18 abril, 2009

PETER EISENMAN EN TOKIO: KOIZUMI LIGHTING THEATER

ENGLISH

El deconstructivismo es una corriente arquitectónica que no ganó muchos adeptos en Japón. La imagen de un edificio (de)compuesto adrede de paredes reclinadas, vigas salientes, columnas torcidas, techos fracturados, como si hubiera sufrido el embate de un cataclismo, no pareció tener eco en una cultura que ve sus edificios abatidos naturalmente y con frecuencia por terremotos y tifones. A ello se sumó la debacle financiera que estremeció al archipiélago a mediados de los 90, además de la desgracia del terremoto de Kobe. Por ello fue un hallazgo encontrar en Tokio este edificio trabajado por Peter Eisenman, uno de los principales teóricos y exponentes del deconstructivismo.


EL DECONSTRUCTIVISMO

El deconstructivismo es una corriente que se originó a inicios de los 80's y que, como parte del movimiento posmodernista (en el que también se incluyeron corrientes como el historicismo y el high tech), se opuso a los postulados del movimiento moderno. Curiosamente, el deconstructivismo también se distanciaría del historicismo, al entender la relación con el entorno de una manera más abstracta y menos icónica.

Conjunto habitacional, IBA, Berlín, Peter Eisenman. La altura del edificio neoclásico vecino se refleja en la substracción que experimenta el volumen en la esquina.

Deconstruir significa tomar un objeto básico, descomponerlo en sus partes primarias, someterlas a una serie de analíticas traslaciones y transformaciones geométricas, producto de relaciones o influencias del entorno, y luego recomponerlas en un nuevo producto que exprese ese proceso de transformación. Era un ejercicio similar al cubismo en la pintura, añadiéndole la cuarta dimensión al objeto arquitectónico, es decir, la variable tiempo (Le Corbusier incluía la variable tiempo como el recorrido que el usuario tenía que hacer para percibir sus edificios; los deconstructivistas incluían el tiempo en la traslación del edificio sobre sí mismo).

Eisenman. Diagramas para la Casa III

"No es por la fractura o simple fragmentación del objeto que se llega al deconstructivismo, ya que eso no sería cuestionar la estructura sino, por el contrario, dañarla y el daño, a mi entender, no tendría otra lectura que el efecto decorativo. Se trata de revelar la tensión geométrica interior de la construcción en sí, algo que siempre estuvo latente, hasta ser descubierto por los arquitectos; no se trata de demoler o desmantelar una obra, por el contrario, se trata de una arquitectura de desviación y reorganización".
Jorge Glusberg

Aronoff Center en la Universidad de Diseño, Arte, Arquitectura y Planeamiento (DAAP), Universidad de Cincinnati. Peter Eisenman, 1988-1993

El deconstructivismo recibió importante influencia del constructivismo ruso de los años 20, aunque no tanto por su concepto social (el movimiento artístico soviético tenía una base socialista importante), sino básicamente a nivel de su concepción formal. El constructivismo exploraba la relación entre volumen y superficie, tomando para ello elementos puros y, sometiéndolos a la influencia de elementos externos, les daba dinamismo y energía, un concepto que el deconstructivismo tomaría para sí 60 años después (Más información sobre el constructivismo ruso en La Arquitectura, del arquitecto Armando Arteaga).

Estudios de Iakov Chernikhov. Vía arquitectura MNP

Ver aquí un video de la concepción de la Torre Tatlin, símbolo del constructivismo ruso.


El deconstructivismo también fue influenciado por la literatura, especialmente los escritos de Jacques Derrida, creador del movimiento literario llamado deconstrucción, y quien, gracias a su amistad con Eisenman, contribuyó con un importante bagage conceptual para el movimiento arquitectónico. De hecho, descontructivistas como Koolhaas y Libeskind han tenido una base periodística o literaria antes de incursionar en la arquitectura.

