02 febrero, 2010

EL FORO ROMANO, ARQUITECTURA

Templo de Antonino y Faustina. Foto cortesía de dfworks

ENGLISH

Como símbolo de la majestad y monumentalidad imperiales, los foros romanos se caracterizaron por la imponente construcción de templos y edificios seculares, así como por su ornamentación con estatuas y motivos alegóricos.

Restos de la basílica de Majencio

La anterior entrada estuvo dedicada a la evolución y trazado urbano de los foros en Roma, el presente post explorará algunos de sus monumentos más conspicuos.

CURIA JULIA

“Curia” deviene de “co-viria”, que significa “asociación de hombres” y “Senado” deriva de “senex”, que significa “hombre viejo”. La curia era originalmente el lugar donde se reunían los ancianos de las tribus cercanas a Roma. La antigua Curia Hostilia, un modesto edificio donde el senado se reunía en modestas bancas de madera durante la República, fue quemada por una turba en el 52 a.C.
La Curia Julia fue comenzada por Julio César en 44 a.C. y culminada por su hijo adoptivo Augusto en 29 a.C.


El edificio de ladrillo, estaba originalmente recubierto de mármol en su mitad inferior y estuque imitando mármol en la superior, en el mismo estilo que las Termas de Caracalla. Presenta una planta rectangular de 25.2 x 17.6 m y 15.4 m de altura y está ligeramente girada con respecto a la antigua Curia Hostilia, definiendo con más claridad el contorno espacial del foro.


Frente a la fachada había un pórtico de columnas jónicas, llamado Chalcidium, que fue dedicado a la diosa Minerva, y que cubría unas escaleras alargadas. Tenía también dos enormes puertas de bronce, que fueron movidas a la iglesia San Giovanni in Laterano por Borromini, durante el barroco.


El interior es una habitación simple que acogía a 300 senadores. En la parte posterior estaba el podium, donde estaba el presidente del senado.


En las paredes laterales había tres nichos, los centrales con un pedimento semicircular y los otros con uno triangular.

Techo de la Curia. Foto cortesía de jere7my

La Curia que vemos hoy fue restaurada por Diocleciano en 283 d.C, tras ser parcialmente destruida por un incendio. A esta época corresponde la actual decoración visible en el piso de mosaico.

A principios del siglo VII fue transformada en la Iglesia de San Adriano.

Foto cortesía de antmoose

En los años 1930s Mussolini mandó demoler la iglesia y restaurar el edificio lo más cercanamente a su estado original.

TEMPLO DE ANTONINO Y FAUSTINA

Es el edificio mejor conservado del Foro Romano. Se ubica al este de la Basílica Emilia, frente a la Vía Sacra. Fue construido por Antonino Pio a la muerte de su esposa Faustina en 141 d.C.
El edificio descansa en un podio y consta de una cella originalmente revestida en mármol, un pronaos de 6 columnas orden corintio con capiteles tallados en mármol blanco, y de una altura de 17 m. El friso tiene una decoración de grifos. La construcción descansa sobre un estilóbato.


Destaca por la simplicidad y pureza de su estilo, que es corintio, próstilo (con columnas frente al edificio) y hexástilo (6 columnas).
En las columnas pueden verse marcas de las incisiones que se hicieron en la Edad Media, a fin de derribarlas mediante cuerdas.


En el siglo XVII el templo fue convertido en la Iglesia de San Lorenzo in Miranda.


BASILICA JULIA

Este edificio alargado de 109 x 48 m fue iniciado por Julio César en el 54 a.C., concluido por Augusto en el 12 a.C. y reconstruido por Diocleciano en 283 d.C. La basílica es una de las tipologías más importantes en la arquitectura romana y que luego sería adoptada en las iglesias del cristianismo.


La basílica descansaba sobre un podio y estaba rodeada por una columnata de dos niveles. Su nave principal, de 82 x 18 m y tres pisos de altura y podía dividirse en cuatro partes gracias a estructuras de madera removibles. Además, tenía otras dos naves menores a los costados. Dentro de sus funciones acogía cortes civiles y tiendas.



BASÍLICA EMILIA

Paralela a la basílica Julia este edificio de planta trapezoidal tenía 70 x 30 m constaba de tres naves, siendo la central de 12 m de ancho. Estaba rodeado por una arcada de dos niveles, compuesta de 16 arcos.



Fue construida en 179 a.C. por Aemilius Lepidus y ampliada a través de los siglos. El edificio vino a reemplazar a las antiguas tabernae del antiguo foro romano, por lo que se incluyeron nuevas tiendas llamadas tabernae novae.


TEMPLO DE SATURNO

Henos aquí, a los pies de lo que queda del templo de Saturno, 8 columnas de su pórtico. La escala es, en efecto, monumental, y uno no puede evitar conmoverse al imaginar la sensación que habría producido al ciudadano común cuando estaba construido.


Este templo es la estructura más antigua de la zona, data entre 501 al 498 a.C. y además de templo era la casa del tesoro del Estado Romano. Era un témplo jónico. Al interior albergaba la estatua de Saturno, dios de la agricultura.

Foto cortesía de Ramon San Juan.

ARCO DE SEPTIMIO SEVERO

El arco de Septimio Severo (o Séptimo, cuyo nombre no tiene nada que ver con el ordinal 7), fue erigido en el 203 por sus hijos Caracalla y Geta para celebrar los triunfos del emperador . Es una portada de mármol ricamente decorada en bajorrelieves, con un arco mayor central y dos pequeños arcos laterales (otra referencia al emperador y sus hijos). Sobresalen cuatro columnas, y sobre el arco originalmente había una escultura de bronce de una cuadriga del emperador con sus dos hijos. Un detalle curioso es que, luego de que el sangriento Caracalla matara a su hermano Geta delante de su madre, mandó borrar su nombre de todos los monumentos en el imperio.



La tercera y última parte de esta serie dedicada a los foros versará sobre el interesante Mercado de Trajano. Hasta entonces.

VER TAMBIÉN
- ARQUITECTURA ROMANA

2 comentarios:

Ignacio A. dijo...

Muy buena tu información, te pongo en mi blog una foto hecha por mi, por si te interesa.

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias Ignacio.
Con tu permiso he incluido tu foto con un vínculo a tu página.
Un abrazo