08 agosto, 2011

QUSAIR AMRA, CASTILLO EN EL DESIERTO DE JORDANIA

Foto cortesía de kostas kostantinis

Lo primero que hago antes de visitar un país es revisar cuáles son sus sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por UNESCO, dado que para ser considerados lugares valor arquitectónico universal han tenido que pasar varios estados de revisión por comités de eruditos en diversas disciplinas. Esto me ha llevado a encontrar interesantes lugares de cuya existencia nunca había oído hablar, y a apreciar la historia de la arquitectura de una forma diferente. Sin embargo, algunos de ellos suelen ubicarse en lugares recónditos y llegar hasta ahí resulta una odisea o una aventura, razón por la que les tengo un cariño especial.

Foto cortesía de parehan

Uno de esos casos (y de hecho el sitio UNESCO más pequeño que he visto) es Qusair Amra, el más famoso de los castillos ubicados en el desierto de Jordania. Su carácter especial radica en que es un ejemplo único de transición entre arte y arquitectura Bizantina a Musulmana, incluyendo impresionantes frescos que grafican figuras humanas, animales y zodiacales, poco antes de su prohibición por la religión islámica. Es también un valioso ejemplo de adaptación al paisaje desértico y la interacción con la cultura de los beduinos.


Foto cortesía de wbylons

ANTECEDENTES

Menos de un siglo después de la muerte de Mahoma, el islamismo avanzaba rampante por el Medio Oriente y los territorios del Imperio Bizantino, gracias al califato de los Omeyas, cuya capital estaba en Damasco, hoy Siria. Sin embargo, el cambio cultural fue más lento que el cambio militar (de hecho, la propia Mezquita de Damasco se edificó sobre una basílica cristiana), y por un corto periodo, el arte islámico absorbería influencias bizantinas, incluyendo representaciones humanas y de animales. Poco después esta práctica sería completamente prohibida, desde España hasta la India.


A este breve espacio temporal pertenece Amra, el ejemplo que revisamos hoy, que pertenece también a una red de castillos o Qusair (o Qsar) que se extendió a lo ancho del desierto jordano (de hecho Amra es el ejemplo mejor conservado en Jordania y Siria). Los castillos del desierto tenían tres roles principales: actuar como defensa de guarniciones, servir como lugar de descanso al califa e interactuar con las tribus de beduinos cercanas. Siglos después, estos sirvieron al célebre Lawrence de Arabia en su batalla contra el imperio Otomano.

Castillo de Harrana
Castillo de Azraq

UBICACIÓN
Qusair Amra está en un desierto semiárido ubicado a 85 km al este de Amán y a 50 km de Irak, un lugar donde se dan frecuentes e intensas tormentas de arena. El castillo se encuentra al lado del Wadi Butum un arroyo estacional, que permanece seco la mayor parte del año.


La posición de un castillo en esta zonaestratégica se entiende, pero ¿cómo es posible colocar baños en medio del desierto? A pesar de su apariencia inhóspita, el sitio cuenta con una napa freática no muy profunda cerca del Wadi Butum, de la cual se extraía agua mediante un sistema de pozo y tanque elevado llamado saqiyah.


CONCEPCIÓN


El castillo fue construido entre 714-15 por Walid I aunque otros autores se lo atribuyen a Walid II (743-44), ya que este príncipe gustaba de participar en actividades representadas en los frescos, como escuchar música y poesía mientras tomaba baños en la piscina.


Se trataba de un gran complejo que incluía una fortificación y un área de esparcimiento para el califa. Del fuerte hoy no quedan más que los cimientos, unos cientos de metros hacia el norte, pero la zona de recreación se halla muy bien conservada, a pesar del tiempo transcurrido y las condiciones del áspero entorno.


El edificio, hecho de caliza roja y asfalto, cuenta con una zona de recepción y una de baños o hammam.


Tras ingresar por la fachada norte al salón de audiencias,(un espacio cuadrado dividido en tres naves definidas por bóvedas de cañón), una pequeña puerta hacia el norte conduce al ábside, flanqueado por dos cámaras de techo en semicúpula. Hacia el este se ingresa a un cambiador (apodyterium). De allí se pasa a la zona de baños, pasando por una zona de agua templada (tepidarium) a otra de agua caliente (caldarium), que es cubierta por una cúpula, la que lo jerarquiza como el espacio más importante del edificio. Al lado de éste se ubicaba la pileta de agua y el sistema de calefacción.