Uno de los primeros arquitectos en seguir ese proceso de diseño fue Bernard Tschumi en su exitosa propuesta para el Parque de la Villete, y también lo fueron Peter Eisenman, Morphosis y Coop Himmelb(l)au. Conjuntamente con estos "deconstructivistas analíticos" surgió otra faceta más artística y subjetiva, que si bien no es estrictamente deconstructivismo, obtiene resultados espaciales similares, por lo que muchos autores los han incluido en este grupo. A ellos pertenecen, entre otros, el arquitecto-escultor Frank Gehry, Enric Miralles y Zaha Hadid.

El resultado fue una arquitectura muy dramática, dinámica y escenográfica, a veces muy simbólica, otras mucho más sensorial. No se trataba de que el usuario encontrara belleza en la arquitectura, si no que recibiera estímulos que implicaran tensión, caos, perturbación, superposición, inestabilidad, conflicto, todos ellos reflejo de la sociedad en la que vive. Se trataba de que el edificio se entienda como parte de un conjunto y un conjunto de partes a la vez.


El resultado fue también una negación del postulado "la forma sigue a la función" (emblemático del funcionalismo de la arquitectura moderna), emancipándose en una libertad formal por encima de cualquier restricción funcional. Sin embargo, se llegó a excesos, creando muchas veces espacios inútiles, inflexibles, difíciles de mantener, insulsamente improductivos y de un fin meramente decorativo.

Biblioteca del Wexner Center for the Visual Arts and Fine Arts. Nótese cómo la columna se descuelga del techo hasta llegar a poca distancia del piso, contradiciendo el principio estructural clásico de la columna y provocando una sensación de desequilibrio.

El uso de programas informáticos de CAD/CAM fue fundamental para el desarrollo de estas propuestas, en primer lugar para el cálculo estructural que posibilitara soportar y prevenir el colapso de paredes y columnas inclinadas, las que, paradójicamente, parecieran estar colapsando. En segundo lugar, la computadora fue esencial para fabricar las partes y el recubrimiento del edificio, muchas veces conformado por piezas únicas y no repetitivas.

Aronoff Center en la Universidad de Diseño, Arte, Arquitectura y Planeamiento (DAAP), Universidad de Cincinnati. Peter Eisenman, 1988-1993. Foto cortesía de Fusion of horizons

Sin embargo, y como es de suponer, estos factores incrementaron los costos innecesariamente muchas veces para satisfacer los caprichos de los arquitectos, quienes se concentraron tanto en su filosofía y teorías conceptuales que se olvidaron de las necesidades y sentimientos de los usuarios.
"En una ocasión, no me percaté que en un proyecto me había quedado una puerta de 40 cm. Cuando la propietaria me fue a reclamar, se me ocurrió decirle: 'Señora, esa no es una puerta común, es una puerta para que Ud. entre de costado'. La propietaria se fue muy satisfecha".
Peter Eisenman

PETER EISENMAN

Peter Eisenman comenzó su carrera a fines de los 60s, muy cerca de la arquitectura moderna. Junto a Richard Meier, Michael Graves, Charles Gwathmey y John Hejduk, conformó el grupo denominado a quienes, "New York Five", por su trabajo en busca de las raíces del moderno, particularmente el trabajo de Le Corbusier, o simplemente "Los 5 Blancos", por su predilección en el uso de ese color.


En un principio, Eisenman trabajaba sus proyectos basándose en transformaciones de los elementos arquitectónicos, dividiendo volúmenes en planos, planos en grillas, las grillas eran rotadas hasta conformar un producto transformado.
Casa IV. Peter Eisenman, 1972

Más adelante, en la etapa a la que pertenece el proyecto que revisaremos en este post, en las propuestas se observa la huella de la secuencia de transformación, por lo que no sólo es posible apreciar el producto, sino el proceso de diseño.

NUNOTANI HQ Building. La compañía quebró en el 2000 y el edificio fue abandonado.

Al respecto, el notable arquitecto Rafael Moneo, amigo personal de Eisenman, hizo una aguda crítica a este método de diseño (vía Laboratorio de Arquitectura Moderna).
"...En efecto, el proceso se desata, comienza, con un desplazamiento diagonal que da origen a múltiples lecturas y al despliegue de una sintaxis que puede ser riguroso, pero el primer movimiento, el impulso originario, es algo inesperado, arbitrario, algo que queda por completo en las manos del arquitecto. (…) Así pues, y a pesar de que Eisenman trata de ofrecer una manipulación rigurosa del lenguaje, se ve forzado a admitir que el primer impulso es gratuito, sin conexión alguna con el mundo exterior en el que la arquitectura va a ser construida."

