09 octubre, 2008

RICHARD ROGERS: EDIFICIO LLOYD EN LONDRES

Imagen cortesìa de Rogers Stirk Harbour + Partners

A finales de los 70s el mundo se quedaría boquiabierto cuando dos jóvenes arquitectos, Renzo Piano y Richard Rogers, alborotaran el paisaje urbano de París con su Centro Pompidou, con su polémica forma, exponiendo impúdicamente los servicios es que otros arquitectos se esforzaban en ocultar, exponiendo su eficiente y flexible programa y llevando a la capital francesa a la vanguardia de la alta tecnología en la arquitectura (una completa reseña del Pompidou puede verse en urbalis, del arquitecto Carlos Fuensalida).


En 1977, la compañía de seguros inglesa Lloyd’s empezó a trabajar con Rogers en la creación de sus nuevas oficinas en Londres. Seguramente impresionados por el vocabulario futurista y la innegable eficiencia de los conceptos del arquitecto inglés, pensaron en crear un hito en el neoclásico paisaje londinense que significara el prematuro ingreso de la capital británica al siglo XXI. El resultado, en 1984, fue un edificio icónico, polémico, contrastante con el entorno pero que mantiene su vigencia hasta hoy.

Imàgenes cortesìa de Rogers Stirk Harbour + Partners

CONCEPTO


Rogers definió su propuesta basándose en 4 puntos principales:

1. La Ciudad y el contexto

Contribuir a dotar mayor densidad el ambiente medieval de Londres, reforzando el patrón implícito en la trama de calles.

Pero, es ¿posible hablar de contextualización en un edificio tan diferente a su entorno, básicamente neoclásico y ecléctico? Obviamente, a primera vista no, pero, tal como en el caso del Centro Pompidou, el Lloyd hace uso de una prolífica ornamentación, del uso de concreto, cristales y acero, de sus brillantes escaleras y tubos de ventilación. Expresa a la larga un barroquismo dentro de su lenguaje high-tech.


“Uno observa pedazos de reluciente acero inoxidable, o luz azul eléctrico durante la noche, parchados dentro del sobrio paisaje urbano. Más que una calle vertical, su proximidad a otros edificios le permite penetrar físicamente sus alrededores. La inusual configuración es el resultado de su ubicación con el patrón irregular de las calles medievales y la filosofía dominante del arquitecto de que el edificio debería aparecer como un conjunto de partes. Todos los detalles de la estructura están totalmente mostrados, dándole al espectador un entendimiento de cómo el edificio puede ser soportado y consolidado.”

Edificio en construcciòn. Imagen cortesìa de Rogers Stirk Harbour + Partners

2. Legibilidad

Definiendo una estrategia y no un edificio, un sistema legible que localice zonas, defina el movimiento y los niveles de manera que las áreas puedan cambiar en una base ordenada sin interrumpir los negocios. Las torres de servicio, altamente articuladas alrededor del perímetro brindan un sentido de orden y jerarquía a la apariencia del edificio.




Imàgenes cortesìa de Rogers Stirk Harbour + Partners

El tamaño disímil de las torres agrega dinamismo a la composición y expresa con mayor fidelidad el variopinto paisaje urbano que lo rodea.

Imàgenes cortesìa de Rogers Stirk Harbour + Partners

El edificio está concebido como un gran espacio central definido por tres torres principales y tres torres de servicio. El espacio central, también llamado el “Underwriting Hall” (Salón de Finanzas), es un luminoso e imponente ambiente, visible desde las galerías circundantes y alberga la famosa Campana Lutine (que se suele tañer en señal de duelo ante grandes desgracias).

Imàgenes cortesìa de Rogers Stirk Harbour + Partners Imagenes cortesìa de Steve Cavman
“Dentro la atmósfera es maravillosamente como la de una catedral. La luz se vierte hacia abajo en el espacio del atrio a manera de cañón y luz adicional entra desde grandes instalaciones que actúan también como extractores de aire, ajustados en el techo.”

Imàgenes cortesìa de Rogers Stirk Harbour + Partners

3. Dominio público

El nivel bajo actúa como espacio público, fomentando el encuentro de trabajadores y turistas, donde una cafetería y un bar contribuyen a dar vida a las calles alrededor (aunque lamentablemente, para visitarlo es necesario reservar con anticipación).



Sin embargo, diría que la sensación a nivel peatonal es confusa, amedrentadora y por momentos hostil. Su famosa arcada de acceso se ubica en una calle lateral y conlleva tanto a una plataforma de ingreso como a un semisótano, que es en realidad una especie de plaza que parece poco acogedora. Intimidantes son también la escala y el tamaño de las instalaciones, que evocan por momentos estar paseándose en medio de algún equipamiento industrial.


4. Energía

El diseño aumenta enormemente la calidad del trabajo interno con el acceso de luz natural y ventilación desde el perímetro. La fachada vidriada contribuye dinámicamente a la eficiencia energética del edificio, usando un triple vidriado que permite el retorno del aire.

Croquis cortesìa de Rogers Stirk Harbour + Partners

Adelantándose al tema ambiental Rogers ideó una manera de economizar energía mediante el uso de un manejo de aire eficiente. El aire acondicionado se distribuye bajo el subsuelo mientras que el aire se renueva a través de las lumbreras.

Otro aspecto importante en el éxito de este edificio ha sido su flexibilidad. No sólo su uso puede ser cambiado de acuerdo a las variantes necesidades de sus usuarios. Pero al hacer flexible el exterior, es factible reemplazar partes y modernizar al edificio que, por muy icono de tecnología que haya sido en sus inicios, de no poder renovarse con facilidad ahora sería obsoleto en muchos aspectos.




Y tal vez sea por esa flexibilidad que este edificio, luego de 30 años aún siga vigente. A pesar de que el lenguaje high-tech de Rogers fue moderándose con el pasar de las décadas, muchos de sus principios aplicados en el Lloyd’s fueron adoptados en otras de sus posteriores celebradas obras, como el impresionante edificio del Senado para la Asamblea Nacional de Gales o el espectacular aeropuerto de Barajas en Madrid. Tal vez sea por ello que al Barón Rogers de Riverdale merecidamente le fuera otorgado el premio Pritzker en 2007.


VER TAMBIÈN:

- TORRES, RASCACIELOS, MONUMENTOS
/



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene su merito, pocas cosas tan feas se han construido.

Anónimo dijo...

Thank you!

LAZHYAN dijo...

Buenos dias a todos.

En VIVIENDAS Y EDIFICIOS NACIONALES nos dedicamos a la correcta realización del LIBRO DEL EDIFICIO para profesionales de la construcción atendiendo a los requerimientos de cada Comunidad Autónoma, siempre con una cuidada presentación

No tiene más que ponerse en contacto con nosotros y le atenderemos en lo que necesite.

JOSE GINER
Departamento técnico
www.libroedificios.com

Carlos Zeballos dijo...

Bien José.
Mucha suerte

Vuelos baratos a Londres dijo...

Imponente

Inversiones en oro dijo...

La arquitectura es sin duda un arte que no muchas personas pueden tener, me gustan mucho tus blogs porque presentan verdaderas artes de arquitectura.