07 enero, 2010

IGLESIA DE LAS ROCAS EN HELSINKI

Foto cortesía de djalpes

IGLESIA TEMPPELIAUKIO

La extraordinaria iglesia luterana de Temppeliaukio (o Templo-plaza en finés), ubicada en Töölö, Helsinki, es uno de los más impactantes y originales templos que haya visitado.
La iglesia combina el poder estético de la naturaleza con el de la construcción humana, logrando un equilibrio entre la expresión sólida de la madre tierra (adentrándose en su seno, tal como en el museo en Obama, Japón) y el carácter etéreo de la luz cenital, dando como resultado un ambiente conmovedoramente sugestivo y emocionante.

Foto cortesía de archer10.

Si bien la idea de construir aquí una iglesia data de 1906 y el diseño primario había sido concebido en este lugar en los años 30, su construcción se vio postergada por el estallido de la segunda guerra mundial.

Foto cortesía de Merja Kalenius

La versión actual fue diseñada por los hermanos Timo y Tuomo Suomalainen en un concurso en 1960, y tras muchas vicisitudes fue culminada en 1969. Timo Suomalainen relató cómo el accidentado paisaje de su isla natal, Suursaari, influenció el diseño de la propuesta.


Dado que la fe luterana no favorece la decoración de sus templos con iconos o imágenes de santos, tal como lo hacen las iglesias católicas u ortodoxas, los arquitectos optaron por utilizar la propia naturaleza para representar la belleza de la creación. Para tal fin la iglesia fue al mismo tiempo excavada y construida en roca de granito, que también simboliza la permanencia y solidez de los valores cristianos.


Desde afuera, el sitio nos aparece como una colina rocosa, con una cúpula chata, de tono verdoso. "¿Es un reservorio?" preguntan mis amigos, algo perplejos al ver que los llevo a visitar esta estructura parecida a un tanque en medio de la roca. "No, es una iglesia", les digo mientras intentamos escalar la colina por detrás, sin saber que la entrada principal estaba del otro lado.

La cúpula está separada del lecho de cantera por una pirca de piedra de cantera, que le da una apariencia de preciariedad, un estudiado díalogo entre lo duradero y lo provisional.

Rodeando el edificio, hacia el norte se halla la fachada más artificial del conjunto, un diseño claro y moderno, de concreto visto y ventanas de acero y cristal, muy típico de los años 60's. No es sin embargo, una presencia intimidante como tantas obras de la arquitectura moderna soviética que se ven con frecuencia en los países bálticos, Rusia y la propia Finlandia. Por el contrario, la escala ha sido trabajada cuidadosamente, a través de escaleras, desniveles y retranqueos, para insertarse volumétricamente en la roca, pero expresando la artificialidad del edificio.



En un artículo sobre la historia de la iglesia, Maila Mehtälä subraya tres conceptos utilizados que Timo Suomalainen refiere como básicos en el desarrollo de la propuesta:

a) Hacer el ingreso a la capilla accesible, orientándolo hacia la plaza vecina a la calle Fredrikinkatu. El hall de acceso ha sido tallado en la roca, invitando al visitante a acceder al templo sin necesidad de usar escaleras. Las líneas simples del ingreso frente a la plaza, trabajado en concreto visto, contrastan con el granito musgoso.

Foto cortesía de archer10.

El acceso es jerarquizado a lo ancho,como una entrada amplia y generosa. No es sin embargo, un ingreso muy alto, como lo es típicamente en muchas iglesias.

b) El uso de una geometría espacial única, que permitiera una lectura clara del edificio a pesar del la forma orgánica de la roca. Las paredes de la nave discurren con libertad, contrastando con la geometría circular del techo.


Ello genera una percepción concéntrica del espacio, a la vez que absorbe las irregularidades de las paredes orgánicas de piedra.

Foto cortesía de doc18


Secciones de la iglesia y entorno construido

c) El uso de piedra de cantera para enfatizar el simbolismo de la naturaleza. La combinación de la roca natural con la roca traída de cantera fue importante no sólo por fines estéticos sino estructurales, ya que estas rocas están unidas con juntas metálicas . Además las paredes de roca permiten desarrollar excelentes propiedades acústicas.


Contrastando con su naturaleza maciza, el interior es bañado en luz por ventanas cenitales. La vigas de concreto armado dispuestas en forma radial establecen una conexión entre las paredes y el techo, pero el hecho de que los 180 intersticios entre las vigas sean vidriados da a toda la cobertura una sensación de ligereza. La iluminación artificial también ha sido estudiada de manera que el altar reciba más luz que el resto de la nave.