Efectivamente, los trabajos de Eisenman en años recientes denotan una mayor subjetividad en el proceso y un resultado en el que no necesariamente expresa formalmente el proceso de transformación.

Proyecto de Eiseman para la Iglesia del Jubileo en Tor Tre Teste, Roma, concurso que finalmente ganó su primo Richard Meier. Me pregunto qué clase de rito podría ejecutarse ahí, porque una misa.. difícil.

Memorial a los Judíos asesinados en Europa, Berlín. Peter Eisenman, 2005. Diseñado para causar un efecto de desazón en el visitante.

KOIZUMI LIGHTING THEATER, 1988-90


Koizumi Sangyo es un fabricante de lámparas y equipos de iluminación. Para este proyecto, sede de esta compañía en Tokio, Eisenman trabajó con Kojiro Kitayama, quien es el medio hermano menor de Tadao Ando (sí, el mundo es un pañuelo). En realidad, a fines de los 80´s y principios de los 90s, había una buena relación entre Eiseman y Ando, y éste último le presentó a su hermano.

Koizumi Lighting Theater un complejo de 8 pisos. En los 5 primeros, se encuentra la exhibición de los productos, mientras que en los 3 últimos, se hallan las oficinas.
Elevación y sección.

Kitayama diseñó una caja de concreto, un bloque de oficinas típico japonés. Eisenman usó esta estructura como contexto y la "atacó" con una serie de pequeños cubos girados en varias direcciones en el espacio. Rasgos de este choque de geometrías son evidentes tanto al interior como al exterior del edificio.


"En lugar de un solo autor, son dos autores que no colaboran juntos, si no laboran separadamente, para negar la noción de la composición unitaria. Trabajando separadamente, confunden la firma del autor, la mano del autor".



Para que ambas propuestas puedan encontrarse, era necesario que haya una estructura unitaria que acoja las partes para conformar una propuesta única.
"Una estructura alberga los elementos externos que se engrapan a ella. Éstos no tienen razón de ser en sí, ni en términos de lugar ni en términos de programa funcional, ni con la relación que instauran con la estructura que los acoge. Ellos son el resultado de una decisión arbitraria".

Plantas y vista exterior.

Por eso, a pesar de la apariencia dinámica y fracturada de la superficie, es posible percibir un orden geométrico cuando se recorre el edificio. O si se lo quiere decir al revés, a pesar de tratarse de una trama muy clara y contundente como base, esta nunca llega a ser repetitiva y es diferente en cada piso gracias a esos elementos que la contaminan.


Un gran atrio de proporciones monumentales nos recibe al ingresar al edificio. Algunos puentes cruzan el espacio en diagonal, no sólo para darle escala a este espacio de 5 niveles, sino también como una antesala al juego espacial que se avecina.

"Así como la introducción de un grano de arena al interior de una ostra produce una perla, así la introducción de elementos anormales puede manifestarse causando la transformación de los espacios internos y externos de una estructura. Un injerto puede también cambiar la naturaleza de un edificio de oficinas tradicional."

Este grano de arena al que se refiere es una serie de L tridimensionales, que para hacer más evidente esta superposición, utilizan colores pastel rosa y verde, trabajados con el pintor y teórico de la arquitectura Robert Slutzky y típicos de los proyectos de Eisenman a fines de los 80s (aunque, a decir verdad, esta combinación cromática no gana muchos adeptos hoy) .


"A través de los cubos en L empotrados en la estructura hay una marca, la cicatriz de una herida".
Diagramas conceptuales.

Aquí, Eisenman hace una referencia a la literatura de la deconstruccíon.
"Ningún piso es culminado en sí, hay siempre una apertura textual en cualquier otro lugar, que esté arriba o abajo. Cada espacio es parte de un texto incomprendido, en el cual existe la posibilidad de la lectura múltiple. Y en cada plano la evolución de las señas crean las condiciones que determinan los textos y permiten la lectura".