PLANTA DE TECHOS: A. Bóvedas de cañón descansando en arcos transversales. B. Bóvedas de cañón descansando en arcos transversales. C. Bóveda de cañón. D. Bóveda de cañón. E. Bóveda de arista. F.Cúpula. G. Pequeñas aberturas circulares. H. Pequeñas aberturas rectangulares. I. Canaletas. J. Semi cúpula. K. Baños calientes (caldarium). I. Tiros de chimenea. M. Cuarto sin techo.

PRIMER NIVEL. A. Entrada. B. Tres salones de audiencias. C. Isla oeste. D. Isla central. E. Isla este. F. Trono - Ábside. G. Cámara oeste. H. Cámara este. I. Cambiador con bancas (apodyterium). J. Baños templados (tepidarium). K. Baños calientes (caldarium). L. Cámara de carbón. M. Piscina.

SISTEMA HIDRÁULICO


SISTEMA HIDRÁULICO. Azul, agua fría. Naranja, desagüe. Rojo, agua caliente.

El sistema hidráulico contenía también un pozo y una noria, además de un sistema de tuberías de desagüe. Al norte del complejo había un tanque elevado y a su lado un pozo de 25 m de profundidad. Un sistema de poleas a tracción animal permitía extraer el agua del subsuelo y conducirla al tanque elevado.


SAQIYA. A. Noria de tracción animal. B. Pozo. C. Tanque elevado. D. Anexo. E. Piscina. F. Agua fría. G. Sistema de baldes en cadena. H. Eje horizontal. I.Eje vertical . J. Válvula de escape. K. Pozo sistema de baldes en cadena.


Desde el tanque un sistema de tuberías conducía el agua a una pileta al lado de los hornos. El sistema de calefacción utilizaba un piso elevado que, al igual que las termas romanas, conducía el aire caliente a toda la habitación (hemos visto en este moleskine un sistema similar en la no muy lejana pero mucho más antigua Fortaleza de Masada, en Israel).

SISTEMA DE CALEFACCIÓN. A. Horno. B. Piso suspendido. C. Pileta para calentar el agua. D. Postes soportando el piso elevado. E. Caldarium. F. Circulación de aire caliente. G. Pared hueca.


DECORADO

Lo más destacado del complejo son los murales con decoraciones figurativas, cuya influencia del periodo romano se percibe en temas clásicos, con textos en griego y árabe. También se sugiere algún tipo de influencia persa (antigua Irak), donde este tipo de grabados era común en la época.


Los dibujos, en estilo bizantino, contienen personajes desnudos, además de animales y plantas. También habían representaciones mitológicas, como las musas de la Historia, Poesía y la Filosofía. La razón de estos dibujos reflejan las creencias de médicos árabes de la época, quienes pensaban que los baños absorbían los espíritus de los bañistas, y los murales eran una forma de volverlos a llenar con los tres principios vitales en el cuerpo: el animal, el espiritual y el natural.


En el apodyterium se encuentran figuras de animales y humanas tocando música. Algo que me llamó mucho la atención fue encontrar una figura de Cristo dentro de un recinto musulmán.


En el tepidarium, existe un grupo de mosaicos con formas vegetales que recuerdan a los de la mezquita de Damasco, pero hay también figuras femeninas desnudas bañándose.



Tal vez el ambiente más impresionante sea el caldarium, espacio definido por una cúpula pintada con un zodiaco con 35 constelaciones (de hecho el más antiguo en el mundo pintado sobre una cúpula), cuyo radio no se irradia del centro de la cúpula sino del polo norte celestial, y que subraya la relación con la cultura persa. Además, el caldarium estuvo alguna vez decorado con losas de mármol, estuco y mosaicos.


Imagino al califa tomando un baño caliente, rodeado de mujeres cantándole poesías. Él entonces, lejos del bullicio de Damasco, miraba hacia arriba y veía sobre sí la representación de los astros. ¡Cuán cerca del cielo se debió sentir!

VER TAMBIÉN
- ARQUITECTURA ISLÁMICA

- ARQUITECTURA TRADICIONAL EN EL DESIERTO

No hay comentarios.: