05 mayo, 2010

F. GEHRY. MUSEO GUGGENHEIM, ABU DHABI


Probablemente el proyecto cultural más importante en el Medio Oriente y uno de los más impresionantes en el mundo sea el que se viene desarrollando en Saadiyat, en Abu Dhabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos. Entre los más conspicuos proyectos culturales se hallan obras de Frank Gehry, Zaha Hadid, Tadao Ando y Jean Nouvel, que iremos revisando en ésta y sucesivas páginas de este moleskine.

SOBRE ABU DHABI

Dada la importancia de Dubai en los EAU, muchos confunden esta ciudad con la verdadera capital del país, Abu Dhabi. Lo cierto es que mientras Dubai siempre tuvo un rol comercial más importante, Abu Dhabi es un emirato mucho más grande (85% del territorio) y con enormes reservas de petróleo por 100 años más, a diferencia del caso dubaití, donde este recurso está casi agotado.

Abu Dhabi a fines de los 60. Centro Cultural de Abu Dhabi.

Parece increíble que hace apenas 50 años Abu Dhabi era sólo un conjunto de viviendas temporales hechas de hoja de palmera en medio de la arena. No había caminos, escuelas, infraestructura... era incluso mucho más atrasada que Dubai.

Maqueta de Abu Dhabi en los años 60s. Centro Cultural de Abu Dhabi.

El progreso que se nota hoy en sus calles es impresionante, a pesar que debo decir que Dubai es una ciudad más dinámica y activa (mi amigo dubaití usaría el adjetivo divertida).

Aprovechando la enorme cantidad de recursos de que disponen, las autoridades abudabíes han propuesto un plan de revitalización de la ciudad, distanciándose del modelo caótico, comercial y un tanto edonista de su rival Dubai, y proponiendo una ciudad cultural y selecta en su lugar.


El plan, que apunta al 2030, enfatiza cuatro ejes principales: verdor, trabajo, vida y conexión (ver vídeo promocional).



SAADIYAT

Uno de los más impresionantes desarrollos urbanos en Abu Dhabi es la llamada Saadiyat o "Isla de la Felicidad" (felicidad que no incluye a los explotados trabajadores indios o pakistanís que la construyen, por supuesto), en donde se enfatiza un turismo cultural y residencias de lujo para 160,000 personas.


Este proyecto de $ 27 millardos es una isla de 27 km2 y que está avocado en transformar a Abu Dhabi en el centro cultural del país, incluye una serie de equipamientos ubicados en el frente acuático, diseñados por algunos de los arquitectos más famosos de nuestro tiempo: el Museo Guggenheim (Frank Gehry), el Centro de Artes Escénicas (Zaha Hadid), el Museo Marítimo (Tadao Ando) y Museo Louvre (Jean Nouvel). De esta forma Abu Dhabi busca también dejar atrás a Doha, en Qatar, que había sido hasta ahora la principal apuesta por la cultura en el golfo, gracias a su Museo de Arte Islámico, diseñado por I. M. Pei.


Además, el distrito cultural contará con 19 pabellones internacionales dedicados al arte, surcados por una red de canales, además de una sede de la Universidad de Nueva York (Cambridge, Carnegie Mellon, Texas, Northwestern y otras ya tienen sedes en Qatar).


Es notorio este giro hacia la cultura, ya que este tipo de actividades no suelen ser muy rentables, y es probable que el gobierno termine asumiendo mucho de este enorme costo a corto plazo. Pero sin lugar a dudas esta intervención tendrá un gran impacto en la educación y el desarrollo cultural de la región.

EL MUSEO GUGGENHEIM

"Era claro desde un principio de que este tenía que ser un nuevo invento. El paisaje, la oportunidad, los requerimientos, construir algo que la gente de todo el mundo venga a ver y los posibles recursos, abrieron oportunidades que no podrían ser consideradas en ningún otro lugar. El sitio en sí, virtualmente en medio del agua o cerca al agua por todos lados, en un paisaje desértico con el hermoso mar y la calidad de la luz del lugar me sugirieron alguna dirección"
Frank Gehry.


Luego del éxito de su museo en Bilbao, Frank Gehry tuvo a su cargo el proyecto del Museo Guggenheim en Abu Dhabi. Con más de 30000 m2, será el más grande de todos los Guggenheim, y su programa incluirá galerías para colecciones permanentes y temporales, un centro de arte y tecnología, archivos, biblioteca, centro de investigación y un laboratorio de conservación y restauración de arte con la más avanzada tecnología, todos ellos dispuestos en 4 niveles.

Plantas esquemáticas del segundo y tercer nivel.
Nuevamente aparece el sistema de puentes aéreos conectando las diferentes galerías, un esquema ya usado en Bilbao.

El proyecto se ubica sobre un rompeolas en el extremo de una península, prácticamente rodeado de agua por tres de sus lados, lo que le da una posición privilegiada dentro del conjunto.

Además un canal cruza diagonalmente y enfrenta al edificio, garantizándole reflejos en el agua un efecto similar al del Taj Mahal.


Para el proceso de diseño, Gehry utilizó algunos referentes formales locales, como las torres eólicas típicas de la arquitectura vernacular de los Emiratos.