Este proyecto recibió un premio de honor del Instituto de Arquitectos Americanos AIA en 1991.

FUENTE:

  • Eisenman 1960/1990. De la arquitectura Conceptual a la Arquitectura Textual. Fabio Ghersi.
VER TAMBIÉN
-
OTRAS OBRAS DEONSTRUCTIVISTAS

- COMERCIO.

Una parada deconstructivista

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen blog.
Muy interactivo y bien estructurado.
Tambien soy arquitecta, en España.

Lo tengo guardado en favoritos.
Creo que encontraré cosas muy interesantes.

Tienes una actitud muy pedagógica.

Carlos Zeballos dijo...

Muchas gracias estimada colega.
Hay, a veces, temas polémicos, como éste. Me ha tomado 6 años publicar algo sobre este edificio pues no sabía en realidad cómo abordarlo. Precisamente, hace poco el comentario de un amigo lector me animó a hacerlo.
Así que se me ocurrió escribirlo como si se lo estuviera explicando a un alumno de arquitectura, o a alguien que, sin ser necesariamente arquitect@, está interesado en el tema.
Creo que en el proceso es cuando más se aprende.
Muchas gracias por su preferencia.
Un saludo.

Mario dijo...

Te agradezco mucho por esta publicación. Siempre me he sentido atraído por el proceso fascinante de los diseños de Peter Eisenman. Estoy en cuarto año de arquitectura y actualmente haciendo un proyecto en el que el concepto principal tiene (o trata de tener mucha influencia del deconstructivismo.
Siempre se aprende mucho con tus publicaciones !! Gracias!

Carlos Zeballos dijo...

Saludos Mario
En realidad, encuentro relación entre tus estupendos trabajos de fotografía abstracta y las teorías de Eisenman; creo que tu línea de investigación tiene aspectos en común.
Un saludo

Yván J. Sánchez dijo...

Es increible como la arquitectura puede llegar a este nivel de depravacion artistica o cientifica (si queremos). 'Parece' peyorativo lo anterior, pero me provoco decirlo. Estos experimentos son parte de otra disciplina artistica: escultura, o los sustentos son parte del gran 'paquete' de conocimientos que se encuentran en la filosofia, pero la arquitectura, como practica artistica nata y siendo un arte aplicado, que esta intrinseca y absolutamente ligado a la realidad y al confort del habitante no puede 'soportar' tales alborotos caprichosos, ensimismados, egocentricos o exhibicionistas. Este trabajo es pura seduccion, no se pueden entender los criterios de composicion o descomposicion, por mas que sea 'libre' deberia tenerlos, por ser el proceso de creacion arquitectonica uno sintetico (que decanta despues de uno previo, que es analitico) y si solo son 'libres' (sin causa) estamos frente a un tipo de arquitectura o composicion que no nos diferenciaria de lo mismo que harian los pinceles ammarrados a las manos de un mono suelto en una habitacion con pinturas en el piso destapadas. Finalmente, para que estudiar, si al final hare 'lo que sienta'?.
Wow, creo que fue un toque largo.
Saludos!
(La puerta de 40cm... que ridiculez!!, alguien me comento una vez que un arquitecto dijo, al ver que no le alcanzaba espacio, por sus formas forzadas, para el dormitorio de la empleada: "Que la empleada duerma parada!")

Carlos Zeballos dijo...

