23 junio, 2010

TOYO ITO: GRIN GRIN PARK, FUKUOKA.

ENGLISH

Grin Grin Park es un proyecto experimental de Toyo Ito ubicado en Island City , una isla artificial localizada en la bahía de Hakata, al norte de Fukuoka, Kyushu, en el extremo sudoccidental de Japón. En este proyecto, diseñado entre 2002-03 y construido entre 2004-05, la propuesta de Ito combina la concepción del lugar, el edificio y la secuencia del recorrido en una propuesta estimulante e innovadora.


ISLAND CITY

La ciudad de Fukuoka se encuentra en una posición privilegiada en el ámbito comercial del Sudeste Asiático, dada su proximidad a grandes centros urbanos como Busan en Corea y Shanghai en China, además de conexiones a Taiwán, Filipinas, Vietnam y Singapur.
Island City es una isla artificial ubicada al noreste de Fukuoka destinada a reforzar las funciones del puerto, crear un nuevo conjunto industrial, mejorar el sistema de tráfico al este de Fukuoka y a su vez crear un espacio urbano confortable que albergue un grato ambiente residencial.


GRIN GRIN PARK

En medio de Island City se encuentra un parque rodeando a un estanque de forma de frejol o judía. Es curiosa la ubicación del parque, que no ha apostado por un frente marítimo sino por la mediterraneidad, una decisión talvez influenciada por los fríos vientos que azotan Fukuoka en invierno.


El parque tiene tres zonas: el estanque como elemento organizador, el invernadero, ubicado al oeste y que en cierto modo ofrece protección contra la brisa marina y el resto de amenidades que circundan el estanque, compuestas por juegos, paseos arbolados, estares, etc.


Mientras nos acercamos al invernadero nos percatamos, por el mobiliario, de que estamos en un lugar especial. Los juegos de niños, los estares, los servicios higiénicos e incluso las bancas tiene un rol escultórico además de utilitario.


No todos ellos son aciertos, en particular unas bancas circulares permanecen vacías pues son muy incómodas y no favorecen ninguna actividad.


Pero es el invernadero el elemento que más llama la atención en el Grin Grin Park. El proyecto de Ito busca la integración de la arquitectura al paisajismo del parque. Desde el estanque, la arquitectura parece confundirse con el sitio, generando una topografía mixta entre natural y construido, tal vez una analogía a la conformación montañosa del país.

Foto cortesía de Ooni K

Si bien es cierto que Emilio Ambasz -un arquitecto que desde hace tiempo ha promovido la inclusión de vegetación en sus edificios- tiene una propuesta en la misma Fukuoka que comparte el mismo principio, el ACROS Fukuoka International Hall, al utilizar terrazas para extender un parque verticalmente en un edificio, la propuesta de Ito va más allá al intentar establecer una experiencia cinética en el visitante, haciendo que el parque se eleve para crear un recorrido tridimensional basándose en relaciones topológicas de la superficie. En todo caso, la experiencia de recorrerlo me evocó más al Terminal de Pasajeros en Yokohama de FOA que la propuesta de Ambasz.

"Trabajando en sociedad con Sougo Sekkei Kenkyujo, hemos elegido las imágenes de círculos (ondas) que irradian desde el Parque Central hacia la isla entera, como la base de nuestra propuesta. Los enormes círculos se convirtieron en cráteres y montículos para desarrollar diferentes actividades humanas y traer cambios topológicos graduales al Parque Central. Es así que la arquitectura ha hecho su aparición con ondulantes secuencias en espiral, integrándose con la ondulación del terreno más que destacando como arquitectura en sí."

En esta maqueta conceptual puede apreciarse la idea generatriz: una cinta se tuerce dos veces generando tres espacios perforados por lucernarios elípticos.


Esta arquitectura tiene un área techada total de aproximadamente 5,000 m2, y es un equipamiento central ubicada en el parque. Hay 3 espacios preparados alrededor del tema de las experiencias con las flores y plantas, cada una con un área de entre 900 a 1000 m2.



Es interesante cómo el arquitecto usa el edificio para definir un límite del parque frente al estanque, pero al mismo tiempo lo hace absolutamente permeable, siendo posible atravesarlo, escalarlo, ver a través de él o ingresar a su interior.


Estos tres espacios se hallan concatenados por recorridos que no solamente siguen al ras del suelo y al interior, sino que se despegan a manera de puentes y caminerías y salen hacia el exterior, ofreciendo diversas experiencias visuales y recorridos.




Se trata de que los espacios verdes se mezclen con los espacios en los que uno no solamente pueda apreciar el verdor sino también leer libros, almorzar o participar en talleres. Caminerías ofreciendo vistas de todo el parque conectan interiores y exteriores en conjunto con la forma del techo.

Fotos cortesía de Ooni K.

