28 marzo, 2009

TADAO ANDO: OMOTESANDO HILLS

Foto cortesía de Oimax

OMOTESANDO HILLS

En el 2006, 20 años después de completado Times I, se terminó el enorme proyecto de regeneración urbana Omotesando Hills, en Tokio, un conjunto mixto que consta de 130 tiendas y 38 departamentos de vivienda (Dicho sea de paso, no hay ninguna colina aquí, como no la hay en Roppongi Hills. Es sólo una forma chic que tienen los japoneses para llamar a sus centros comerciales, en alusión a Beverly Hills).

Foto cortesía de subtly obnoxious

El proyecto, iniciado en 1996, nos muestra al Tadao Ando de los 90s. Para entonces ya había ganado numerosos premios de arquitectura, entre ellos el Pritzker, recibía encargos millonarios y estaba al frente de una de las oficinas de arquitectura más importantes del mundo.

Primer scketch . Imagen cortesía de Tadao Ando Architect & Associates

La construcción se inició en el 2003, ejecutada por Mori Building, una de las más importantes empresas constructoras japonesas (en este moleskine hemos comentado algunas de sus obras más famosas: Roppongi Hills en Tokio y Namba Parks en Osaka).

ANTECEDENTES

Esta obra causó controversia al reemplazar una obra en estilo Bauhaus, los Dōjunkai Aoyama Apartments, uno de los espacios urbanos más ricos e históricamente significativos de Tokio, un conjunto habitacional social construido en 1927 tras el terremoto de Kanto y superviviente a la segunda guerra mundial.
Conjuntamente, se construyó la calle Omotesando como el primer boulevard del país, y que desembocaba en un gran Torii que indicaba el acceso al santuario Meiji.

Fotomontaje con el boulevard Omotesando. Imagen cortesía de Tadao Ando Architect & Associates

Antes (1997), durante (2003) y después de la construcción (2007).
Ver ubicación en Google Maps

Con el tiempo, la zona se fue convirtiendo en un área comercial, y muchas de las viviendas empezaron a utilizarse como boutiques o pequeñas galerías. Al tiempo de la demolición, sólo el 10% era usado como vivienda. La excusa para la demolición, como es usual, fue el peligro de colapsar ante un gran sismo, y si bien algunas voces se alzaron para condenar esta pérdida del patrimonio urbano japonés, lo cierto es que faltó voluntad y dinero para salvar Dōjunkai Aoyama Apartments.

Dōjunkai Aoyama Apartments. Foto cortesía de hyperspace

EL PROYECTO

Frente al edificio se encuentra una arboleda de zelkova, una especie japonesa de frondosa copa. Por este motivo, la propuesta de Ando para la revitalización urbana en esta zona, trató de reducir el impacto, controlando la altura de la edificación para que no sobrepase la altura de la arboleda.

El conjunto tiene dos accesos. El acceso principal es un sesgo diagonal que se comporta como una plaza de acceso.


Sobre ella puede verse el dramático volado de las viviendas que sobresale varios metros sobre la plaza de acceso, enfatizando la fuerza de esta dirección en la composición del conjunto.


El segundo ingreso se encuentra en el extremo Este del edificio. Un gesto interesante es que Ando incluye uno de los edificios originales de Dōjunkai Aoyama Apartments reciclado como ingreso al conjunto. En ocasiones anteriores el arquitecto ha demostrado su capacidad para integrar arquitectura contemporánea en edificios históricos (como en la Villa Oyamazaki o la Biblioteca Nacional de Literatura Infantil). Aquí hace lo contrario, insertando un edificio histórico como parte de su gran conjunto comercial.

El ingreso al complejo es uno de los departamentos originales de estilo Bauhaus.

La fachada se comporta como un anuncio electrónico gigante de 250 metros, compuesta por una serie de pantallas LED que van cambiando continuamente.

Foto cortesía de nori238Foto cortesía de since73

El siguiente video nocturno muestra la fachada de noche.



Para sacar provecho al enorme costo del terreno (un metro cuadrado cuesta miles de dólares) sin perturbar demasiado el perfil de la calle, Ando optó por construir el mayor número de niveles subterráneos.
"Aunque la restauración del edificio original era física y económicamente imposible, fui muy cuidadoso en incorporar dos elementos para que la memoria de los Dojunkai Apartments no fuera olvidada. En primer lugar, fui muy cuidadoso en asegurarme de que la altura del complejo sea igual a la de la fila de zelkova japoneses adyacentes al complejo, construyendo la mitad del complejo bajo tierra..."
Sección transversal. Obsérvese que hacia el otro lado de la arboleda el edificio se retranquea aterrazándose, ya que esta calle es de un nivel más vecinal. Imagen cortesía de Tadao Ando Architect & Associates

"...El segundo fue usar la pendiente de la calle Omotesando como parte del espacio público del conjunto. La fachada continúa por 250 metros siguiendo la pendiente de la calle Omotesando. Cada piso es creado en la pendiente gradual de Omotesando, creando un innovador espacio público urbano".
El concepto es en realidad simple. En un lote triangular, una rampa de 700 m de largo, llamada Spiral Slope va ascendiendo 6 niveles, en torno a un gran atrio de proporciones alargadas y monumentales, iluminado naturalmente por un lucernario.

