? Yo aún no. Me queda a dos estaciones de tren, pero la flojera de sacar permiso de la municipalidad me lo sigue postergando.

Pilarcita dijo...

Entonces, será motivo para ir todos a Shugaku-in.

Carlos Zeballos dijo...

Cierto... de este otoño no se nos escapa...

ピラ-ル dijo...

K bonito!! , yo he estado en Japon , pero no he visto este jardin , cuando vuelva lo ire a ver ^^

Gracias por hacer posts tan interesantes ^^

Carlos Zeballos dijo...

Hola Pilar.
Sí, es uno de mis favoritos, y no es muy conocido por los turistas, así que se puede disfrutar bien.
Avísame cuando vengas por Kioto, a lo mejor nos podemos encontrar.
Un saludo

viagra online dijo...

La verdad no importa de que clase sea un jardin japoneses, los japoneses tienen sus muy raras rarezas haha pero sin embargo son muy educados y sus jardines son impresionantes.
Buen post, gracias.

Invertir en oro dijo...

Estos jardines japoneses son muy buenos, me han gustado mucho.

Inversiones en petroleo dijo...

Yo pienso que las tecnicas usadas en estos jardines deberian emplearse en todo el mundo.

viagra uk dijo...

A propósito, ¿ya visitaste Shugaku-in? Yo aún no. Me queda a dos estaciones de tren, pero la flojera de sacar permiso de la municipalidad me lo sigue postergando.

Generic Cialis dijo...

Que belleza, la verdad es que siempre he querido un sitio como ese, sin importar si es el patio de mi casa. hay muchas formas de saber si es un jardin japones original; para eso estan estos blogs.