Es precisamente la secuencia del recorrido uno de los elementos que encontré más valiosos en la propuesta, por la libertad que ofrecen al usuario a experimentar el edificio desde varias formas y desde múltiples puntos de vista y porque lo fuerzan a establecer una relación entre el interior y el exterior (ver secuencia de recorrido en el vídeo al final del post).



La losa de concreto y las mamparas o tragaluces de cristal intercambian roles como techo y pared, pero mientas las mamparas aseguran la integración visual con el parque, las claraboyas ayudan a definir los espacios y a agrupar bajo la luz el orgánico juego de caminarías y jardineras.

Foto cortesía de scarletgreen

Las claraboyas son controladas automáticamente según la temperatura ambiental, permitiendo la ventilación en días de calor o cerrándose en caso de lluvia o frío. Los voladizos de la estructura también ofrecen protección ante el calor del verano. Por el contrario, durante el invierno, la temperatura tropical del interior está controlada por calefactores.



A pesar de que es un proyecto relativamente pequeño y de carácter barrial, Toyo Ito aprovecha la oportunidad para resaltar sus conceptos teóricos respecto a la arquitectura y la naturaleza Esta relación basada en la concepción del mundo natural y la arquitectura había sido ya expresada por Ito anteriormente en su Mediateca en Sendai, y también en la Biblioteca en la Universidad de Tama, a pesar de la gran diferencia formal que existe entre ellos. Su relación con la naturaleza no es sólo poética, sino que resalta su inquietud con la tecnología de nuestra era.


Pero esta comunión entre arquitectura y naturaleza ¿está basada únicamente en parámetros sensoriales y fenomenológicos? ¿Es la misma experiencia recorrer el parque Grin Grin que el parque Yoro, "el Sitio del Destino Reversible" de Shusaku Arakawa, por ejemplo? Ciertamente no, Ito marca sus propias reglas, las que sigue con precisión.

"La técnica de diseño que hace posible esta estructura es totalmente única, llamada el método de análisis de la forma. Primero, una forma es escogida, cuyas variaciones son simuladas en la computadora de manera que la carga de torsión, energía de tensión y distorsión sea mínima. Luego una forma estructuralmente óptima es dada como una forma evolucionada. retroalimentaciones a este proceso son intercambiadas varias veces entre los diseños arquitectónicos y estructurales. Finalmente se logra una arquitectura con una cáscara de 40 cm de concreto reforzado."


Uno de los aspectos más importantes a los que el edificio contribuye (más allá de sus aciertos arquitectónicos) es su rol social, particularmente en la educación. La muestra de diversas especies exóticas de flora y fauna dan la oportunidad a la población de expandir sus conocimientos de ciencias mientras recorren un edificio ameno e interesante.

En el siguiente vídeo pueden verse más fotos del parque y el edificio, así como una secuencia de recorrido a través del mismo (Presionar aquí si no puede ver el vídeo).



VER TAMBIÉN


- OTRAS OBRAS DE TOYO ITO
- PARQUES TEMÁTICOS

Para variar, llegué otra vez tarde, cuando estaban a punto de cerrar. Luego de rogarle a este señor, diciéndole que venía desde el otro lado del planeta (lo cual es técnicamente cierto), accedió a dejarme entrar, y acompañarlo mientras cerraba las instalaciones. Cuando le comenté que tenía un blog de arquitectura, se interesó y muy amablemente me copió alguna literatura, y me hizo prometerle que iba a publicar un post sobre el Grin Grin. Bueno, promesa cumplida.

7 comentarios:

arq. Martín Lisnovsky dijo...

Muy Buena Nota y Muy BUena Arquitectura!! Se agradece!!

Carlos Zeballos dijo...

Gracias a tí maestro.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Buscando fotos de Fukuoka, en Google, caí en tu blog! Es muy loco lo que puede hacer la tecnología!
En fin..., no tengo nada que ver con el mundo de la arquitectura pero, me gustó mucho el blog, tiene muy lindas fotografías e información detallada. Suerte y adelante!

Carlos Zeballos dijo...

Muy agradecido y bienvenid@! Si en una de esas pasas por Kioto no dejes de avisarme.
Un saludo

Anónimo dijo...

Muy buena nota! no podia encontrar en ningun lado la informacion sobre el parque (plantas, cortes, etc...) ya que necesito analizarla para un proyecto que estoy haciendo en la universidad! muchas gracias!

Carlos Zeballos dijo...

Un placer. Gracias por pasar por aquí

Anónimo dijo...

es increible la pasion que le pones a tus notas, cuidando siempre de cada detalle! muchas gracias, tu informacion me es muy util!
Una cosa que no entendi del proyecto..los 3 espacios principales se divide en invernadero, y los otros dos? que son??
muchas gracias!