Foto cortesía de jen44
De esta forma, se tiene un contacto visual y panorámico con todas las tiendas. En un extremo, un ascensor permite una conexión rápida entre los niveles.

Foto tomada por mí desde un letrero que dice "prohibido tomar fotografías".

En la base de atrio existe una escalinata en forma de anfiteatro, cuya textura está compuesta de varios tonos de gris y que se amplía conforme va descendiendo. Éste espacio público ha sido utilizado en varias oportunidades para actividades culturales como la famosa "Noche de las Velas".

Foto cortesía de mireihiroki
Foto cortesía de turezure

Además del aspecto comercial, Ando ha incluido ámbitos para el desarrollo cultural. El llamado Space O, situado en el último sótano, es un espacio multiuso de 500 m2 en el que se efectúan diversas presentaciones culturales o exhibiciones visuales. Ando ya había experimentado con este tipo de espacios tanto en el Open Field del Museo de Arte Chichu como en el Minamidera, ambos en colaboración con James Turrel, en Naoshima. En este caso, el Space O tiene características más flexibles, pero puede ser usado también para ofrecer este tipo de exposiciones en las que el usuario interactúa la obra.

Foto cortesía de Mori Co.

El agua también está presente mediante un canal chato y sereno y una pileta triangular en el vértice del triángulo, un elemento ornamental que da inicio al conjunto. Diría que en la zona Este el centro comercial tiene una escala más humana, y va ganando monumentalidad conforme nos dirigimos al oeste.

La grilla de concreto que conforma en el volumen superior, dedicado a la vivienda, recuerda al recurso utilizado por el arquitecto en su famoso conjunto habitacional Rokko Housing, en Kobe.

Fachada hacia la arboleda. Imagen cortesía de Tadao Ando Architect & Associates

La idea del arquitecto fue aislar lo más posible estas viviendas del frenético mundo que se vive bajo ellas, tratando de resolverlas en un mundo aparte, a pesar de encontrarse en el corazón comercial de la ciudad.

Interiores de las viviendas. Fotos cortesía de Mori Co.

Asímismo, la contribución ambiental del conjunto consiste en dotar a las terrazas de amplios jardines llamados Zelkova Terrace, que cubren un área equivalente al 30% del terreno y se riegan con agua de lluvia. Lamentablemente el público no tiene ningún acceso a este jardín, a diferencia de Dōjunkai Aoyama donde al menos existía un contacto visual. Sin embargo, esta restricción es comprensible, tal vez por la incomodidad que sufren los residentes de conjuntos habitacionales famosos como Rokko Housing o Nakagin Capsule Tower, que tienen que soportar hordas de curiosos arquitectos que disturban su privacidad, y algunos de ellos inclusive tienen el descaro de publicar esas fotos en sus blogs y moleskines.

Zelkova Terrace, los jardines en la azotea del conjunto.

Es fácil caer en el cómodo papel de criticar a Ando. Pienso que este ha sido uno de esos proyectos polémicos en los que siempre hay alguien que lo criticará, en donde se está en contra o a favor del progreso o la preservación, y Ando ha hecho lo posible por tratar de responder a ambos dentro de un contexto moderno, evidentemente sufriendo las presiones económicas de la constructora Mori. Sin embargo, lo cierto es que Omotesando Hills, especialmente si se lo compara con el Time's I & II, no deja de ser un mall, muy sofisticado y algo culturoso, pero al fin y al cabo un mall.


VER TAMBIÉN
-
OTRAS OBRAS DE TADAO ANDO

- COMERCIO.


5 comentarios:

Ben dijo...

Tu blog es de los mejores que he visto.
Qué piensas de los edificios comerciales con respecto a la iglesia con el espejo de agua? dirias que es mejor o peor?

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias Ben.
Pienso que la iglesia sobre el agua en Tomamu y el Times I & II, son obras maestras, a pesar de pertenecer a temas muy distintos, cada uno ha sido resuelto con pasión, mucho detalle e integración al paisaje.
Con respecto a Omotesando Hills, creo que es un tema complejo y polémico, en lo personal pienso que Ando no ha llegado a la calidad espacial con la que define sus previos proyectos.
A ver qué te parece el Tadao Ando de los 2000s, que sale en el próximo post.
Un abrazo

Mario dijo...

Recientemente tuve la oportunidad de visitar una exhibición de Tadao Ando en Nueva York. Gracias por toda esta información.

Carlos Zeballos dijo...

Es un placer Mario.
Me alegra que te haya servido.
Un saludo.

Invertir en oro dijo...

Hola amigo, he leido tu blog y me parece muy bueno, todas estas arquitecturas son geniales y profesionales, gracias por el aporte.
Inversiones en petroleo