Superponiendo estas cajas opacas junto con otros elementos translúcidos cónicos obtuvo una composición más "serena" que otras características del autor, logrando un contrapunto entre lo opaco y lo translúcido pero rehuyendo al uso de formas escultóricas de metal (material predilecto gehriano), que en una zona de alta radiación solar y tórridas temperaturas hubiera sido insufriblemente deslumbrante.


Estos elementos cónicos toman también parte del concepto de las torres de viento, ya no formal sino funcionalmente, al ofrecer protección solar, canalizar las brisas y expulsar el aire caliente de una forma natural.


Pero además de elementos vernaculares, Gehry ha usado referencias de espacios industriales usados para exposiciones a gran escala (algo así ya había sido incluido en la Sala Fish de su museo en Bilbao). En todo caso se puede adivinar un repertorio de escalas, alturas y sensaciones a través una serie de galerías conectadas a través de puentes aéreos y organizadas en torno a un atrio central. Llama la atención la escasa cantidad de vanos, acaso un reflejo de la tradición islámica, introvertida y masiva.

Si bien este diseño, cuyo producto es un grupo de cajas inclinadas, diera la impresión de ser parte de la corriente deconstructivista, creo que tiene diferencias de fondo con este movimiento. El deconstructivismo (representado por Peter Eisenman, Daniel Libeskind y, en cierto modo, Rem Koolhaas) se basa en la rotación, traslación y descomposición de volúmenes simples de acuerdo a reglas racionales muy precisas, superponiendo volúmenes y espacios basándose en relaciones topológicas del objeto-edificio consigo mismo y su entorno. La obra de Gehry sin embargo (más parecida a la de Miralles) toma una aproximación más escultórica, adicionando, superponiendo y rotando volúmenes según un proceso de diseño más subjetivo y personal, como él mismo lo demuestra en el documental "Sketches of Frank Gehry" de Sydney Pollack (gracias a Dani por el dato).


En la siguiente entrega revisaremos la propuesta de Zaha Hadid para el Centro de Artes Escénicas.

VER TAMBIÉN


- OTRAS OBRAS DE FRANK GEHRY.
Junto a mi amigo Ahmed frente al Palace Hotel de Abu Dhabi, donde se llevó a cabo la exhibición. Una noche aquí cuesta entre 1,500 y 37,000 dólares (no sé si el desayuno está incluído). En subsiguientes posts iré incluyendo algunas vistas de esta "modesta posada".

6 comentarios:

Jarodrigo dijo...

¡Madre mía, qué envidia de viajes por todo el mundo disfrutas!

Yo de mayor quiero ser como tú ;)

Bueno, ya en serio, no tenía ni idea de todo lo que se está preparando en Abu Dhabi, y me pregunto si saldrá adelante teniendo en cuenta cómo está la situación financiera a nivel mundial.

A nivel arquitectónico pensaba que, también con motivo de la crisis, este tipo de arquitectura de los Gehry, Hadid y similares iría desapareciendo, pero parece que todavía se va a prolongar aún más.

Lo que me gustaría preguntarle a Frank Gehry es si no se cansa nunca de ser Frank Gehry. Es decir ¿no está aburrido de hacer el mismo edificio en cualquier sitio del mundo desde hace 30 años? ¿no le apetece cambiar aunque sea una sóla vez en su vida? Aunque sólo sea por probar yo le animo a que alguna vez haga una pared recta.

Ciao.

Carlos Zeballos dijo...

Jajaja... bueno, en realidad yo le haría esa misma pregunta a los clientes de Gehry, que hace 30 años siguen pagando millones por copias del mismo edificio.

En realidad son muchos los arquitectos que suelen ser repetitivos: Kahn, Mies, Meier, Botta, Ando, Hadid... Creo que Piano e Ito son de los pocos que tratan de crear una respuesta nueva para cada proyecto en lugar de desarrollar un "estilo único" que los haga comercialmente identificables.

Un abrazo!

Dani dijo...

Como ya te comenté, Ghery dejó de resultarme molesto desde que le dí una oportunidad para explicarse en su documental.
Por cierto, no imaginas la ilusión que me ha hecho la referencia que me has hecho; realmente te honra, no me habría molestado el hecho de que no me hubieras nombrado. Pero me guardo la anécdota como un detalle enorme. Gracias.
Este edificio creo que será mucho más atractivos que otros del mismo autor, esa... Libertad con la que se dispondrán los elementos "duros" se me hace muy surrealista y, por ende, muy atractivo; aun cuando me considero enamorado de otra rama mucho mucho más pragmática.
¡Qué envidia de viajes!
Precisamente hoy voy yo a viajar un poco, solo que a mucha menor escala.
Voy con un amigo a ver la ciudad de las Artes y las Ciencias, de Santiago Calatrava. ¿Has estado alguna vez aquí en Valencia?

Carlos Zeballos dijo...

Gracias a tí Dani. No, no conozco Valencia, aunque espero ir ahí algún día y degustar una buena paella.
¡provecho!

Anónimo dijo...

hola desde México, la verdad es que son de gran ayuda los viajes que realizas y la información que proporcionas, es dificil encontrar informacion tan detallada y más dificil aun es viajar a estos lugares. Te felicito y espero que no nos dejes de mostrar el mundo arquitectónico que nos rodea.

Anónimo dijo...

¿Que tal la Paella?