La cúpula de 25 metros de diámetro, que como dijimos asoma exteriormente con un color verdoso, por dentro es recubierta en láminas de cobre pulido inoxidable.

El cobre laminado ha sido también utilizado para recubrir la galería que se encuentra opuesta al altar. El color del cobre armoniza con el granito rojizo y con las pipas del órgano.


Detalles y mobiliario como el altar, la pila bautismal y las bancas fueron también diseñado por los arquitectos.


Detalle del órgano, elaborado por Veikko Virtanen
Izquierda, el órgano empotrado en la pared. Derecha, pila baptismal.Detalle del mobiliario. Foto cortesía de Paul Marculescu.

La iglesia es dueña también de una excelente acústica, cuyos detalles han sido explicados en más detalle en Acústica Web.

CONTROVERSIA

La construcción de la iglesia no se realizó sin poca oposición, principalmente por grupos antireligiosos y comunistas, con mucha influencia en Finlandia en los años 60. Frecuentes demostraciones retardaron el desarrollo de la construcción, lo que, por otro lado resultó en un refinamiento del diseño por los hermanos Suomalainen.

Entrada de servicio, que da hacia las oficinas parroquiales, y por donde hace su ingreso el pastor oficiante. Nótese el acabado del concreto, expresando la rudosidad de la madera usada en el encofrado.

Las protestas eventualmente cedieron al entusiasmo de la población tras la inauguración del santuario en 1969. Pero fue la aclamación de la crítica internacional lo que llevó al reconocimiento de este diseño sui generis, y hoy el Temppeliaukio es uno de los destinos más importantes en Helsinki, trascendiendo religiones y nacionalidades. Qué les puedo decir, mis amigos quedaron impresionadísimos, y ambos son hindús.


VER TAMBIÉN

- IGLESIAS CONTEMPORÁNEAS

  • Capilla de las Capuchinas, Tlalpan, México (L. Barragán)
  • Capilla en Rokko, Kobe, Japón (Tadao Ando)
  • Catedral de Los Ángeles, EE.UU. (Rafael Moneo)
  • Iglesia de la Luz, Osaka, Japón (Tadao Ando)
  • Iglesia del Jubileo, Roma (R. Meier)
  • Iglesia del Santo Sacrificio, Manila, Filipinas. (Leandro Locsin).


  • Una de las pesadillas de un viajero es cuando, tras un largo periplo llegas a un lugar que tenías mucho interés en visitar, y de hecho sólo tienes ese día para visitar y... lo cerraron 10 minutos antes de que llegaras. Completamente frustrado, me acerqué a las oficinas de la parroquia y afotunadmente esta amable sacerdotisa accedió a mostrarnos la iglesia, sólo para nosotros. Además, siempre sonriente, la pastora nos comentó detalles de la historia de este templo que he incluido en este post. Un ángel.

    6 comentarios:

    twobo arquitectura dijo...

    recuerdo también en helsinki visitando un edificio de Aalto ya cerrado al público un empleado se ofreció a mostrármelo, un auténtico lujo y muestra de calidez finesa :)

    La iglesia realmente impresionante, un equilibrio perfecto con los medios justos.

    un saludo

    Carlos Zeballos dijo...

    Un amigo finés me comentaba la importancia que tiene la arquitectura en la vida cotidiana en ese país. Sale en los periódicos, en debates, exposiciones. Hay siempre concursos y los finlandeses aman el buen diseño.
    Un saludo.

    Anónimo dijo...

    Es preciosa

    Unknown dijo...

    Excelente post!! Muchas gracias!
    Según tengo entendido la parte de cobre de la cupula es un único hilo de cobre dispuesto en forma circular, haciendo una espiral, que desenrrollado tendría 24 kilometros...
    Gracias!

    Carlos Zeballos dijo...

    Muchas gracias por el dato! saludos!

    May Murcia dijo...

    Acabo de visitar Helsinki y la catedral en la roca es una de los monumentos que más me ha gustado de la ciudad. Sin duda es única y a mi modo de entender refleja bastante bien el espíritu finés donde la naturaleza y el arte se combinan con una sencillez y elegancia natural.
    El único inconveniente es que hay cientos de turistas (entre los que estaba yo claro...) pero no deja de ser impresionante.
    Una curiosidad más, La guía local que nos contó que cuando llueve se filtra el agua entre las rocas y los arquitectos diseñaron un sistema de desagüe natural con una excavación en todo el perímetro de suelo. Debe ser bastante bonito sentir gotear el agua en el interior y escuchar por supuesto un buen concierto de órgano.
    No os la perdáis!