Estimado Iván
Extrañaba un comentario tuyo ya que la propuesta de Eisenman se contrapone directamente al movimiento moderno. En realidad su obra siempre va a provocar pasiones, tanto a favor como en contra (algunos me criticarán la tibieza de ponerme en el medio, pero a mí me sirve mucho aprender escuchando a ambos lados).
Entre las críticas más estructuradas que he encontrado está la de Moneo, que por cierto tomé de tu blog.
Tu comentario también enfatiza una verdad, y es que todo el bagage conceptual que nutre al deconstructuvismo, prescinde de las necesidades funcionales del usuario, y en algunos casos ha resultado en costosos pero inutilizables espacios.
Tal vez ello haya servido de reflexión en propuestas deconstructivistas más contemporáneas y maduras. Por que lo cierto es que el deconstructivismo sigue vigente y algunos de sus más grandes exponentes han aportado mucho a la discusión arquitectónica (Koolhaas, Hadid, FOA, Mayne, etc). Tal vez lo que llamamos ahora deconstructivismo no sea estrictamente tal.
Por otro lado, en general, y particularmente en este edificio, me parece interesante la idea de una estructura racional o histórica que es "atacada" por un segundo orden, ya que es posible reconocer a ambos, mateniendo cierto equilibrio entre una lógica estructural y un dinamismo espacial, sin mayor perjuicio a su función (que en este caso es la exhibición de productos de iluminación).
Pero no creas, es un tema que me ha costado entender y tratar de explicar.
Un abrazo.

Yván J. Sánchez dijo...

Eisenman... como dices, Carlos, que se contrapone al movimiento moderno, sin embargo, comenzo admirandolo, en especial a Corbu, inclusive quiso ir mas alla, pues dijo alguna vez que no se habia llegado aun, en arquitectura, a la abstraccion que si habian logrado en las vanguardias pictoricas de inicios de siglo (XX), el punto es que la querer abtraer solo formalmente, mejor dicho, solo plasticamente, se olvido de los valores del uso y de la tecnica, y a veces, del espacial; asi, se centro solo practicamente en lo figurativo, decantando hacia lo perceptual, luego vino el deconstructivismo, hasta llegar a la mezcla conceptual-filosofica que predomina ahora en su proceso. Su investigacion/proyectacion se desliga asi de la arquitectura para introducirse en el de la escultura y la comunicacion, que no esta mal, solo que se pisa ya otro terreno, dejando el de la arquitectura.
La arquitectura es un arte que esta siempre al servicio del ser humano (con sus caracteristicas materiales e inmateriales), claro solucionando, primero, su propio quehacer o esencia. Asi, no se puede prescindir de la funcion y menos se pueden crear espacios costosisimos sin uso!.
Ahora, como bien dices, es claro que se introduce un 'segundo orden' mas 'libre' en una estructura compositiva rigida, sin embargo, queda esto ahi, no se entiende a que responde aquella intromision... al entorno?, a la identidad corporativa de la empresa?, evoca algo?, hay algun criterio estetico (pues es un arte abstracto o formal) o comunicativo (pues de repente es un arte critico o parlante)?... o... es solo un capricho de autor?... si es asi (es muy probable), estamos ante otro fraude arquitectonico, hablando compositivamente, sin mas rigor que el antojo de un esmerado escultor, (en este sentido tal vez podria decir que Richard Serra es mas arquitecto que Eisenman)
A proposito, motivado por esta conversacion, he creado un nuevo post en el blog del Laboratorio, date una vuelta por ahi.
Saludos!

Carlos Zeballos dijo...

Estimado Yván
No te he contestado aún pues estoy de viaje (el blog está ahora en modo auto), pero antes de salir leí tu interesante post sobre Helio Piñón, y me ha tenido pensando por mucho rato. Espero escribirte pronto.
Un abrazo y gracias por tus aportes

Anónimo dijo...

Creo que esto viene un poco a cuento: http://klaustoon.wordpress.com/2010/02/21/great-moments-of-architectural-theory-iii-eisenmania-or-the-corruption-of-the-modern/

Invertir en oro dijo...

Hola amigo, he leido tu blog y me parece muy bueno, todas estas arquitecturas son geniales y profesionales, gracias por el aporte.
Inversiones en petroleo

mare dijo...

hace honor al nombre este blog...buen collage ordenado!

Ruben Zabala dijo...

Muchas Gracias la verdad que es una muy buena información acerca de este gran arquitecto. me encuentro realizando actualmente un trabajo acerca de Arq. Peter Einsenman me encuentro en cuarto semestre y me ha sido de gran ayuda . Soy estudiante de arquitectura de la universidad nacional de Colombia. Muchas gracias por el aporte